Los robots del amanecer

Los robots del amanecer
de  Isaac Asimov Ver y modificar los datos en Wikidata
Género Novela Ver y modificar los datos en Wikidata
Subgénero Ciencia ficción Ver y modificar los datos en Wikidata
Ambientada en Aurora Ver y modificar los datos en Wikidata
Idioma Inglés Ver y modificar los datos en Wikidata
Título original The Robots of Dawn Ver y modificar los datos en Wikidata
Editorial
País Estados Unidos Ver y modificar los datos en Wikidata
Fecha de publicación 1983 Ver y modificar los datos en Wikidata
Formato impreso en rústica
ISBN 2-277-21602-X y 84-9759-955-1 Ver y modificar los datos en Wikidata
OCLC 9555371 y 433621554 Ver y modificar los datos en Wikidata
Los robots y Elijah Baley
El sol desnudo y Mirror Image Ver y modificar los datos en Wikidata Los robots del amanecer Robots e Imperio Ver y modificar los datos en Wikidata
[ editar datos en Wikidata]

Los robots del amanecer[1] (título original The Robots of Dawn) es una novela de ciencia ficción escrita por Isaac Asimov, publicada por primera vez en 1983. Es la tercera novela de la serie de los robots de Asimov. Isaac Asimov comenzó a escribir la novela en la década de 1950, pero la completó años después introduciendo algunos cambios.

Argumento

El libro empieza con su protagonista, el policía Elijah Baley, en la Tierra, entrenando con un grupo de personas, entre las que se encuentra su hijo, con el fin de tolerar los espacios abiertos al aire libre ya que su sociedad vive en ciudades completamente cerradas con un clima artificial. En ese momento recibe la visita de un robot que le indica que debe de personarse en la comisaría.

Le informan de que han pedido que acuda al mundo de Aurora para resolver un crimen que puede tener consecuencias diplomáticas terribles para la Tierra. El robot Jander Panell, un robot humaniforme idéntico a R. Daneel Olivaw se ha bloqueado. Baley lo llama "roboticidio".

El inventor del robot, Han Fastolfe, es el principal, y único, sospechoso. Fastolfe que también aparece en Bóvedas de acero, es el mejor roboticista de Aurora y por ese motivo es el único que puede haber inducido ese estado al robot, y presa de su orgullo, así lo proclama él mismo. Fastolfe es un miembro destacado de la política de Aurora a favor de la Tierra. Los aurorianos quieren seguir colonizando otros mundos pero no quieren que lo hagan los terrestres. La implicación de Fastolfe en este crimen tendrá implicaciones en su carrera política. De esta forma, perderá su influencia y peso político viéndose la Tierra perjudicada. El futuro de la Tierra, y su propio futuro, están en juego.

En la nave de camino a Aurora, Baley se encuentra de nuevo con R. Daneel Olivaw y con R. Giskard Reventlov, otro robot de Fastolfe.

En Aurora, para resolver el crimen, tras reunirse con Fastolfe, interroga a Gladia Delmarre (que aparece en El sol desnudo; ahora prefiere llamarse "Solaria"). El robot Jander era parte de los robots que tenía a su cargo antes de que se encontrase en coma. Se descubre un secreto de Gladia, tenía una relación sexual con Jander, incluso lo consideraba su marido.

A continuación se entrevista con la hija de Fastolfe, Vasilia Fastolfe (aunque prefiere no utilizar su nombre original y prefiere usar "Aliena" en su lugar). Vasilia indica que su padre es un monstruo y que hará todo lo necesario para avanzar en sus teorías de una ciencia que puede predecir el futuro, la psicohistoria. Esto incluye el asesinato de Jander, si le ayudara a observar las respuestas de Gladia. También declara el cariño que le tiene a Giskard, que fue su niñera.

Después, se entrevista con Santirix Gremionis. Gremionis es un aurorano que se siente atraído por Gladia y Vasilia. Con cada una de ellas rompió el tabú aurorano de ofrecerse para tener sexo después de que ellas lo hubiesen rechazado. Gremionis niega estar relacionado con el asesinato y le indica que ha informado al Presidente por injurias. Vasilia le ha manipulado sutilmente para que se enamore de Gladia, y sólo lo confiesa después de que Baley le pregunte directamente sobre eso.

Baley realiza posteriormente una visita a Keldon Amadiro. Amadiro es el rival político de Fastolfe y la cabeza visible del Instituto de Robótica. Le explica las motivaciones políticas del Instituto - desea ver que Aurora, y sólo Aurora, colonice el resto de la Galaxia. Los robots humaniformes son parte integral de su plan de colonización, aunque Fastolfe es el único que puede construirlos. El Instituto ha intentado, en vano, construir uno.

De vuelta a la residencia de Falstolfe, tras la entrevista con Amadiro, el planeador de Baley (un vehículo que utiliza chorros de aire comprimido para flotar levemente sobre el suelo) sufre una aparente avería en el compresor de aire, pero Baley sospecha que se trata de un sabotaje por parte de Amadiro, que Baley sabe es capaz de cualquier cosa con tal de hacerse con Daneel. Para evitarlo, Baley ordena a Daneel y a Giskard que abandonen el vehículo y vayan a la casa de Fastolfe. Unos minutos después, un grupo de robots llega y le interrogan para averiguar donde está Daneel, pero Baley logra engañarles, diciéndoles que ha enviado a Daneel de vuelta al Instituto, y se van. Finalmente, Baley sale del vehículo mientras la tormenta arrecia y trata de llegar a casa de Fastolfe también, pero finalmente su agorafobia le supera y cae inconsciente.

Poco después, Baley despierta y descubre que está en casa de Gladia: el vehículo se paró cerca de su casa, y Daneel y Giskard pudieron formar rápidamente un equipo de búsqueda que rescató a Baley poco después de que cayera inconsciente. Durante la noche, Baley y Gladia mantienen relaciones sexuales.

Al día siguiente, un repuesto Baley mantiene un encuentro previamente planificado con el objetivo de resolver la crisis relacionada con el "roboticidio", con la presencia del Presidente de Aurora (un hombre con pocos poderes reales, pero gran influencia, que media en la crisis), Baley, Fastolfe y Amadiro.

Durante la reunión, en la que diversas acusaciones son lanzadas en ambas direcciones, Baley se enfrenta a Amadiro con una pregunta: durante la entrevista que mantuvo con él, Amadiro dijo que conocía la relación "real" entre Gladia y Jander, pero Baley sabe que dicha relación era un secreto, así que, ¿quién se lo dijo? Amadiro dice que se lo oyó decir a alguien, pero no recuerda a quién, y Baley responde que sólo podría haberlo oído de una persona, el mismo Jander.

Baley da entonces la solución sobre cómo murió Jander: mientras Gladia salía en sus frecuentes paseos con Gremionis, Amadiro aprovechaba dicha ausencia para contactar con Jander utilizando triménsico (un sistema de telepresencia tridimensional) y hacerle preguntas: las respuestas podrían entonces ayudar a Amadiro a comprender cómo fue diseñado Jander, y, por lo tanto, aplicar dichos conocimientos a la creación de un nuevo robot humaniforme. Sin embargo, la dirección de las preguntas produjo entropía en el cerebro positrónico de Jander, la suficiente para provocar un fallo letal que lo mató.

Satisfecho con esta explicación después de que Amadiro confiese accidentalmente que realizó experimentos con Jander, el Presidente da la razón a Fastolfe en la crisis, y Amadiro es obligado a apoyar las políticas de Fastolfe, que empiezan a ser ejecutadas de forma inmediata. La Tierra se ve enormemente beneficiada por dicho cambio.

Sin embargo, Baley no ha terminado aún, y tiene otras sospechas en su mente, basadas en ciertos eventos ocurridos anteriormente, y se enfrenta a Giskard, acusándolo a él del asesinato, y Giskard admite su culpabilidad. Baley cuenta cómo, en muchas ocasiones, Giskard había actuado como si tuviera conocimiento de lo que otras personas pensaban, y señala una ocasión en el cohete cuando Giskard reaccionó a uno de los ataques agorafóbicos de Baley antes que Daneel, a pesar de que Giskard estaba fuera de la habitación y Daneel estaba dentro. Giskard le contesta que Vasilia le otorgó la habilidad de leer y modificar mentes por accidente mientras experimentaba con él, y que usó el conocimiento de la mente positrónica obtenido de la mente de Han Fastolfe para hacer que Jander entrara en estado de shock. Al ser preguntado por la motivación, Giskard dice que lo hizo porque sabía que el plan de Amadiro de construir robots humaniformes para colonizar la galaxia no sería beneficioso para la humanidad, y que ve a los terrestres como la mejor manera de continuar la colonización de la galaxia.

Finalmente, para evitar que otros descubran la verdad, ya que Giskard solo podría usar sus habilidades si se mantienen en secreto, el robot decide bloquear la mente de Baley de forma que sólo podrá hablar del tema cuando esté sólo con Giskard.

Other Languages