Luis Carrero Blanco

Luis Carrero Blanco
Franco y sus nietos en el Azor (2 de 4) - Fondo Marín-Kutxa Fototeka (cropped).jpg
Fotografiado a bordo del Azor ( San Sebastián)

Subsecretario de la Presidencia del Gobierno[a]
6 de mayo de 1941-22 de julio de 1967

Vicepresidente del Gobierno
22 de julio de 1967-9 de junio de 1973

Presidente del Gobierno
9 de junio-20 de diciembre de 1973

Procurador en las Cortes franquistas
1943-1946

Información personal
Nacimiento 4 de marzo de 1904
Santoña
Fallecimiento 20 de diciembre de 1973
Madrid
Causa de muerte Asesinato
Residencia calle de los Hermanos Bécquer Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Religión Catolicismo Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Militar
Rama militar Armada Española
Rango Almirante
Participó en
[ editar datos en Wikidata]

Luis Carrero Blanco ( Santoña, 4 de marzo de 1904[4]

Terminada la contienda, durante la Dictadura franquista pasó a ocupar puestos de responsabilidad en el seno de la administración franquista. Figura de confianza de Franco, no tardó en convertirse en su mano derecha en el seno del gobierno franquista. Desde su puesto de subsecretario de la Presidencia ejerció una posición clave, actuando como colaborador del propio Franco e interviniendo en los conflictos internos del gabinete frente a otras facciones políticas. Llegó a ser considerado el segundo hombre más poderoso en el seno del régimen franquista. Consecuencia de ello, Carrero Blanco acabaría sucediéndole como presidente del Gobierno. Desempeñó la jefatura del Gobierno durante la etapa final de la dictadura franquista hasta su asesinato llevado a cabo por ETA durante la llamada « Operación Ogro».[5]

Biografía

Orígenes

Nació en Santoña el 4 de marzo de 1904.[3]

Formación y primeros años

Estudió en el Colegio Manzanedo de Santoña e ingresó en la Escuela Naval de San Fernando en 1918.[6] Entre 1920 y 1921 realizó su viaje de prácticas a Sudamérica en el crucero Reina Regente, y tomó parte en la Guerra del Rif (1924–1926). En 1935 fue designado profesor de la Escuela de Guerra Naval de Madrid.

Pasó por los siguientes destinos:[3]

  • Oficial del acorazado Alfonso XIII.
  • Segundo comandante del guardacostas Arcila.
  • Capitán del remolcador Ferrolano.
  • Teniente de navío del cañonero Cánovas del Castillo.
  • Segundo comandante del submarino B2.
  • Comandante del destructor Huesca.
  • Oficial en el submarino General Sanjurjo.
  • Jefe de Estado Mayor de la División de Cruceros.
  • Jefatura de operaciones del Estado Mayor de la Armada.[7]

Al iniciarse la Guerra Civil Española era profesor de táctica submarina en la Escuela de Guerra Naval de Madrid.[ cita requerida] Se refugió en las embajadas de México y Francia,[10] En octubre de 1938 dejó el mando del submarino y embarcó en el Canarias como Jefe de Estado Mayor de la división de cruceros, función que desempeñó hasta el final de la guerra.[ cita requerida]

Carrera política

En agosto de 1939 pasó a ser jefe de Operaciones del Estado Mayor de la Armada. Carrero, que había conocido a Pedro Gamero del Castillo en 1938, fue nombrado gracias al apoyo de este consejero nacional de FET de las JONS en septiembre de 1939.[14]

En 1945, como subsecretario de la Presidencia, aconsejó a Franco como plan de futuro para la dictadura una monarquía de tipo autoritario.[15]

En junio de 1973 fue nombrado presidente del gobierno, lo que hacía pensar que se convertiría en el hombre fuerte del Estado a la muerte del dictador y en el pilar sobre el cual se sustentaría el franquismo sin Franco, pero su asesinato el 20 de diciembre de 1973 en un atentado perpetrado por ETA en Madrid abortó esas expectativas.

Asesinato: la «Operación Ogro»

El asesinato de Carrero Blanco, también conocido por su nombre en clave « Operación Ogro», fue perpetrado por la banda terrorista ETA el 20 de diciembre de 1973, siendo este presidente del gobierno de España. El asesinato provocó un hondo impacto en la sociedad española de la época, ya que suponía el mayor ataque contra el régimen franquista desde el final de la Guerra civil española en 1939. [18]

La desaparición de Carrero Blanco tuvo numerosas implicaciones políticas, en un momento en que se hacía evidente la decadencia física del dictador y con ello, el agravamiento de los primeros signos de descomposición del aparato franquista que se venían manifestando en los últimos años.[20] Los sectores más inmovilistas del franquismo, el denominado " búnker", salieron reforzados de este suceso y lograron influir a Franco para que nombrara como sucesor de Carrero a un miembro de la línea dura, Carlos Arias Navarro. Por su parte, con este atentado la organización terrorista ETA dio un salto cualitativo en sus acciones armadas y se convertía así en uno de los principales actores de la oposición al franquismo.

El régimen le otorgó, póstumamente, el título de duque de Carrero Blanco.

A pesar de que las autoridades iniciaron una investigación para aclarar los hechos, el caso quedó archivado al comienzo de la Transición y nunca se esclarecieron del todo las circunstancias. Los autores del atentado tampoco llegaron a ser juzgados por estos hechos y tras la muerte de Franco se beneficiarían totalmente de la amnistía concedida en 1977.

Placa en recuerdo a Carrero Blanco en el lugar donde sufrió el atentado que acabó con su vida.

La complejidad del atentado y su cercanía con la embajada de los EE. UU. hizo sospechar que tal vez otras organizaciones estuvieran implicadas, estando la CIA y su jefe de estancia en España González Mata, entre las más mencionadas,[22]

En el año 2008 se desclasifica una nota de la embajada de los EE. UU. en Madrid al Departamento de Estado del Gobierno de los EE. UU. en el que se afirma que El mejor resultado que puede surgir... sería que Carrero desaparezca de escena, con posible sustitución por el general Díez Alegría o Castañón.[23]

El hecho de que durante la Guerra de Yom Kipur —octubre de 1973— Carrero Blanco impidiera a los Estados Unidos usar las bases estadounidenses en territorio español llevó a la agencia soviética TASS a declarar que la CIA había asesinado a un político franquista de tendencia nacionalista que se niega a entrar en la OTAN y a cumplir ciegamente las órdenes de Washington.

La única persona que supuestamente vio la cara al conocido como «hombre de la gabardina blanca» que entregó los horarios y rutas de Carrero Blanco, en el hotel Mindanao de Madrid, fue José Miguel Beñarán Ordeñana, Argala, quien murió en 1978 a manos de una organización ultraderechista terrorista, el Batallón Vasco Español.[24]

Other Languages