Llenado de un embalse

El llenado del embalse hidráulico es un momento crítico en la vida útil de este, y tiene que ser afrontado en una forma planificada. Los aspectos que deben considerarse en la planificación de la operación de llenado son:

Limpieza del terreno que ha de ser inundado;

  • Retiro de material de interés arqueológico, histórico, cultural;
  • Garantizar aguas abajo de la presa por lo menos el caudal ecológico;
  • Programa de salvamento de animales que pudieran quedar atrapados en las islas temporales que se van creando;
  • Programa de información a la población de la zona sobre el llenado y sus consecuencias.

Limpieza del terreno

Debe considerarse que la vegetación existente en el valle que ha de ser inundado morirá, se descompondrá y por lo tanto generará una demanda bioquímica de oxigeno ( DBO) muy elevada, lo que podría perjudicar la calidad del agua del embase por varios años. Ante esto, la mejor solución es limpiar lo mejor posible de vegetación el valle que ha de ser inundado.

Una forma de hacerlo es organizando a la población local para que retire el todo el material vegetal posible, eventualmente mediante la concesión de un pequeño incentivo, y la autorización de utilizar libremente el material retirado.

Si la población local es escasa, este servicio deberá ser contratado, y debe formar parte de los costos de implementación del embalse.

Other Languages