Lluís Maria Xirinacs

Lluís Maria Xirinacs
Xirinacs gr.jpg
Lluís Maria Xirinacs en el Centre Moral i Instructiu de Gràcia, en el año 2007.
Información personal
Nombre de nacimiento Lluís Maria Xirinacs i Damians
Nacimiento 6 de agosto de 1932
Barcelona, Cataluña, España Flag of Spain (1931 - 1939).svg
Fallecimiento 11 de agosto de 2007
(75 años)
Ogassa, Cataluña, España Bandera de España
Causa de muerte Suicidio Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad español
Religión Iglesia católica Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Político pacifista, sacerdote, doctor en filosofía, escritor
Cargos ocupados
  • Senador de España Ver y modificar los datos en Wikidata
Web
Sitio web
[ editar datos en Wikidata]

Lluís Maria Xirinacs i Damians ( Barcelona, 1932 - Ogassa, Gerona, 11 de agosto de 2007) fue un político, escritor, filósofo y religioso español, senador durante la transición española, de ideología pacifista, e independentista catalán.

Biografía

Lluís Maria Xirinacs.

Nació en el barrio del Ensanche de Barcelona, el 6 de agosto de 1932, en el seno de una familia acomodada y católica. Hijo de Enric Xirinacs Espinàs y de Maria Carme Damians Batlle, tuvo por hermanos mayores a M. Lourdes (1929-1975) y a Maria Montserrat (1930); y menores a Anna Maria (1934) y Carles Vicens (1936). Acostumbró a veranear en Sardañola del Vallés y en Begas.[1]

Mientras estudiaba en el seminario, quedó sorprendido por la afirmación del pensador Alfred Korzybski, el cual dijo: «El exceso de información mal digerida nos lleva a pronosticar una especie de mundial esquizofrenia colectiva».[2] Ello influenció decisivamente en Xirinacs, que inició entonces la creación de su modelo de conocimiento de la realidad.

Fue ordenado sacerdote a los veintidós años. Combatió la vinculación Iglesia-Estado con una larga huelga de hambre.

En las décadas de los 60 y 70 hizo cinco huelgas de hambre más, fue uno de los impulsores de la Asamblea de Cataluña. El régimen franquista lo encarceló dos veces ( 1972 y 1974- 1975).

Seguidor de las tesis de Gandhi y de la lucha desde la no-violencia, estuvo de pie ante la puerta de la prisión Modelo de Barcelona, doce horas cada día durante un año y nueve meses, hasta que se aprobó en España la Ley de Amnistía de 1977. Debido a la utilización de formas pacíficas de oposición, Xirinacs alcanzó notable popularidad y fue nombrado candidato para el Premio Nobel de la Paz en 1975, 1976 y 1977, sin llegar a conseguirlo.

En el verano de 1976, impulsó la «Marxa de la Llibertat» («Marcha de la Libertad»), un conjunto de manifestaciones y actos de protesta y sensibilización, que recorrieron toda Cataluña bajo las premisas de libertad y amnistía. Dicho movimiento sufrió la actuación represiva de la policía y la Guardia Civil.

En las elecciones de 1977 se presentó como independiente al Senado por Barcelona consiguiendo el acta de senador. Durante un tiempo, formó parte del grupo parlamentario Entesa dels Catalans.

En la elaboración de la Constitución de 1978 propuso infructuosamente un modelo de constitución alternativa, editado en su libro «Constitución, paquete de enmiendas», en el que defendía un modelo confederal.

En las elecciones generales del 1979 se presentó al Congreso de los Diputados por la coalición Bloc d'Esquerra d'Alliberament Nacional (BEAN), reivindicando el programa de la entonces ya extinta Asamblea de Cataluña, sin alcanzar representación parlamentaria, pero siendo la primera fuerza extraparlamentaria de Cataluña.

En 1980 se presentó por el BEAN a las primeras elecciones al Parlamento de Cataluña después del franquismo, aunque también sin obtener representación.

Abandonó entonces la política activa, y en 1984 fue convencido por Agustí Chalaux para crear, junto con otras personas, el Centro de Estudios Joan Bardina con el objetivo de elaborar un entonces nuevo modelo político, económico y social.

En 1990 Xirinacs abandonó el sacerdocio.

En 2000 volvió a protestar de manera activa, plantándose cada día en la plaza de San Jaime para pedir la independencia de los Países Catalanes.

A los 65 años, se doctoró en Filosofía, después de una brillante carrera de licenciatura, donde obtuvo matrícula de honor en todas las asignaturas.

El 11 de septiembre de 2002, en el marco de un acto reivindicativo celebrado en el Fossar de les Moreres ( Barcelona), pronunció un polémico discurso en el cual comparaba la situación del País Vasco y Cataluña con la de la Argelia prerrevolucionaria de los años 60, y en el cual declaraba:

Gandhi decía que el no violento no puede tratar con neutralidad a las partes de un conflicto violento: el agresor es el enemigo, el agredido es el amigo, aunque sea violento. Yo he intentado toda la vida luchar por la vía no violenta. Sin embargo declaro aquí y lo digo bien alto por si me escucha algún policía o fiscal: me declaro enemigo del Estado español y amigo de ETA y de Batasuna. (...) Y además, con estilos diferentes. ETA, como está en guerra, mata, pero no arranca uñas. Yo he estado en prisión con gente de ETA con las uñas arrancadas. ETA mata pero no tortura. En cambio Lasa y Zabala murieron torturados. ETA, cuando tira una bomba en un lugar que puede herir a gente que no son militares o que no estén relacionados con los opresores avisa. ¿Sabéis lo que cuesta robar la dinamita, pagarla, transportarla, colocarla, y encima cuando tienen todo a punto, avisa que la desactiven? ¿Por qué hace esto? Lo hace porque aún conserva un poco de nobleza del estilo de Ginebra, y la conserva porque los otros no la han maleado más. ¿Por qué lleva la gente de ETA una vida de ratas, de escondidos, de cloacas, perseguidos? No pueden tener novias, no pueden tener hijos, no pueden ir al cine, no pueden tener nada, y si a veces hieren a algún inocente, no es su voluntad.[3]

Tras estos hechos fue condenado por la Audiencia Nacional a dos años de prisión y cuatro de inhabilitación por enaltecimiento del terrorismo. El 25 de octubre de 2005 fue detenido al acudir a una comisaría barcelonesa para renovar su DNI,[5] En definitiva, el ex-senador nunca cumpliría la condena que se le impuso por estas declaraciones.

Homenaje a Lluís Maria Xirinacs, en Fossar de les Moreres ( Barcelona), el 11 septiembre de 2007.

En 2004, la Universidad Catalana de Verano le entregó el premio Canigó.

Xirinacs siempre mantuvo su compromiso político con el nacionalismo catalán, trabajando desde la Fundació Randa, surgida de la fusión entre la Fundació Tercera Via (impulsada por él mismo) y la Escuela de Estudios Políticos Randa.

Su cuerpo fue hallado el 11 de agosto de 2007 en una zona boscosa a las afueras de la localidad de Ogassa, en la comarca del Ripollés. Aunque en un principio su muerte fue atribuida a un suicidio, Xirinacs murió de forma natural, según confirmó la autopsia hecha pública el 14 de enero de 2008. Los resultados del informe avalan lo que miembros de la Fundació Randa,[7]

Más de 2.000 personas acudieron a su funeral.[9]

Other Languages