Lola Racing Cars

Lola Racing Cars (también Lola Cars International o más comúnmente Lola) es una compañía de ingeniería de automóviles de competición fundada por Eric Broadley y con sede en Huntingdon, Inglaterra. Lola es uno de los nombres más conocidos en el automovilismo deportivo. Una subsidiaria de Lola es el fabricante de botes y piraguas Lola Aylings. En 1998 fue adquirida por Martin Birrane tras un desastroso intento de incursionar en la Fórmula 1.

El nombre de la compañía, Lola (hipocorístico de Dolores), tiene un curioso origen. Cuando Broadley construyó su primer coche, estaba de moda la comedia musical Damned Yankees, en uno de cuyos números intervenía el personaje de Lolita Banana, cantando la canción Wathever Lola wants, Lola gets (Lo que Lola quiere, Lola lo consigue). Broadley pensó que el título de la canción podía expresar muy bien el espíritu de su empresa.

Fórmula 1

Hizo su primera aparición en la Fórmula 1 en 1962, proveyendo chasis al equipo Bowmaker Yeoman Racing de Reg Parnell, con John Surtees como piloto. El éxito fue inmediato cuando el coche consiguió la primera posición de partida en su primera carrera. Sin embargo los coches eran inconsistentes y tras sólo dos temporadas Lola decidió abandonar por el momento la construcción de coches para Fórmula 1. En 1967 Lola asistió a Honda y Surtees con su coche de Fórmula 1 y modificaron el pesado diseño del Honda RA3000, que fue llamado extraoficialmente "Hondola" por la prensa.

A partir de entonces, de vez en cuando Lola continuó produciendo automóviles de Fórmula 1, pero no corrieron bajo su nombre. Embassy-Hill de Graham Hill, FORCE de Carl Haas, Larrousse y Scuderia Italia corrieron con chasis construidos por Lola entre 1974 y 1993 con poco éxito y un tercer lugar de Aguri Suzuki para el Larrousse de motor Lamborghini en el Gran Premio de Japón de 1990 como mejor puesto.

A pesar del pobre rendimiento, Lola fue convencida en 1996 a producir un nuevo coche, esta vez en un equipo bajo su propio nombre, para entrar en la Fórmula 1 en 1998. Sin embargo, el plan de Fórmula 1 fue precipitado y con poco financiamiento. Lola originalmente planeaba presentarse en 1998, pero presiones del patrocinador principal, MasterCard, ocasionaron que Lola debutara con su nuevo coche en 1997. El coche tenía muchos problemas, pero el peor de ellos era la aerodinámica, ya que nunca había sido probado en un túnel de viento, lo cual era impensable para cualquiera de sus competidores salvo el austero Minardi. El coche era defectuoso en lo fundamental y la falta de pruebas en túnel de viento le causó más de un problema. A pesar de los problemas, el equipo confiaba en poder terminar por delante de otros equipos. El resultado fue desastroso: tardaron 12 segundos del tiempo de la pole position, los coches estaban totalmente fuera de ritmo y eran incluso más lentos que los coches de Fórmula 3000 de Lola Tras sólo una carrera el equipo abandonó la Fórmula 1 inmediatamente. Desde entonces Lola no ha mostrado interés en regresar a la Fórmula 1 debido a los presupuestos multimillonarios que se requieren. Sin embargo, debido a las nuevas propuestas económicas impuestas por la FIA para 2010, el 22 de abril de 2009 Lola Racing Cars confirma su intención de entrar en el campeonato mundial de Fórmula 1 de 2010.

Other Languages
Deutsch: Lola Cars
English: Lola Cars
français: Lola Cars
lietuvių: Lola Racing Cars
Nederlands: Lola (automerk)
polski: Lola Cars
português: Lola Cars
română: Lola
русский: Lola Cars
slovenčina: Lola Cars
slovenščina: Lola Racing Cars