Lugares Colombinos

Lugares Colombinos
Bien de Interés Cultural
Patrimonio histórico de España
MapatoograficoHuelvasiglo18.jpg
Mapa topográfico de Huelva y los Lugares Colombinos (s. XVIII).
Declaración PHE: 2 de marzo de 1967
BIC: 18 de octubre 2016
Figura de protección PHE: Conjunto histórico artístico
BIC: Sitio histórico y Conjunto Histórico
Código PHE: RI-53-0000083 [1]
BIC: 01210500082 [2]
Ubicación Provincia de Huelva
Página no enlazada a Wikidata y añade el enlace en español: Lugares Colombinos.
Mapa localización de los Lugares Colombinos.

El término Lugares Colombinos fue acuñado por estudiosos e historiadores del descubrimiento de América, para denominar a los lugares en los cuales Cristóbal Colón realizó los preparativos para el primer viaje colombino.

Posteriormente se oficializa como figura de protección cultural e histórica con el Decreto 553/1967, de 2 de marzo, del Gobierno de España, por el que fue declarada Conjunto histórico artístico[3] de la provincia de Huelva, en torno a aquellos lugares andaluces que tuvieron una especial relevancia en la preparación y la realización del primer viaje de Cristóbal Colón, que dio como resultado el descubrimiento de América.

Esa primera figura de protección fue adaptada y ampliada por la Junta de Andalucía, mediante el Decreto 167/2016, de 18 de octubre, por el que se inscriben en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, como Bien de Interés Cultural (B.I.C.), con la tipología de " Sitio histórico" y “ Conjunto Histórico” de los Lugares Colombinos.[4]

Adicionalmente, el 29 de enero de 2016, la candidatura "Monasterio de Santa María de La Rábida y los Lugares Colombinos de Huelva" fue inscrita en la Lista Indicativa de España del Patrimonio de la Humanidad, en la categoría de bien cultural (nº. ref 6080),[6] como propuesta para ser declarada Patrimonio de la Humanidad.

Ambas figuras de protección de los "Lugares Colombinos", incluyen como conjunto histórico a dos localidades de la provincia de Huelva: una es Palos de la Frontera (dentro de su término municipal se encuentra además el monasterio de La Rábida), y la otra localidad es Moguer. Esos lugares fueron frecuentados en múltiples ocasiones por el almirante, en ellos recibió ayuda y colaboración para el proyecto que pretendía realizar, los franciscanos del Monasterio de la Rábida, los hermanos Pinzón de Palos de la Frontera, los hermanos Niño de Moguer y otras prestigiosas familias marineras de la zona tuvieron una destacada participación en la empresa descubridora.

La zona, después del descubrimiento de América sufrió un fuerte retroceso, especialmente Palos, debido entre otras cosas a la emigración hacía las nuevas tierras descubiertas. El olvido de los hechos protagonizados por estos lugares y sus gentes fue, en parte, corregido por Washington Irving, que gracias a su viaje por estas tierras, su diario y libros sobre los días que vivió en la zona, hicieron que se despertara el interés de historiadores y de otros estudiosos por los lugares protagonistas del primer viaje de Colón.

Los Lugares Colombinos mantienen fuertes vínculos de unión con el mundo iberoamericano, y son el principal referente histórico y cultural de la provincia de Huelva. En la XXV Cumbre Iberoamericana (2016) fue aprobado un comunicado, por los jefes de Estado y de Gobierno de América Latina, España, Portugal y Andorra, reiterando el compromiso con La Rábida como lugar de encuentro de la Comunidad Iberoamericana de Naciones.[7]

Palos de la Frontera

Palos

En Palos de la Frontera (Cuna del Descubrimiento de América) se encuentra la iglesia de San Jorge Mártir ( siglo XV), donde se leyó la real provisión instando a la entrega de dos carabelas aprovisionadas a Colón.[8] Fue declarada Monumento Nacional en 1931.

Cerca de esta Iglesia se encuentra el Puerto de Palos de la Frontera, puerto fluvial del que partió la expedición descubridora, constituido por 7 hornos (dos de cerámica, uno de alimentos, uno de cal y un gran horno de ladrillos y teja), una alota, los astilleros y la fuente la Fontanilla. Desde la Puerta de los Novios de la Iglesia de San Jorge se accedía al histórico muelle del que partió la expedición descubridora de América, junto al cual se encontraba la Fontanilla, que era la fuente pública de Palos, construida sobre un antiguo brocal de época romana y protegida por un templete o tetrapylum, construido con ladrillos en el siglo XIII[9] al estilo mudéjar, donde, según afirma la tradición, se abastecieron de agua las naves Santa María, la Niña y la Pinta.

De esta localidad eran también los hermanos Pinzón ( Martín Alonso Pinzón, Vicente Yañez Pinzón y Francisco Martín Pinzón), co-descubridores de América. Martín Alonso, el mayor de los hermanos, fue determinante para la empresa descubridora, ya que gracias a su prestigio como armador y experto marino se consiguió animar a la marinería de toda la comarca, además contribuyó notoriamente en la empresa aportando la tercera parte de los gastos en metálico y desechando las primeras naves embargadas por Colón contratando otras más adecuadas.[10] Se puede visitar la casa-museo de dichos hermanos en esta localidad, de la cual se conserva su fachada del siglo XV, y parte de su solería original.

También se puede pasear por las orillas del río Tinto en el entorno del muelle de la Calzadilla, de donde partió el Raid aéreo Plus Ultra, lugar muy cercano a donde se encontraba el histórico puerto de Palos (hoy día desaparecido por la pérdida de caudal del río y la colmatación sufrida a lo largo de los años), cerca se encuentra un antiguo camino rural que llega hasta el paraje de la Rábida.

La Rábida

A escasos 3 kilómetros del casco urbano, cerca de la desembocadura del río Tinto, se erige el cenobio franciscano de Santa María de La Rábida (siglos XIV - XV), donde en 1485 llegó por primera vez Cristóbal Colón con su hijo Diego, cansado y desanimado después de su fracaso con Juan II en la corte portuguesa.

En este pequeño monasterio encontró hospitalidad, ayuda y apoyo, especialmente por parte de dos frailes fray Juan Pérez, guardián del Convento, que había servido la corte castellana como contador y confesor y fray Antonio de Marchena, custodio y astrólogo famoso, consejero también de la corte de Castilla. Ambos religiosos le apoyaron ante la Corte y le ayudaron a conseguir las naves y tripulaciones que necesitaba. Dicho convento fue lugar de refugio y de desarrollo de la idea colombina, ya que sus religiosos eran grandes conocedores de las ciencias de aquella época.[12]

Destacan por su interés artístico la iglesia gótico- mudéjar, así como las estancias decoradas con frescos de Daniel Vázquez Díaz, el claustro y el museo, donde se conservan numerosos objetos conmemorativas del Descubrimiento de América.[15] Es la única imagen de la Virgen María coronada por el papa polaco en España.

El Monasterio fue declarado Monumento Nacional en 1856.[19]

En el entorno de La Rábida se encuentra situado el Muelle de las Carabelas, instalación museística que alberga las reproducciones de la nao Santa María y las carabelas Pinta y Niña.

Other Languages