Lolita Torres

Lolita Torres
LolitaTorres.JPG
Lolita Torres.
Información personal
Nombre de nacimiento Beatriz Mariana Torres Iriarte Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 26 de marzo de 1930
Bandera de Argentina Avellaneda, Argentina
Fallecimiento 14 de septiembre de 2002
(72 años)
Bandera de Argentina Ciudad de Buenos Aires, Argentina
Lugar de sepultura Cementerio de la Chacarita Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Argentina Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Hijos Santiago Burastero, Diego, Mariana Caccia Torres , Marcelo y Angélica Caccia.
Información profesional
Ocupación Cantante y actriz
Año de debut 1942
Año de retiro 1993
[ editar datos en Wikidata]

Lolita Torres ( Avellaneda, 26 de marzo de 1930Ciudad de Buenos Aires, 14 de septiembre de 2002) es el seudónimo de Beatriz Mariana Torres Iriarte, cantante y actriz argentina. Durante su carrera artística de cincuenta años, incursionó en cine, radio, teatro y televisión. Se presentó en Rusia, España y demás países de América Latina, Asia y Europa; filmó casi veinte películas, de entre las cuales se destacan La danza de la fortuna (1944), Ritmo, sal y pimienta (1951), La mejor del colegio (1953) o Cuarenta años de novios (1963).[2]

Biografía

Primeros años

Beatriz Mariana Torres Iriarte nació el 18 de diciembre de 1929 (otras fuentes indican que su nacimiento ocurrió el 26 de marzo de 1930)[6]

En 1942, luego de convencer a sus padres, fue partícipe de la obra teatral Maravillas de España, llevada a cabo en el Teatro Avenida bajo la dirección de Ramón Zarzoso.[8]

Comienzos profesionales

A los 14 años, incursionó como una villana en la película La danza de la fortuna (1944), dirigida por Luis Bayón Herrera y con la protagonización de Luis Sandrini y Olinda Bozán. Luego, un mes antes de que Torres cumpliera 15 años, su madre, Angélica, murió debido a una serie de hemorragias en el hígado producto de una caída (anteriormente le habían extraído el bazo).[5]

Ricardo Passano y Lolita Torres en Ritmo, sal y pimienta (1952).

Dos años después, en 1948, tuvo su primer protagónico cinematográfico en Ritmo, sal y pimienta, que se estrenó en 1951. En aquella comedia, que contenía cuadros musicales, actuó junto a Ricardo Passano (h), quien fue el único actor que la besó en una película, ya que al padre de Torres no le agradaban ese tipo de escenas.[5]

Consagración

Posteriormente, contratada por la empresa General Belgrano,[7]

En 1961, viajó a la Unión Soviética, invitada para participar en el Festival de Cine de Moscú, donde comenzó a adquirir relevancia entre el pueblo ruso. En la URSS tenía popularidad desde años antes, cuando se había estrenado La edad del amor, que fue vista por un millón de espectadores.[10]

Siempre me gustaron Gardel, Julio Sosa y, entre las mujeres, Mercedes Simone. Pero, pese a que crecí en el tango tradicional, estoy abierta a los nuevos giros que sufre el género. Nadie debe estancarse sobre todo en lo artístico. De lo nuevo perdurará aquello que sea auténtico.

Lolita Torres.[8]

Como cantante, Torres interpretó, por lo general, un repertorio principalmente compuesto por temas musicales españoles, de entre los que se destacan: «Cielo andaluz», «Ojos verdes», «La bien paga», «Dulce Cataluña», «No me mires más», «Te lo juro yo», «Si vas a Calatayud», «Martirio», «Mala entraña», «Coimbra divina» o «Sevillanas del Espartero». Sobre sus interpretaciones, Miguel de Molina comentó: «Transmitía; impuso un estilo, nadie pensaba en su voz cascadita.»[1]

El artista necesita evitar encasillamiento, por eso decidí un día no cantar únicamente temas españoles. A esa actitud me llevó el deseo de evolucionar. Ahora, por ejemplo, me encanta volver a la actriz.

Lolita Torres.[8]

En el medio televisivo, encabezó el ciclo La hermana San Sulpicio, donde interpretó a una monja y se transmitió por el canal Teleonce. Formó también parte de los elencos de Señorita Medianoche, Como dos gotas de agua, Mariana, Gorrión, Sangre y arena, etc. En teatro protagonizó piezas como Zazá en 1946 y Según pasan los años, de 1968. Con Juan Carlos Mareco y Délfor Medina actuó en la comedia musical Ladroncito de mi alma y con Analía Gadé en Petit Café.[1]

Sus últimas películas, comprendidas entre 1963 y 1973, tuvieron un modesto éxito en Argentina. Su película preferida, Cuarenta años de novios (1963), de Enrique Carreras, le permitió llevar a cabo un personaje mucho más dramático en comparación con otras caracterizaciones realizadas anteriormente.[13]

Últimos años

Con el paso de los años, su trabajo disminuyó pero aun así editó dos discos («Recital» de 1977 y «Hoy» de 1988) y participó, junto a Charly García, en el álbum homónimo que el cantante editó en 1990, cantando «Filosofía barata y zapatos de goma».[5]

En 1993, condujo por TV su propio ciclo, Dale, Loly, una tele comedia transmitida por Canal 9 con el acompañamiento de sus cuatro hijos. El programa se mantuvo solamente durante un mes y medio, ya que debió suspenderlo por problemas de salud: fue operada de cataratas y padeció una angina de pecho.[5]

Me siento madura, vital, con inquietudes, con deseos de brindarle a los espectadores, y a mí misma, algo más. Si una no anhela hacer cosas nuevas, una envejece, muere por dentro.

Lolita Torres.[8]

En agosto de 2002, fue declarada Ciudadana ilustre de la Ciudad de Buenos Aires por una iniciativa del diputado porteño Guillermo Oliveri, que destacó «la calidad humana y profesional de la señora Torres, que son amplias y reconocidas tanto en el ámbito nacional como en el internacional». El acto se llevó a cabo en el Salón Dorado de la Legislatura comunal y contó con la presencia del esposo de la actriz, Julio Caccia, su hijo Marcelo, Jorge Barreiro, Osvaldo Miranda, Jorge Luz, Carmen Barbieri, Santiago Bal, Mercedes Carreras y Eduardo Bergara Leumann, sin la participación de Torres, ausente por su enfermedad.[14]

El 28 de agosto, fue ingresada en terapia intensiva a raíz de un edema pulmonar que empeoró su condición de salud.[19]

En 2005 la Fundación Konex le confiere un Diploma al Mérito postmortem por su larga trayectoria com cantante de pop/balada.

Vida privada

Principios de la década de 1950, inició un noviazgo con Juan Carlos Mareco, con quien había compartido cartel en Ladroncito de mi alma. Sin embargo, el padre de la actriz desaprobó a la pareja porque Mareco acababa de divorciarse de su primera esposa. Años después, el propio actor admitió que fueron novios y que abandonó a su mujer por ella.[7]

En agosto de 1957, Torres contrajo matrimonio en una parroquia de Belgrano con Santiago Rodolfo Burastero, a quien definió como su «amor verdadero.» La luna de miel la realizaron en Europa y luego, la actriz tuvo su primer hijo: Santiago Ezequiel. Durante un viaje a Mar del Plata, invitada para brindar una nota periodística sobre el Festival Internacional de Cine, Torres y su marido sufrieron un grave accidente automovilístico en el kilómetro 357 de la Ruta 2.[5]

En diciembre de 1961, se casó con Julio Lole Caccia, un joyero amigo de Burastero, algo que fue muy criticado ya que apenas había pasado un año desde el trágico deceso de su primer marido. Con Caccia, tuvo cuatro hijos: Angélica, Marcelo, Mariana y Diego, quienes se dedicarían también a la música y a la actuación.[20]

Other Languages
беларуская (тарашкевіца)‎: Ляліта Торэс
English: Lolita Torres