Los cuentos de Hoffmann

Los cuentos de Hoffmann
Les contes d’Hoffmann
Les Contes d'Hoffmann.jpg
Género Ópera
Basado en E. T. A. Hoffmann: «Der Sandmann», «Geschichte von verlorenen Spiegelbilde» y «Rat Krespel» (relatos cortos)
Actos 3 actos, con un prólogo y un epílogo
Idioma Francés
Música
Compositor J. Offenbach y E. Guiraud
Puesta en escena
Lugar de estreno Opéra-Comique
París
Fecha de estreno 10 de febrero de 1881 (póstuma)
Personajes
  • Hoffmann, poeta ( tenor lírico)
  • Lindorf, encarnación del espíritu del mal ( bajo o barítono bajo)
  • Coppelius, encarnación del espíritu del mal (bajo o barítono bajo)
  • Dr. Miracle, encarnación del espíritu del mal (bajo o barítono bajo)
  • Dapertutto, encarnación del espíritu del mal (bajo o barítono bajo)
  • Spalanzani, inventor ( tenor ligero)
  • Cochenille, su criado (tenor ligero)
  • Crespel, padre de Antonia ( barítono)
  • Frantz, su sirviente (tenor ligero)
  • Sckemil, amante de Giulietta (bajo)
  • Pittichinaccio, bufón de Giulietta (tenor ligero)
  • Olympia, muñeca mecánica ( soprano ligera)
  • Antonia, cantante ( soprano lírica)
  • Giulietta, cortesana ( mezzosoprano)
  • Stella, cantante de ópera (soprano lírica)
  • Nicklausse, compañero de Hoffmann (mezzosoprano)
  • La voz de la madre de Antonia (mezzosoprano)
  • Andrés, criado de Stella ( tenor)
  • Hermann, estudiante (barítono)
  • Nathanael, estudiante (tenor)
  • Luther, tabernero (bajo)
  • La musa de la poesía (papel hablado)
  • Estudiantes, ciudadanos, nobles[1]
Coro participación destacable[2]
Libretista J. Barbier y M. Carré
Duración 2 horas 45 minutos
[ editar datos en Wikidata]

Los cuentos de Hoffmann (título original en francés, Les contes d'Hoffmann) es una ópera en tres actos, con prólogo y epílogo, música de Jacques Offenbach y libreto en francés de Jules Barbier. Se basa en una obra que el propio Barbier y Michel Carré habían escrito sobre cuentos de E. T. A. Hoffmann. El mismo Hoffmann es un personaje de la ópera, como él mismo hacía en muchas de sus historias.

Barbier, junto con Michel Carré, había escrito una obra, Les contes fantastiques d'Hoffmann ("Los cuentos fantásticos de Hoffmann"), producida en el Teatro Odeón de París en 1851, que Offenbach había visto.[3]

Los cuentos en los que se basa la ópera son Der Sandmann (1816),[5] y Das verlorene Spiegelbild ("El reflejo perdido") de Die Abendteuer der Sylvester-Nacht (Las aventuras de Nochevieja, 1814). El aria de la "Chanson de Kleinzach" en el prólogo se basa en el cuento "Klein Zaches, genannt Zinnober" (1819).

Historia

La ópera se representó, con cortes, en la casa de Offenbach, 8 Boulevard des Capucines, el 18 de mayo de 1879, con Madame Franck-Duvernoy en los papeles de soprano, Auguez como Hoffmann (barítono) y Émile-Alexandre Taskin en los cuatro papeles de villano, con Edmond Duvernoy en el piano y un coro dirigido por Albert Visentini. Offenbach murió el 5 de octubre de 1880, dejando la obra inacabada. Ernest Giraud (1837-1892) emprendió su orquestación y también le añadió los recitativos, de manera semejante a lo que hizo con Carmen de Bizet. Se estrenó en la Opéra-Comique de París, el 10 de febrero de 1881, sin el acto de Giulietta.[6]

La ópera alcanzó su representación número 100 en la Salle Favart el 15 de diciembre de 1881,[9]

La versión en cuatro actos con recitativos se representó en el Ringtheater de Viena el 7 de diciembre de 1881, aunque se produjo una explosión de gas y fuego en el teatro después de la segunda representación.[10]

Los cuentos de Hoffmann forma parte del repertorio operístico, se han realizado algunas grabaciones y se suele interpretar con regularidad. En las estadísticas de Operabase aparece la n.º 30 de las cien óperas más representadas en el período 2005-2010, siendo la 2.ª en Francia y la primera de Offenbach.

En épocas recientes se ha manifestado en los teatros de ópera una tendencia a eliminar los recitativos y a sustituirlos por diálogos hablados, como era la intención de Offenbach. Por otra parte, aunque se vienen dando los tres actos en el orden Olympia-Giulietta-Antonia, la intención de Offenbach fue, como queda claro por las referencias en el prólogo y en el epílogo, que la última fuese Giulietta. En varias ocasiones se ha representado de este modo.

Idealmente, las tres intérpretes, que no son sino diferentes encarnaciones de los amores de Hoffmann, deberían ser interpretadas por la misma cantante, lo que no siempre ha ocurrido. Pero es normal, en los mismos supuestos dramáticos, que los cuatro papeles de "villano" (Lindorf, Coppelius, Miracle y Dapertutto) sean interpretados por el mismo barítono, ya que los cuatro son encarnaciones diferentes del mismo genio del mal que en cada ocasión frustran a Hoffmann. Algunos otros papeles pueden ser doblados.

Other Languages