Los chicos de Jo (anime)

Los chicos de Jo
若草物語ナンとジョー先生
(Wakakusa monogatari: nan to jō sensei)
Género Drama, Infantil
Anime
no_título
Director Kôzô Kuzuha
Producido por Matsumi Tanaka
Guion Louisa May Alcott (novela), Akira Miyazaki
Estudio Nippon Animation
Cadena televisiva Fuji TV
Primera emisión 17 de enero de 1993
Última emisión 19 de diciembre de 1993
Duración 24 min.
Episodios 40
Ver ficha en Internet Movie Database
Ver ficha en Anime News Network
[ editar datos en Wikidata]

Los chicos de Jo (若草物語ナンとジョー先生 Wakakusa monogatari: nan to jō sensei ?, Historia de joven hierba: Nan y Miss Jo) es una serie de anime de 1993. Es una adaptación de la obra Hombrecitos (Little Men, 1871) de Louisa May Alcott y una continuación de una previa producción de 1987, Mujercitas. La serie, que cuenta con 40 episodios, fue dirigida por Kôzô Kuzuha y estrenada en Japón el 17 de enero de 1993.

La serie cuenta la historia de Jo Bhaer como maestra en la escuela de Plumfield, usando métodos poco tradicionales en la educación de sus alumnos. Pertenece al World Masterpiece Theater ("Teatro de Obras Maestras Mundiales") de Nippon Animation, precedida por Jackie y su mascota (1992) y seguida por Tico de los siete mares (1994). El doblaje al español fue producido para Antena 3 Televisión, en la cual se emitió en España en las mañanas de 1994.

Trama

Alrededor de diez años han pasado desde Mujercitas y Jo March, ahora Jo Bhaer, se ha casado con el profesor alemán Fritz Bhaer. Junto a él y a sus dos hijos, Rob y Teddy, ha fundado una escuela en la granja de Plumfield que la tía Marta le había heredado. Entre los niños se encuentran Demi y Daisy, los hijos de Meg March; Demi es un chico adorado y admirado por todos, especialmente por su hermana Daisy, pero quien a veces se pierde en el mundo fantasioso que se ha creado para él mismo. Por otro lado, Daisy tiene un carácter noble y bondadoso, pero que de una manera limita su personalidad; siendo la única niña en la escuela, Daisy a veces se encuentra sola, sin nadie que aprecie sus juegos femeninos.

También se encuentran en Plumfield, Franz y Emil, sobrinos del profesor Bhaer; Franz es el mayor de los chicos y hace su responsabilidad el dar un buen ejemplo. Emil sueña con ser un gran marinero algún día, pero antes tiene que aprender a controlar su mal genio, que lo lleva de ser un muchacho noble a ser sumamente agresivo. Tommy es un muchacho travieso y también un poco descuidado; aprende el arte del negocio colectando huevos en la granja y vendiéndoselos a Jo a cambio de una generosa paga semanal. Jo y el profesor Bhaer tienen métodos ingeniosos, y también innovativos, para la educación de sus pequeños alumnos, variando de los métodos tradicionales y que día a día demuestran su eficacia.

A la escuela llega Nan Harding, una niña que a menudo se comporta como un chicazo y que es en personalidad, la viva imagen de la joven Jo March. Nan prefiere jugar con los chicos que con Daisy, aunque también encuentra en ella a una fiel amiga cuando Jo trata de modelar su lado femenino. Poco después, Nat se une al grupo; Nat es un niño que ha crecido en las calles, ganándose la vida gracias al talento musical que tiene para tocar el violín. Por desgracia, el profesor Bhaer pronto descubre que Nat tiene la mala costumbre de mentir, aunque veces sea con buena intención, pero el profesor conoce un método sumamente eficaz para ahuyentar dicho hábito. Por último, los problemas llegan a la escuela el día que Dan hace su aparición; Dan es un muchacho joven que había sido compañero de Nat. Dan tiene un carácter fuerte, agresivo y no confía fácilmente en la bondad que Jo trata de ofrecerle. Su presencia pone a la escuela de Plumfield en peligro cuando, sin ninguna consideración por las estrictas reglas, Dan intenta enseñar los malos ejemplos que ha aprendido.

Aplicando severos castigos y premiando buenas acciones, a través de la canción y la poesía, Jo y el profesor Bhaer educan a todos y cada uno de sus alumnos, esperando que puedan llegar a ser personas de provecho. Ellos los consuelan durante sus horas de tristeza y los aconsejan cuando comenten errores. En el caso de Dan, Jo tiene siempre la puerta abierta para todo aquel que desee regresar a su cálido hogar en Plumfield, pero por otro lado, el profesor Bhaer cree que un muchacho merece sólo tantas oportunidades. Aunque nunca pierde la esperanza, Jo aprende que a veces la educación correcta puede ser un proceso duro y difícil, así como alegre y provechoso.

Other Languages