Literatura en asturiano

Se denomina literatura en asturiano o en bable (mejor que literatura asturiana) al corpus de obras literarias escritas en lengua asturiana.

La literatura de transmisión oral hunde sus raíces en el Medievo y se compone fundamentalmente de canciones y romances, presentes aún hoy en la tradición oral de Asturias, y recopilados en cancioneros, como el Cancionero musical de la lírica popular asturiana de Eduardo Martínez Torner.

Barroco

Antón de Marirreguera. Retrato ideal del siglo XIX.

El primer texto literario propiamente dicho del que se tiene noticia es el Pleitu ente Uviéu y Mérida poles cenices de Santolaya del clérigo Antón de Marirreguera, que data de 1639 y expone la argumentación del autor en favor de la devolución de las cenizas de Santa Eulalia a la capital asturiana. Antón de Marirreguera es así mismo autor de muchos otros textos, como las fábulas Dido y Eneas y Píramo y Tisbe o las obras teatrales L'ensalmador o L'Alcalde.

Su obra Diálogu Políticu destaca por haber dado inicio a un género que, con nombre homónimo, tuvo gran desarrollo en la literatura en asturiano y que pone en boca de otros personajes los argumentos de crítica política que el autor quiere exponer. Característico del Barroco, este género es también de inspiración grecorromana, con antecedentes remotos en los Diálogos de Platón. Sus epígonos en el cultivo de este género lo popularizarían aún más al servirse de personajes del pueblo para exponer sus ideas.

El otro autor barroco con obra en asturiano es Francisco Bernardo de Quirós Benavides, militar que por nombramiento de la Junta General del Principado sirvió al Rey Felipe V en el Tercio de Asturias durante la Guerra de Sucesión. De él tan sólo nos ha llegado su poema El caballu, datado en 1707. En este largo romance, el poeta se dirige al Alférez Mayor de Oviedo intentando venderle un caballo. A la manera de un tratante, encarece las cualidades del animal, y de ahí toma pie para aludir a diversos personajes de su ambiente. Su tono paródico y desenfadado y el frecuente recurso a la ironía, la hipérbole, el doble sentido y las imágenes forzadas hacen de esta composición un ejemplo típico de la estética barroca.

Destaca en esta primera etapa el origen social elevado de ambos autores. Al contrario de lo que sucedería más tarde, son las élites del país las que se expresan en lengua asturiana: clérigos, nobles y hombres de Letras. En esta época, todavía no aparecen testimonios literarios escritos en leonés ni en mirandés permaneciendo estas lenguas relegadas al terreno de la oralidad. Es de destacar la coincidencia en no más de 20 años desde el surgimiento del primer autor en asturiano y la inauguración de la Universidad de Oviedo, con el ambiente intelectual que promueve. No es raro, pues, que el primer poema del asturiano sea editado o conocido por ser el ganador de un concurso de poesía hecho en Oviedo.

Other Languages