Los Increíbles

Los Increíbles (título original en inglés, The Incredibles) es una película de animación por computadora producida por Walt Disney Pictures y Pixar, ganadora de dos Premios Óscar y estrenada en Estados Unidos el 5 de noviembre de 2004.

La película fue escrita y dirigida por Brad Bird, antiguo director de capítulos de Los Simpson y más conocido por haber dirigido la película de animación El gigante de hierro. Inicialmente fue concebida como una película de animación convencional para la compañía Warner Bros, pero ésta clausuró su división de animación. Brad Bird fue contratado entonces por Pixar para desarrollar allí el proyecto.

En marzo de 2014 se anunció el lanzamiento de una secuela titulada Los Increíbles 2, estrenada el 15 de junio de 2018.[1][actualizar]

Argumento

La historia está ambientada en un universo basado en la década los 60, en el que los superhéroes son reconocidos y elogiados a nivel mundial por sus acciones heroicas, permitiéndoles llevar una vida cómoda. Mr. Increíble (Bob Parr), Elastigirl (Helen Parr) y Frozono (Lucius Best) son tres superhéroes que junto a muchos otros se dedican a luchar contra el crimen en el mundo. Después de detener a unos delincuentes, Mr. Increíble descubre a un niño dentro de su vehículo llamado Buddy, que desea ser Incrediboy, el discípulo de Mr. Increíble, pero éste lo rechaza y lo deja solo en la calle. Después se encuentra con un ladrón, buscado por robo, que termina siendo derribado por Elastigirl. De este modo se encuentra con Mr. Increíble, quien ahora siendo su prometido y arreglan su boda. Posteriormente, salta a un edificio para rescatar a un hombre que intentaba suicidarse, pero este termina con varias fracturas. En el edificio, se encuentra con el criminal Bomb Voyage, el cual está robando un banco utilizando sus bombas. De repente Buddy irrumpe en la escena, haciendo que Bomb Voyage le ponga una bomba en su capa cuando este sale volando en aerobotas (hechas por él) con la intención de llamar a la policía. Esta cae a unas vías y las destruye, poniendo en peligro un tren que se acercaba. Mr. Increíble lo salva de un aparatoso accidente y le dice a Buddy que trabaja solo, entregándolo a la policía. Más tarde, acude a su boda con Elastigirl y se casan. Sin embargo, poco tiempo después, Mr. Increíble es demandado por el hombre suicida y los pasajeros del tren que salvó, debido a las múltiples lesiones que sufrieron en el intento de salvarles la vida. Esto desencadenó una oleada de demandas en todo el mundo contra los superhéroes, forzándolos al retiro y a desaparecer de la vista pública.[2]

15 años después, Bob tiene un tedioso y aburrido trabajo en una empresa de seguros con un jefe muy insoportable. Bob trabaja para mantener a su familia, su esposa Helen y sus tres hijos; Violeta, de 14 años, Dash, de 10 años, y Jack-Jack, de 1 año. Violeta y Dash tienen superpoderes: ella puede hacerse invisible y crear campos de fuerza y él puede correr muy rápido. Jack-Jack aparentemente no tiene poderes, y Helen obliga a sus hijos a mantener sus poderes en secreto para lograr integrarse en la sociedad. Por el contrario, Bob desea revivir sus días de gloria y dice que nadie debe avergonzarse de sus poderes. Por ello, un día a la semana va junto a su mejor amigo, Frozono, a combatir el crimen de la ciudad de incógnito (bajo la coartada de que ambos iban a los bolos). Entonces lee en el diario que su amigo, el ex-superhéroe y defensor de los derechos de los superhéroes, Telescopio (Simon J. Paladino), ha desaparecido misteriosamente. Un día, Bob discute con su jefe mientras observa un robo en un callejón cercano. Su jefe le niega poder intervenir y lo amenaza con despedirlo, pero éste pierde los estribos y lanza a su jefe, quien atraviesa varias paredes y queda malherido. En el hospital informan a Bob de su despido y se ve obligado a buscar otro trabajo, aunque no le cuenta a Helen sobre lo que pasó. Poco después, Bob recibe una oferta de trabajo por parte de una empresa tecnológica, donde le ofrecen un pago muy superior a lo que ganaba en su antiguo trabajo. Ante la falta de dinero y el deseo de revivir sus días de gloria, Bob acepta el trabajo y vuelve a ser Mr. Increíble, sin contárselo a su familia.

Mr. Increíble se reúne con Mirage, su contacto, quien le encarga caer en la Isla Palos Locos donde debe desactivar sin dañar un robot llamado "El Omnidroide 9000", el cual está fuera de control y se encuentra destruyendo la isla. Mirage le advierte sobre la inteligencia del robot y que cada vez que Bob ataque, el robot aprende de sus movimientos. Bob corre por la selva hasta que descubre la cercanía del robot, que parece una pelota con piernas de araña. Bob intenta atacar pero es arremetido por el mismo ataque gracias a la inteligencia del omnidroide. Tras una lucha reñida, Bob lo frena y lo lanza al magma de un volcán. Mientras se reía de su aparente victoria, Bob se incorpora pero se queja de un terrible dolor de espalda (por haber levantado al robot); sin embargo, el omnidroide sobrevive por su blindaje y agarra a Bob estirando bruscamente sus extremidades. Gracias a esto, Bob se ríe por haber curado su dolor de espalda facilitando su movilidad y poder entrar dentro de la máquina. El robot, sabiendo que Bob está dentro de él, penetra y daña su armadura varias veces. Tras un último golpe, el omnidroide se apaga por accidente debido a los daños provocados a sí mismo.

Bob regresa a su casa con mucho más dinero para mantener a su familia y continúa trabajando para Mirage, lo que hace que tenga que salir constantemente de viaje; sin embargo, le oculta a su esposa el verdadero motivo de sus viajes. Bob recompensa a su familia ayudando en casa, comprando un vehículo nuevo y pasa más tiempo con sus hijos. Al mismo tiempo, empieza a entrenar todos los días para ponerse en forma y su matrimonio con Helen se fortalece. Un día, Bob descubre que su traje clásico tiene un rasguño, por lo que acude a la casa de una diseñadora de trajes para superhéroes llamada Edna Moda, quien se encuentra retirada. Esta se compromete a fabricarle uno nuevo, pero por insistencia de Bob también le hace a regañadientes una compostura a su viejo traje. Con su nuevo traje, Mr. Increíble se reencuentra con Mirage, quien le dice que debe reunirse en una sala con un consejero a las dos de la tarde, pero resulta ser una trampa y es atacado por el mismo robot que había desactivado. Bob pelea contra él, pero ahora el robot es mucho más ágil y derrota a Mr. Increíble. El omnidroide X10 está manejado por Síndrome, quien tras una discusión, revela ser Buddy, el ex-admirador de Mr. Increíble. Luego de que éste fuera rechazado, Buddy comenzó a fabricar armas y se hizo rico. Además estuvo 15 años planeando cómo vengarse de Mr. Increíble y adoptó el nombre de Síndrome. Aunque en su presentación arroja accidentalmente a Mr. Increíble hasta un río, Mr. Increíble observa que Síndrome se acerca, por lo que salta la cascada y cae río abajo. Síndrome le lanza un explosivo en el río, forzándolo a alejarse de la explosión, que le lleva al interior de una cueva y descubre los restos de Telescopio, el cual había sido asesinado de la misma forma que Síndrome trató de matarlo a él en dicha cueva. Mr. Increíble observa que en una pared de la cueva Telescopio talló con los rayos de sus ojos la palabra "Kronos" antes de morir.

Por su parte, Helen llama a Edna ya que sospecha sobre las andanzas de su esposo y acude a la casa de ella. Ésta le enseña los trajes que ha diseñado para su familia, pero Helen, histérica, se niega, pues no quiere que sus hijos sean superhéroes. Edna le ofrece a Helen llamar a la empresa para la que trabaja su marido para asegurarse de que no la está engañando, pero en la empresa dicen que Bob no trabaja allí desde que fue despedido hace dos meses. Como los trajes que Edna hizo tienen un geolocalizador, ésta le dice a Helen que sí quiere averiguar dónde está Bob, así que envía una señal para saber su ubicación. Durante esto, Mr. Increíble se infiltra en la base de Síndrome, donde llega a computadora situada al otro lado de la lava subterránea, logrando acceder al sistema al adivinar la contraseña, "Kronos", la cual encontró anteriormente en la cueva. En la computadora descubre que los robots de Síndrome han estado matando superhéroes por todo el mundo, incluyendo a Telescopio. Al ver todo eso empieza a buscar a Elastgirl, ante la expectativa de que su esposa esté en peligro, pero por fortuna no aparece localizada. Luego empieza a buscar a Frozono y efectivamente éste está localizado y también descubre que él mismo aparece como dado por muerto por Síndrome, por lo que figura tachado en la base de datos. Cuando Helen usa el geolocalizador para saber dónde está su esposo, el traje de Bob emite un pequeño sonido, haciendo que se active la alarma de la sala de la computadora, por lo que es apresado por Mirage. Helen se deprime creyendo que Bob la engaña, pero Edna la hace entrar en razón recordándole que es Elastigirl y que tiene que enfrentar sus problemas. Finalmente, sabiendo en dónde está Bob, Helen decide pedirle un avión prestado a un amigo suyo y parte hacia la Isla Palos Locos a buscar a su marido, pero sus hijos, Violeta y Dash se meten de polizones en el avión, llevando puestos los trajes que Edna diseñó para ellos. Bob, por su parte, ya capturado, es torturado por Síndrome y éste lo confronta, diciéndole que si conoce al piloto del avión que está sobrevolando su espacio aéreo. En un principio, Bob niega saber la identidad del piloto del avión pero más tarde descubre que su familia está dentro de él. Bob le suplica que no lo haga, pero Síndrome ordena un lanzamiento de misiles y éstos impactan contra el avión, destruyéndolo, a pesar de que Helen pide por radio que desistan del ataque. Por suerte, Helen logra rescatar a sus hijos y caen sobre el mar ilesos. Helen calma a sus histéricos hijos y deduce el origen de los misiles, por lo que deciden seguir el rastro antes de que desaparezca. Mientras tanto, Síndrome se burla de Bob y éste, enojado, atrapa a Mirage, amenazando con matarla si no lo libera. Síndrome reta a Bob a que lo haga, pero Bob no es capaz de hacerlo, y mientras Síndrome se aleja, Bob llora desconsolado la aparente muerte de su familia.

Poco después, Helen se infiltra en la base de Síndrome y llega hasta el ala de detención, el lugar donde está Bob, pero éste ha sido liberado por Mirage, quien siente compasión por él. Bob, furioso, cree que Mirage trata de humillarlo más, pues piensa que su familia murió y por eso la ataca, pero Mirage le confiesa que Helen y los niños viven y están en la isla. Mr. Increíble la suelta y la abraza con felicidad al saber de la supervivencia de su familia, justo en el momento en el que entra Helen, quien piensa que Bob la había estado siendo infiel. Esta se enfurece al verlos abrazados y noquea a Mirage de un violento puñetazo, pero Bob la toma del brazo y la besa y se alegra de que esté viva, pero en eso Bob le pregunta en dónde están sus hijos y Mirage le menciona que acaban de localizarlos en el bosque por lo que se activaron las alarmas y se enviaron guardias a capturarlos. Acto seguido, Bob y Helen escapan corriendo del lugar mientras discuten. Dash y Violeta son descubiertos en el bosque, y estando acorralados por varios soldados de Síndrome, recuerdan lo que su madre les dijo la noche anterior: que si algo sucedía, usaran sus poderes. Dash huye a toda velocidad en el bosque y hace que varias de las naves de los soldados que lo siguen se destruyan. En una impresionante muestra de velocidad, Dash cuando está a punto de llegar al océano se alarma pensando que se caería al agua, pero para su sorpresa descubre que mientras mantenga su velocidad puede correr sobre el agua sin caerse y escapa por poco de sus perseguidores. Mientras tanto, Violeta se escapa de otros soldados haciéndose invisible y usando sus campos de fuerza. En un momento, Violeta es casi asesinada por un soldado pero llega Dash a rescatarla. Luego, otros soldados más les disparan pero Violeta usa su campo de fuerza y Dash lo hace rodar como una bola, destruyendo todo lo que se les atraviesa. Finalmente, Bob y Helen se reencuentran con sus hijos y todos juntos combaten, pero acaban siendo capturados por Síndrome y sus hombres.

Ya en la base de detenciones, Síndrome les muestra su plan maestro a Bob y su familia, pero sólo lo ridiculizan. Cuando Síndrome se va, Violeta se logra liberar usando sus campos de fuerza y después libera al resto a su familia, y todos se marchan en un cohete gracias a la ayuda de Mirage. Al llegar a la ciudad, descubren que el robot de Síndrome está atacando la ciudad. Síndrome, fingiendo ser un superhéroe, utiliza su mando en el control remoto para inmovilizar al robot, pero éste al igual que el anterior robot, también se rebela nuevamente y se deshace de Síndrome, derribándolo, y comienza a vagar fuera de control. Con la ayuda de Frozono y con la colaboración de su familia, Bob logra destruir el robot después de una gran batalla, lo que causa la furia de Síndrome. Este va a su casa y secuestra a su hijo, Jack-Jack. Pero, volando hacia el avión, hace que Jack-Jack se enfade y manifieste sus poderes, transformándose en fuego, luego en metal y por último en un monstruo, atacando a Síndrome y dañando sus botas de vuelo. Jack-Jack cae de sus brazos y vuelve a la normalidad. Bob lanza a Helen y ésta lo atrapa en el aire, salvándolo. Síndrome trata de escapar en su avión jurando venganza, pero Bob le lanza su auto, haciendo que el villano quedara atrapado en la turbina del jet y su capa se enganchara en las aspas, causando la explosión de la nave y su muerte. Más tarde, la familia es perdonada por el gobierno y les permiten volver a ejercer de superhéroes. Tres meses después, al salir de una competencia de atletismo escolar de Dash en la cual queda en segundo lugar (debido a que no le es permitido llegar en primer lugar, ya que de hacerlo quedaría como un presumido por su supervelocidad), presencian la llegada de otro villano a la ciudad, el "Subterráneo" ("Socavador" en España). Todos juntos, entonces, se ponen sus antifaces y se preparan para otra batalla.

Other Languages
asturianu: The Incredibles
български: Феноменалните
brezhoneg: The Incredibles
čeština: Úžasňákovi
Чӑвашла: Суперкилйыш
Ελληνικά: Οι Απίθανοι
suomi: Ihmeperhe
hrvatski: Izbavitelji
interlingua: The Incredibles
Bahasa Indonesia: The Incredibles
íslenska: Hin ótrúlegu
한국어: 인크레더블
lietuvių: Nerealieji
latviešu: Lieliskie
Bahasa Melayu: The Incredibles
Nederlands: The Incredibles
polski: Iniemamocni
português: The Incredibles
Runa Simi: Mana Iñinakuna
română: Incredibilii
русский: Суперсемейка
srpskohrvatski / српскохрватски: The Incredibles
Simple English: The Incredibles
slovenčina: Rodinka úžasných
српски / srpski: Невиђени
українська: Суперсімейка
Tiếng Việt: Gia đình siêu nhân