Lockheed AH-56 Cheyenne

Lockheed AH-56 Cheyenne

Ah56a-lc1 b.jpg
AH-56 Cheyenne durante una prueba de vuelo.


TipoHelicóptero de ataque
FabricanteBandera de Estados Unidos Lockheed
Primer vuelo21 de septiembre de 1967
EstadoCancelado
N.º construidos10
Desarrollo delXH-51
[editar datos en Wikidata]

El Lockheed AH-56 Cheyenne fue un girodino de ataque militar sofisticado estadounidense pero que fracasó. En el AH-56 los rotores normales de helicópteros se aumentaron con pequeñas alas y un propulsor, dándole algunas de las características tanto de helicóptero como de avión de ala fija.

Desarrollo

El Ejército de Estados Unidos (U.S. Army) publicó a mediados de los años 60 una especificación, la AAFSS (Advanced Aerial Fire Support System) en la que se describía la necesidad de un helicóptero capaz de desempeñar las tareas de escolta de combate, penetración de largo alcance, soporte artillero y operaciones anti-tanque, de día y de noche y en cualquier condición meteorológica. La especificación tuvo su origen en el conflicto de Vietnam, en el que las bajas sufridas por los transportes de tropas UH-1 Huey, y la falta de un helicóptero de combate capaz, dejaron clara la necesidad de un nuevo aparato.

Desarrollado por Lockheed como respuesta a dicha especificación como diseño CL-840,[1]​ el AH-56 Cheyenne era un helicóptero muy avanzado, en el que la Lockheed incorporó tecnologías ya probadas en el demostrador XH-51, también fabricado por Lockheed. El Cheyenne fue declarado vencedor de la competición AAFSS en 1966, con lo que se otorgaron fondos a Lockheed para la fabricación de 10 prototipos YAH-56 (el prefijo Y indicando el carácter de prototipo).

La primera de estas máquinas hizo su primer vuelo en septiembre de 1967,[4]​ y al no haber cambios sustanciales entre los prototipos y las máquinas de serie, dichos prototipos fueron renombrados AH-56A a principios de 1969.

A pesar de la sofisticación del proyecto, y de los diez prototipos ya fabricados, el AH-56 nunca entró en servicio activo con el U.S. Army. El programa de ensayos en vuelo reveló problemas diversos con la planta propulsora del aparato, problemas que llevaron a la pérdida de tres de los prototipos en varios accidentes. Además, en marzo de 1969 las continuas subidas presupuestarias habían aumentado el coste por unidad del Cheyenne en más de 0,5 millones de dólares, una subida que en vista del gasto militar que tenía entonces Estados Unidos, fue considerada inaceptable. Y por si fuera poco, las rivalidades entre los distintos brazos de las fuerzas armadas estadounidenses provocaron la oposición de la USAF (Fuerza Aérea de Estados Unidos) a que el U.S. Army adquiriera un aparato tan potente como el Cheyenne. El U.S. Army se decantó finalmente por seguir con el desarrollo del Bell AH-1 Cobra, una plataforma más barata y menos sofisticada, y el programa del Cheyenne se canceló formalmente en agosto de 1972.[5]