Lo Prado

Lo Prado
Comuna
Bandera de Lo Prado.svg
Bandera
Escudo de Lo Prado.svg
Escudo
Comuna de Lo Prado.svg
Ubicación de Lo Prado en el Gran Santiago
Coordenadas 33°26′00″S 70°43′00″O / -33.433333333333, 33°26′00″S 70°43′00″O / -70.716666666667
Entidad Comuna
 • País Chile
 • Región Flag of the Metropolitan Region, Chile.svg  Metropolitana de Santiago
 • Provincia Santiago
Alcalde Maximiliano Ríos Galleguillos
Eventos históricos  
 • Fundación 17 de marzo de 1981 (35 años)
Superficie  
 • Total 6.7 km²[1]
Altitud  
 • Media 508 m s. n. m.
Población (2002)  
 • Total 104 316 hab.[1]
 • Densidad 15 569,55 hab/km²
Gentilicio Lopradino, -na
Huso horario UTC-4
Sitio web oficial
[ editar datos en Wikidata]

Lo Prado es una comuna ubicada en el sector norponiente de la ciudad de Santiago, capital de Chile. Fue fundada en 1981 a partir de la división de la comuna de Barrancas y debe su nombre al apellido de un mayorazgo que poseyó estos parajes.[2] Limita con la comuna de Cerro Navia al norte, Quinta Normal al este, Estación Central al sur y Pudahuel al oeste.

Historia

Siglo XIX

En las últimas décadas del siglo XIX el flujo migratorio hacia Santiago adquirió magnitudes crecientes. Este hecho, más el crecimiento vegetativo experimentado en la ciudad modificó drásticamente la configuración demográfica y espacial de la urbe.

La expansión de la ciudad ocasionó no sólo la paulatina urbanización de las aldeas campesinas y predios agrícolas inmediatamente adyacentes al límite urbano, sino que implicó modificaciones en la dominación de ciertos lugares.

Mientras sucedía aquel fenómeno, bajo la administración del Presidente Federico Errázuriz y a petición de los vecinos de las subdelegaciones 13 “ Pudahuel” de la comuna de Maipú y 14 “Pudahuel” de Renca, el gobierno creó una nueva comuna ubicada a unos seis kilómetros al norponiente del centro de la ciudad, que pasó a llamarse de igual manera que el antiguo caserío rural de Las Barrancas.

Siglo XX

En forma paralela al nacimiento de la comuna de Las Barrancas, el borde poniente de la ciudad de la que más tarde sería la comuna de Quinta Normal, se desplazó hacia fundos y quintas de manera inusitadamente rápida. La absorción de las áreas suburbanas no fue un proceso exclusivo de aquella zona de la ciudad. A lo largo de toda la periferia urbana, corredores de propiedades o antiguos propietarios agrícolas, con un patrón similar de acción, construyeron poblaciones, alquilaron o simplemente vendieron sitios, en muchas oportunidades con facilidades de pago y a bajos precios, a empleados, artesanos y obreros dispuestos a establecerse en zonas bien provistas de productos hortifrutículas, conectadas al sistema de transporte colectivo y que en último caso ofrecía aire más limpio que el de muchos barrios de la urbe.

La formación de poblaciones se convirtió en uno de los procesos más novedosos y relevantes en la mecánica de expansión de la periferia. Si bien, en el caso de la comuna de Las Barrancas dicho fenómeno se inició en 1897, fue a lo largo de los primeros años del siglo XX que el municipio de Las Barrancas comenzó a recibir, sistemáticamente, diversas peticiones provenientes de poblaciones ubicadas al oriente de la comuna, en las que se solicitaba a la autoridad edilicia que tuviera a bien implementar algunos servicios básicos debido a que las agrupaciones de viviendas y calles se encontraban ya constituidas.

La actividad inmobiliaria afectó secundariamente a la comuna rural de Las Barrancas, sin embargo, es necesario mencionar que la prensa local de la época, publicó una serie de anuncios comerciales en los que se ofrecían “Casitas para obreros" :

"Arriendo casitas para obreros, cómodas, higiénicas y baratas”

Prensa Escrita

Información que refleja la intensidad y extensión del desplazamiento a partir de 1910, iniciado por los sectores medios y grupos de trabajadores, que junto a otros antecedentes que se disponen en 1916, nos indican que algunos parajes ubicados al poniente y norponiente de la ciudad acogieron una cantidad de “obreros” y “Gente de trabajo”, que con su presencia vino a modificar la configuración exclusivamente agrícola de la comuna.

En todo su proceso de desarrollo, la esencia rural de la comuna no cambió y prueba de ello fue la demanda encabezada por un grupo de antiguos vecinos y nuevos residentes, a través de la cual exigieron al gobierno local una mayor protección policial para hacer frente a una verdadera ola de robos y asesinatos llevados a cabo por bandoleros, cuatreros y delincuentes que habían tomado Las Barrancas como “campo de sus crímenes y salteos”

Se crea la comuna

La comuna de Lo Prado nace por el decreto con fuerza de ley Nº 1-3.260 del 17 de marzo de 1981, a partir de un Programa de Reformulación Comunal (Ley de Descentralización de Comunas) impulsado por el gobierno militar que ejercía el poder en esa época. Su territorio se originaba a partir de la subdivisión de la comuna de Pudahuel, cuya superficie se distribuyó en tres nuevas comunas: Lo Prado, Cerro Navia y Pudahuel.[3]

Anterior a esa fecha y desde el tiempo de la colonia, el sector fue conocido como Las Barrancas, zona rural y acceso obligado para dirigirse a Valparaíso. En el Gobierno de José Manuel Balmaceda (1886 – 1891), se aprobó la Ley que creó las comunas autónomas, naciendo de esto un trazado de cerca de 210 kilómetros, cuyos límites fueron al Norte Renca y Quinta Normal, al Sur Maipú, al Este Santiago y al Oeste Curacaví. Así se conformó la comuna de Barrancas, sector principalmente agrícola, lleno de haciendas y chacras.

En 1931, se construye el primer edificio donde funcionaría la Municipalidad de Barrancas, ubicado en Avenida la Estrella. Desde el año 1943 comienza la explosión demográfica de la comuna. Se empiezan a inscribir en el Municipio los primeros loteos (Población Lautaro, Villa Blanqueado, Jardín Lo Prado). Posteriormente, comienzan a instalarse los primeros centros médicos; el primer retén de carabineros y las primeras quintas de recreo. Hacia el año 1960 empiezan a construirse las viviendas “CORVI”, y también conjuntos habitacionales más residenciales como es el caso de las Villas California, Ecuador, Kennedy y Cardenal Frings.

Cabe destacar que este periodo está marcado por el nacimiento de grandes organizaciones vecinales, encargadas de crear distintos “comités de adelanto”, en busca de soluciones habitacionales a los distintos sectores en donde existían las denominadas “tomas de terrenos”, de pobladores que solicitan ayuda para la obtención de una vivienda, con la cual poder darles a sus familias un hogar más digno. La comunidad también proponía la creación de programas que planteaban la construcción de casas en conjunto con el apoyo de las autoridades de la comuna.

El desarrollo avanza hacia el sector. Ya en 1968 comienza la construcción de la Primera etapa del Metro, que en la actualidad llega hasta las avenidas San Pablo con Neptuno. El 13 de octubre de 1975, por Decreto Ley Nº 1.208, se cambia el nombre de Barrancas por el de Pudahuel, pero más tarde, en 1981 aparece publicado en el Diario Oficial, la Ley de Descentralización de Comunas, por la cual la comuna de Pudahuel es subdividida y se crean dos nuevas comunas: Cerro Navia y Lo Prado, a esta última, le fue anexado un sector de la comuna de Quinta Normal y un pequeño tramo de la comuna a de Maipú. Con ello, se formula el Decreto con Fuerza de Ley N° 1-3260 con lo que Lo Prado se convierte oficialmente en una comuna autómona. Finalmente, el 4 de diciembre de 1984 se establece la Municipalidad de Lo Prado, en conformidad a la Ley Nº 8.294.[4]

Other Languages
català: Lo Prado
English: Lo Prado
euskara: Lo Prado
français: Lo Prado
italiano: Lo Prado
한국어: 로프라도
Nederlands: Lo Prado
português: Lo Prado
română: Lo Prado
русский: Ло-Прадо
српски / srpski: Ло Прадо
svenska: Lo Prado
中文: 洛普拉多
Bân-lâm-gú: Lo Prado