Lucio Manlio Vulsón Longo

Lucio Manlio Vulsón Longo (en latín, Lucius Manlius Vulso Longus) fue cónsul durante la República romana y notable comandante durante la primera guerra púnica.

Durante su consulado, el año 256 a. C., lideró la flota romana junto a Marco Atilio Régulo, llevándola a la victoria en la batalla del Cabo Ecnomo. Tras ello, desembarcó en África junto a Régulo. Con la guerra casi decidida a favor de Roma, fue llamado de vuelta con la mitad del ejército, dejando a Régulo como mando único de las tropas de África. Se celebró un triunfo en su honor.[1]

En 250 a. C. Vulsón fue cónsul por segunda vez con Cayo Atilio Régulo Serrano; con su colega, comenzó el asedio de Lilibea, con escaso éxito.[2]

Véase también

Other Languages