Luis Amadeo de Saboya

Luis Amadeo de Saboya
I Duque de los Abruzos
Luigi Amedeo, Duke of the Abruzzi.jpg
Luis Amadeo de Saboya.
Información personal
Nombre secularLuigi Amedeo Giuseppe Maria Ferdinando Francesco di Savoia-Aosta
Otros títulos
Nacimiento29 de enero de 1873
Palacio Real de Madrid,
Madrid, Flag of Spain (1785–1873, 1875–1931).svg España
Fallecimiento18 de marzo de 1933
(60 años)
Jowhar, Flag of Italy (1861–1946).svg Somalia Italiana
EntierroOrillas del río Uebi Scebeli,
Flag of Somalia.svg Somalia
Familia
Casa realCasa de Saboya
PadreS.M. Amadeo I de España
MadrePrincesa María Victoria dal Pozzo della Cisterna

Príncipe Luis Amadeo de Saboya, duque de los Abruzos (Luigi Amedeo Giuseppe Maria Ferdinando Francesco di Savoia-Aosta, Madrid, 29 de enero de 1873 - Jowhar, Somalia Italiana, 18 de marzo de 1933) fue un príncipe, marino, montañero, explorador y geógrafo italiano.

Es conocido por sus exploraciones en el Ártico y por sus expediciones de montaña, en particular, al monte San Elías (Alaska y el Yukón) y al K2 (Pakistán-China). En la Primera Guerra Mundial participó como almirante de la Regia Marina.[1]

Primeros años

Luis Amadeo era nieto del rey Víctor Manuel II de Italia. Nació en Madrid, España, durante el breve período (1870-1873) en que su padre gobernó como rey Amadeo I de España. Luis Amadeo era el más joven de los tres hijos nacidos de Amadeo (también conocido por su título italiano, duque de Aosta) y su esposa, María Victoria dal Pozzo della Cisterna. Poco después de su nacimiento, su padre, que había reinado en España desde 1870, renunció y regresó a Italia.

Fue bautizado en la Capilla Real del Palacio Real de Madrid el 2 de febrero de 1873.[3]

Luis Amadeo era un miembro de la Casa de Saboya, bien conocida en Europa desde el siglo XII. Su tío se convirtió en 1878 en rey de Italia, Umberto I de Italia, y su primo se convirtió en rey Victor Emmanuel III en 1900. Su título ducal fue tomado de la región italiana de Abruzzo.

A los quince años ingresó en la Real Academia Naval de Livorno y participó en un crucero de la nave Amerigo Vespucci alrededor del mundo, incluyendo estancias en Eritrea, entonces una posesión italiana, y Vancouver.

Había comenzado a entrenarse como alpinista en 1882 en el Mont Blanc y Monte Rosa (Alpes italianos). La primera aventura que le dio celebridad fue la primera ascensión del monte San Elías (Canadá / Estados Unidos, 5.489 m), en 1897, durante la cual se determinó el origen geológico y la altitud de la montaña. Allí, la expedición sufrió un espejismo que los nativos y exploradores afirmaron haber visto sobre un glaciar, lo que se llama la ciudad silenciosa de Alaska. C.W. Thornton, que fue miembro de la expedición, escribió: «No fue necesario el esfuerzo de la imaginación para compararla con una ciudad, pero era tan distinta que requería, en cambio, fe para creer que no era en realidad una ciudad».[4][cita requerida]

Otro testigo escribió en The New York Times: «Podíamos ver claramente las casas, calles bien definidas y árboles. Aquí y allá se levantaban torres de altura sobre edificios enormes que parecían ser antiguas mezquitas o catedrales».[5]

Algunos piensan que el espejismo es una imagen de la ciudad de Bristol, Inglaterra, que está a 4.500 km a través del polo. Su fantasmal imagen se reporta cada año entre el 21 de junio y el 10 de julio.

Other Languages