Lucio Afranio

Lucio Afranio

Cónsul de la República de Roma
Junto a Quinto Cecilio Metelo Céler
Predecesor Marco Pupio Pisón
Marco Valerio Mesala Níger
Sucesor Julio César
Marco Calpurnio Bíbulo

Información personal
Nacimiento Desconocido
Cossignano, Italia Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 46 a. C.
Tapso, Túnez Ver y modificar los datos en Wikidata
Causa de muerte Homicidio Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Antigua Roma Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Familia nobiliaria Gens Afrania Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Militar y político
Rango
[ editar datos en Wikidata]

Lucio Afranio (en latín, Lucius Afranius) fue un político y militar romano. Como uno de los más leales partidarios de Pompeyo sirvió como su legatus en el conflicto con Sertorio, así como durante el enfrentamiento con César. Falleció después de la derrota en Tapso, donde también caerían otros destacados líderes republicanos como Metelo Escipión o Catón.[1]

Natural de Piceno, su vinculación política con Pompeyo era consecuencia de las conexiones clientelares que tenía el comandante allí.

Inicios de su carrera

Guerra contra Sertorio

Situación de la Hispania Romana en los tiempos de Sertorio.

Afranio parece haber sido de origen oscuro, llamado por Cicerón con desprecio "el hijo de Aulo", refiriéndose a una persona de quien nadie había oído hablar.[2]​ Inició su carrera militar, en el año 77 a. C., como legatus de Pompeyo durante la campaña contra Sertorio, último de los partidarios de Mario que quedaban con vida. Desempeñó un papel crucial en el Río Sucro. Durante este combate los sertorianos atacaron el ala izquierda pompeyana, que se encontraba a las órdenes del legatus picentino; este pudo contenerlos hasta que los sertorianos tuvieron que retroceder para auxiliar su propio lado izquierdo y, en ese momento, ordenó a sus hombres romper el lado derecho del adversario. El ataque desbandó a los sertorianos, muchos de los cuales murieron durante la retirada. No obstante, los hombres de Afranio se detuvieron para saquear los cuerpos del campo de batalla, momento que aprovecharon los sertorianos para reunirse y dispersarles. Únicamente la llegada de Metelo Pío acabó dando la victoria a los pompeyanos.

Mitrídates

Independientemente de que había vulnerado el mos maiorum al recibir un mandato con solo 24 años de edad - lo que no sentó nada bien a los senadores más conservadores - Pompeyo recibió un nuevo mando, que esta vez le ordenaba acabar con la piratería mediterránea.

En esta campaña Pompeyo no incluyó a Afranio entre sus ayudantes ya que deseaba relacionarse más con la aristocracia romana. El rápido éxito del picentino llevó al Senado a concederle la dirección de las tropas que luchaban contra Mitrídates del Ponto y Tigranes de Armenia. Esta vez Afranio volvería a ser uno de los legatus de Pompeyo, que nada más iniciar la campaña hizo retroceder a sus adversarios hacia el norte.

Mientras se hallaba allí decidió que Armenia quedara custodiada por Afranio.[4]

Derrotado de nuevo Mitrídates, Pompeyo decidió establecer tropas en el Ponto que evitaran su retorno. Concedió a Afranio el mando contra los árabes, a los que derrotó con enorme rapidez abriendo el camino hacia Siria.[5]

Other Languages