Los maestros cantores de Núremberg

Los maestros cantores de Núremberg
Die Meistersinger von Nürnberg
Hans Sachs statue.jpg
Estatua de Hans Sachs en Núremberg.
Género Comedia musical
Basado en Diversas obras literarias
Actos Tres actos
Idioma Alemán
Música
Compositor Richard Wagner
Ubicación de la partitura Museo Nacional Germano, Núremberg
Puesta en escena
Lugar de estreno Königliches Hof-und Nationaltheater
Múnich
Fecha de estreno 21 de junio de 1868
Personajes
Maestros cantores
  • Hans Sachs, zapatero ( barítono bajo)
  • Veit Pogner, orfebre ( bajo)
  • Kunz Vogelgesang, peletero ( tenor)
  • Konrad Nachtigall, hojalatero (bajo)
  • Sixtus Beckmesser, escribano (bajo)
  • Fritz Kothner, panadero (bajo)
  • Balthasar Zorn, estañero (tenor)
  • Ulrich Eisslinger, tendero (tenor)
  • Augustin Moser, sastre (bajo)
  • Hermann Ortel, jabonero (bajo)
  • Hans Schwarz, calcetero (bajo)
  • Hans Foltz, calderero (bajo)
Otros personajes
Libretista El compositor
Duración Cuatro horas y media
[ editar datos en Wikidata]

Los maestros cantores de Núremberg (título original en alemán, Die Meistersinger von Nürnberg) es una ópera en tres actos con música y libreto en alemán de Richard Wagner. Es una de las óperas más largas, aproximadamente alrededor de cuatro horas y media. Se estrenó en el Königliches Hof- und National-Theater en Múnich, el 21 de junio de 1868. El director en el estreno fue Hans von Bülow.

La historia tiene lugar en Núremberg a mediados del siglo XVI. Entonces, Núremberg era una Ciudad Libre Imperial, y uno de los centros del Renacimiento en el norte de Europa. La historia gira alrededor de la guilda real de Meistersinger (Maestros cantores), una asociación de poetas y músicos aficionados, en su mayor parte de la clase media y a menudo maestros artesanos en sus profesiones. Los Maestros cantores desarrollaron un enfoque artesano hacia la música, con un intrincado sistema de reglas para la composición e interpretación de canciones. La obra toma mucho de su encanto de su leal representación de la Núremberg de la época y las tradiciones de la cofradía de los Maestros Cantores. Uno de los principales personajes, el poeta-zapatero Hans Sachs, se basa en una auténtica figura histórica: Hans Sachs (1494–1576), el más famoso de los maestros cantores históricos.

Para la realización del libreto, Richard Wagner utilizó diversas obras literarias: Jacob Grimm (Über den altdeutschen Meistergesang, 1811); la edición de los poemas de Hans Sachs hecha por J. G. Büsching (1816-1819) y su biografía por Friedrich Furchau (1820) así como la Crónica de Núremberg (1697) de J. G. Wagenseil.

Los maestros cantores de Núremberg ocupa un lugar único en la obra de Wagner. Es la única comedia entre sus óperas de madurez (habiendo llegado a rechazar su temprana Das Liebesverbot), y es, junto con Rienzi, de las pocas basadas en un tiempo y espacio bien definidos históricamente más que en un ambiente mítico o legendario. Es la única ópera de madurez de Wagner que se basa en una historia enteramente original, ideada por el propio Wagner. También es la única de las obras de madurez de Wagner en que no hay elementos o poderes mágicos o sobrenaturales. Es un homenaje a la burguesía de la Alemania medieval, a la música contrapuntística de Bach y al espíritu teutón. Los maestros cantores es, como Orfeo, Capriccio, y el propio Tannhäuser de Wagner, una obra musical en la que la composición de música forma parte esencial de la historia.

Fue estrenada en le Teatro Nacional de Múnich (hoy Ópera Estatal de Baviera) en 1868 y forma parte del Canon de Bayreuth. Esta ópera sigue en el repertorio, aunque no está entre las más representadas; en las estadísticas de Operabase aparece la n.º 77 de las cien óperas más representadas en el período 2005-2010, siendo la 18.ª en Alemania y la décima de Wagner, con 50 representaciones.

Interpretación

El argumento de la ópera tiene un evidente significado simbólico mediante el que Wagner expresa sus opiniones sobre la música. Los maestros cantores serían los músicos profesionales, de los cuales Beckmesser representaría la tradición académica que no admite novedades, y Hans Sachs el arte que es admirado por el pueblo. Por el contrario, Walther, que Wagner identifica consigo mismo, sería el artista libre de reglas académicas que alcanza su propio lenguaje individual sin sujetarse a las convenciones. Si bien el desarrollo de la ópera intenta demostrar que éste es el verdadero arte, en el final de la ópera Hans Sachs recuerda la importancia de los maestros, que mantienen la tradición, haciendo además un discurso nacionalista acerca del arte alemán.

Other Languages