Like a Prayer

Like a Prayer
Like A Prayer - Album Logo.png
Álbum de estudio de Madonna
Publicación 21 de marzo de 1989
Grabación Septiembre de 1988—enero de 1989
Género(s) Dance-popPop rock
Formato LP, CD y casete
Duración 51:16
Discográfica Sire y Warner Bros.
Productor(es) Madonna, Patrick Leonard, Stephen Bray y Prince
Calificaciones profesionales
Allmusic 5/5 estrellas[1]
Posicionamiento en listas
Copias vendidas — 15 000 000
Cronología de Madonna
You Can Dance
(1987)
Like a Prayer
(1989)
I'm Breathless
(1990)
Sencillos de Like a Prayer
  1. « Like a Prayer»
    Publicado: 3 de marzo de 1989
  2. « Express Yourself»
    Publicado: 9 de mayo de 1989
  3. « Cherish»
    Publicado: 1 de agosto de 1989
  4. « Oh Father»
    Publicado: 24 de octubre de 1989
  5. « Dear Jessie»
    Publicado: 10 de diciembre de 1989
  6. « Keep It Together»
    Publicado: 30 de enero de 1990
[ editar datos en Wikidata]

Like a Prayer —en español: Como una plegaria— es el cuarto álbum de estudio de la cantante estadounidense Madonna, publicado el 21 de marzo de 1989 por Sire Records. Madonna trabajó con Stephen Bray, Patrick Leonard y su compañero Prince en el álbum mientras coescribió y coprodujo todas las canciones. Considerado como el lanzamiento más introspectivo de Madonna en aquel tiempo, Like a Prayer ha sido descrito como un disco confesional. Describió al álbum como una colección de canciones «acerca de mi madre, mi padre y mi unión con mi familia». El álbum fue dedicado a su madre, quien murió cuando Madonna era niña.

El álbum utiliza instrumentación en vivo e incorpora elementos de dance, funk, góspel y soul en un estilo pop más general. Madonna extrajo de su educación católica, como se ve en la canción que da título al álbum y primer sencillo « Like a Prayer». Las letras tratan de temas de la niñez y adolescencia de Madonna, como la muerte de su madre en «Promise to Try», la importancia de la familia en « Keep It Together» y su relación con su padre en « Oh Father». Madonna también predica empoderamiento femenino en « Express Yourself». Tras su lanzamiento, Like a Prayer fue mayoritariamente elogiado por los críticos de música. Rolling Stone lo aclamó como "...lo más cerca que la música pop puede estar del arte."

Comercialmente, Like a Prayer se convirtió en un éxito internacional como sus predecesores, llegando a la cima de las listas musicales en múltiples territorios. Fue certificado 'cuádruple platino' en los Estados Unidos por la Recording Industry Association of America,[7] Seis sencillos fueron lanzados del álbum: « Like a Prayer», « Express Yourself», « Cherish», « Oh Father», « Dear Jessie» y « Keep It Together». «Like a Prayer» se convirtió en el séptimo número uno de Madonna en el Billboard Hot 100, mientras que «Express Yourself» y «Cherish» alcanzaron el número dos. A nivel mundial, el álbum ha vendido más de 15 millones de copias.

Con los videos musicales que acompañan los sencillos, Madonna amplió su creatividad y se hizo conocida como una figura destacada en el formato. El video musical de «Like a Prayer» fue un pararrayos de controversia religiosa, utilizando la iconografía católica como estigmas, cruces en llamas y un sueño sobre hacer el amor a un Santo, llevando al Vaticano a la condena del video y causando que Pepsi cancelara el contrato de patrocinio de Madonna. «Express Yourself» fue el video musical más caro hecho en ese momento. El álbum precedió a la gira innovadora de Madonna, Blond Ambition World Tour. A finales de la década de 1980, tras la publicación de Like a Prayer, Madonna fue nombrada como la "artista de la década" por medios como la revista Billboard, MTV y Musician.[10]

Antecedentes

1988 fue un año silencioso en el frente musical para Madonna. A raíz de la falta de éxito comercial y crítico de su película ¿Quién es esa chica? (1987), actuó en la producción de Broadway, Speed-the-Plow. Sin embargo, una vez más, las críticas desfavorables causaron su incomodidad. Su matrimonio con el actor Sean Penn terminó y la pareja solicitó el divorcio en enero de 1989. Madonna también había cumplido 30 años, la edad en que su madre había muerto y por lo tanto la cantante experimentó desorden más emocional.[11] Ella comentó para la edición de mayo de 1989 de Interview que su educación católica llegó a un sentimiento de culpa en ella todo el tiempo:

«Porque en el catolicismo eres un pecador de nacimiento y eres un pecador toda tu vida. No importa cuanto intentas alejarte de él, el pecado está dentro de ti todo el tiempo. Fue este temor de que me perseguía; se burló y me dolía cada momento. Mi música era probablemente la única distracción que tenía».[12]

Llegó a la conclusión de que mientras ella y sus fans estaban creciendo, llegó el momento para que ella se aleje de la atracción adolescente a un público más amplio, y en efecto en la longevidad del mercado discográfico.[14]

Other Languages
български: Like а Prayer
čeština: Like a Prayer
Deutsch: Like a Prayer
Ελληνικά: Like a Prayer
עברית: Like a Prayer
Bahasa Indonesia: Like a Prayer
ქართული: Like a Prayer
latviešu: Like A Prayer
português: Like a Prayer
română: Like a Prayer
русский: Like a Prayer
Simple English: Like a Prayer
slovenčina: Like a Prayer
српски / srpski: Like a Prayer (албум)
svenska: Like a Prayer
Türkçe: Like a Prayer
українська: Like a Prayer
Tiếng Việt: Like a Prayer