Literatura de Escocia

La literatura de Escocia o literatura escocesa incluye todas aquellas obras redactadas por autores escoceses, ya sea en latín, francés, inglés, gaélico escocés o idioma escocés, desde los primeros documentos conservados hasta la actualidad.

Orígenes de la literatura escocesa

Primeros documentos literarios

Los habitantes primitivos de la zona norte de Gran Bretaña hablaban variantes de lenguas celtas. Así, gran parte de la antigua literatura galesa fue compuesta en la actual Escocia o cerca de ella, dado que la lengua bretona, antecedente del idioma galés, estaba entonces mucho más extendido que ahora. Aunque la mayoría de los estudiosos consideran que los pictos hablaban una lengua bretona (que se ha conservado en topónimos, antropónimos e inscripciones históricas), no se conserva prácticamente ningún texto literario compuesto en esta lengua.

Estas son algunas de las obras literarias compuestas en Escocia de las que se tienen referencias:

  • En latín:
    • Oración de Protección (atribuida a San Mugint), mediados del siglo VI
    • Altus Prosator ("El Alto Creador", atribuido a San Columba), h. 597

Literatura escocesa medieval

La lengua propia de los Escotos era el gaélico. De hecho, el término Gael era sinónimo de Escoto en inglés antes de 1500. Entre 1200 y 1700 aproximadamente, las elites cultas de Escocia e Irlanda compartían una forma literaria de gaélico. Es posible que una parte de la literatura irlandesa medieval, más importante de lo que suele pensarse, fuera escrita en Escocia, pero apenas han sobrevivido muestras, dado que la utilización del gaélico literario en el este de Escocia decayó ya antes del siglo XIV. Algunos de estos textos de origen escocés, sin embargo, pueden rastrearse en fuentes irlandesas. Entre esta primitiva y perdida literatura gaélica escocesa destaca el Lebor Bretnach, producto de un importante grupo de poetas en la corte de Abernethy.

El primer texto conocido compuesto en la forma norteña del inglés medieval de las Tierras Bajas (ahora denominado escoto antiguo data del siglo XIV. Las obras de John Barbour, y un importante conjunto de evidencias, permiten comprobar que en Escocia también arraigó el Ciclo de Finn. También existen alusiones a personajes legendarios gaélicos en posteriores obras anglo-escocesas (tanto orales como escritas).

Literatura romance

Durante el siglo XIII, el francés se impuso como lengua literaria en toda Gran Bretaña, y en ella se escribió el Roman de Fergus, la primera pieza producida en una lengua vernácula no celta en Escocia. Otras obras pertenecientes al ciclo artúrico, escritas en francés y que sólo se conservan en testimonios de fuera de Escocia, son considerados por algunos críticos (entre ellos D.D.R. Owen) como originariamente escoceses.

En esta época, además, el latín seguía siendo igualmente lengua literaria. Ejemplos famosos de literatura en esta lengua son el Antífono de Inchcolm o el Carmen de morte Sumerledi, que narra la victoria de los habitantes de Glasgow sobre Somailre mac Gilla Brigte. La obra más importante de la literatura medieval escocesa, la Vita Columbae, también está escrita en latín.