Llaranes

Llaranes
Barrio
Coordenadas 43°32′55″N 5°54′00″O / 43°32′55″N 5°54′00″O / -5.9
Entidad Barrio
 • País España
 • Comunidad Autónoma Flag of Asturias.svg  Asturias
 • Concejo Aviles flag.svg Avilés
 • Patrón San Lorenzo
Población  
 • Total 4 300 hab.
Código postal 33460
Nombre en asturiano Llaranes
[ editar datos en Wikidata]

Llaranes es un barrio perteneciente a la ciudad asturiana de Avilés ( España), de cuyo Ayuntamiento depende. Sus orígenes se remontan a tiempos de la Prehistoria y, pese a que adquiere gran importancia en la Edad Media y en la Edad Moderna, destaca por la decisión de la Empresa Nacional Siderúrgica S.A. (Ensidesa) de instalar en su territorio un poblado obrero modélico que es considerado como uno de los mejores y mejor conservados de Europa.

Llaranes está compuesto por varios núcleos poblacionales y cuenta en la actualidad con todo tipo de servicios (Centro sociocultural, establecimientos comerciales, centro de salud, dos colegios públicos, iglesia parroquial, parques y jardines, instalaciones deportivas y un movimiento asociativo muy activo).

En la actualidad, por su interés, el poblado obrero de Llaranes se encuentra incluido en el circuito turístico de la Comarca de Avilés. Es un elemento clave dentro del patrimonio industrial asturiano, necesario para el conocimiento de la historia reciente de la ciudad.

Historia

Llaranes hunde sus raíces más allá de la Historia. Se han encontrado restos prehistóricos en la zona de La Rocica y en Llaranes Viejo, pocos pero suficientes para confirmar la presencia de un pequeño asentamiento humano en esta época. Durante la romanización una posible villa romana pudo dar cobijo al posesor Larius (que derivaría en el actual topónimo "Llaranes"). De este momento se han localizado varias monedas de época imperial, actualmente en paradero desconocido.

Plaza Mayor de Llaranes. Obra de Juan Manuel Cárdenas y Francisco Goicoechea.
Vivienda de tipo "pantalla" (izquierda) y "pabellón" (derecha).

El asentamiento continuó durante la Alta Edad Media, y testigo de ello es la pequeña ventana prerrománica datada en el siglo X que se sitúa en el imafronte de la antigua iglesia parroquial, hoy capilla, de San Lorenzo de Cortina. En el templo se realizaron dos campañas de excavaciones arqueológicas (en 2002 y 2010 respectivamente) que sacaron a la luz los restos de una necrópolis medieval.

La importancia de la Parroquia de San Lorenzo pasa por altos y bajos pero nunca abandona su condición de Parroquia. Sin dejar de serlo, y por la penuria económica de sus habitantes (dedicados al campo y a la pesca), pasa a depender de la Parroquia de San Nicolás de Bari, en Avilés. Esto sucede con el fallecimiento del último párroco de Llaranes, Alonso Suárez. Sabemos que la iglesia estuvo en ruina, pues en 1732 los vecinos reciben un apercibimiento del Arzobispado de Oviedo en el que advierten de su peligro y de que si en el plazo de ocho meses no se repara, se mandaría demoler. El aviso sirvió para que los vecinos reconstruyesen el edificio, que en 1773 ya figura como "iglesia de asilo".

Del que se puede denominar el Llaranes presiderúrgico hay que destacar la presencia del Martinete del Castañedo de Zaldúa, fundado en el siglo XVIII. Llegó a ser una de las industrias más importantes del concejo en ese momento. En la actualidad se conserva el edificio fabril, para estirar el cobre. Junto a él se ubicó una gran casona con capilla como residencia de sus dueños, que fue demolida en los años setenta del pasado siglo.

En 1950 se constituye la Empresa Nacional Siderúrgica, S.A., que decide instalar su factoría en el margen derecho de la ría de Avilés. Desde un primer momento comienzan a llegar emigrantes de numerosos puntos de la geografía española, principalmente de zonas rurales, que trabajan en la cimentación de la fábrica. Precisamente para dar cobijo a sus trabajadores ("productores", según la Empresa), decide construir un poblado obrero modélico en el valle de Llaranes, siguiendo el patrón de la ciudad jardín y de otros barrios anteriores, dotado con todo tipo de servicios y atendiendo a una ideología paternalista.

Restos del edificio fabril del Martinete del Castañedo de Zaldúa, del siglo XVIII.

Los arquitectos encargados de elaborar el proyecto fueron Juan Manuel Cárdenas y Francisco Goicoechea, que plantearon un diseño ideal en el que las viviendas de los empleados convivían con grandes zonas verdes y con edificios de uso público. El modelo urbanístico paternalista patente en Llaranes contempla la construcción de edificios residenciales de diferentes tipos atendiendo a la categoría de cada trabajador. De esta manera los obreros rasos vivían en los denominados "pabellones" y "pantallas", con poco más de sesenta metros cuadrados por vivienda. Los capataces también se alojaron dentro del poblado, en unos bloques de diferente concepción arquitectónica que contaban con jardín privado. Los peritos residían en La Rocica, en viviendas de mayor tamaño, mientras que los ingenieros lo hacían en el centro de Avilés.

El eje central del poblado está compuesto por la única zona deportiva del momento, el actual Estadio Santa Bárbara (antes Juan Muro de Zaro), la Plaza Mayor como epicentro de la vida civil y en ocasiones religiosa, y la Iglesia Parroquial de Santa Bárbara, que se erige sobre la antigua loma de El Carbayéu. Completan el conjunto la bolera, los dos colegios (masculino y femenino), el parque infantil, el antiguo economato.

En la actualidad se conservan varios elementos de interés de la antigua factoría (hospitalillo, Central Telefónica, Parque de bomberos, laminación en caliente, baterías de cok...) que pueden ser visitadas por su exterior. El poblado obrero, único por su disposición y por su estado de conservación, está incluido en la actualidad dentro de la oferta turística de la Comarca de Avilés junto a otros elementos destacados del patrimonio industrial asturiano, como la Mina de Arnao ( Castrillón).

Other Languages
asturianu: Llaranes
català: Llaranes