Luis Antonio de Francia

Luis Antonio de Francia
Delfín de Francia
Pretendiente al trono de Francia
Louis-Antoine, Duke of Angouleme - Lawrence 1825.jpg
Información personal
Nombre secular Louis-Antoine d'Bourbon
Otros títulos Hijo de Francia
Duque de Angulema
Conde de Marnes
Nacimiento 6 de agosto de 1775
Palacio de Versalles,
Bandera de Francia Francia
Fallecimiento 3 de junio de 1844 (69 años)
Gorizia, Bandera de Austria Austria
Entierro Iglesia del monasterio franciscano de Kostanjevica, Nova Gorica, actual Eslovenia.
Familia
Casa real Borbón
Padre Carlos X
Madre María Teresa de Saboya
Consorte María Teresa de Francia

Coat of Arms of the Dauphin of France.svg
Escudo de Luis Antonio de Francia

[ editar datos en Wikidata]

Luis Antonio de Francia (en francés, Louis-Antoine de France; Versalles, 6 de agosto de 1775 - Gorizia, Austria, 3 de junio de 1844) fue el último delfín de Francia entre 1824 y 1830, hijo primogénito de Carlos X y María Teresa de Saboya. A su nacimiento, su tío, el rey Luis XVI de Francia, le otorgó el título de duque de Angulema.

Infancia, primer exilio y Restauración

Corona de Luis Antonio como delfín de Francia (data de 1824), foto de 1906.

Nació en 1775, hijo de Carlos Felipe de Borbón, Conde de Artois y hermano menor del entonces joven rey Luis XVI y de María Teresa de Saboya.

Abandonó Francia con sus padres en 1789, debido a los acontecimientos revolucionarios y pasó gran parte de su vida en el exilio. Contrajo nupcias con su prima hermana María Teresa de Francia con quien no tuvo sucesión, aunque años más tarde la pareja crió como hijo a su sobrino Enrique de Artois, duque de Burdeos y conde de Chambord. Regresaron a Francia cuando cayó el Primer Imperio Francés (Napoleón I) y su tío Luis XVIII ascendió al trono.

Luis Antonio de Artois, duque de Angulema.

Era primo de Fernando VII, y en 1823 encabezó el ejército de los Cien Mil Hijos de San Luis, enviado a España para ayudar a Fernando VII a restablecer la monarquía absoluta. La expedición no encontró ninguna oposición militar importante, salvo a la hora de sitiar Cádiz donde salió victorioso de la batalla de Trocadero, que propició la finalización del Trienio Liberal español y la vuelta del absolutismo del rey Fernando VII. Así en el manifiesto del Puerto de Santa María, fechado a 1 de octubre de 1823, que dirigió a D. Víctor Sáez, el rey decía:

Mi augusto y amado primo el duque de Angulema al frente de un ejército valiente, vencedor en todos mis dominios, me ha sacado de la esclavitud en que gemía, restituyéndome á mis amados vasallos, fieles y constantes.

Fernando VII le ofreció el título de príncipe de Trocadero y le ofreció el palacio de Buenavista, ofertas ambas que rechazó el duque de Angulema,[1]

"Un Fils de France est au dessus de cela"[1] (Un hijo de Francia estaba por encima de eso)

A continuación en una carta llevada a su primo por medio de Louis Justin Marie de Talaru, embajador de Luis XVIII de Francia en Madrid, recriminaba en términos muy duros al monarca los excesos de su reinado y le conminaba a redimirlos, una vez recuperado el poder absoluto.[2] Entre otros tuvo como menino al conde de Osmond, hermano de la célebre memorialista Mme. de Boigne.

El 16 de septiembre de 1824, al ascender su padre al trono como Carlos X, se convirtió en delfín de Francia, y por tanto heredero de la corona. El 30 de julio de 1830, en el ámbito de la Revolución de julio, Carlos X fue depuesto.[8]

Other Languages