Libre economía

La libre economía (en alemán freiwirtschaft) es una idea económica desarrollada por Silvio Gesell en 1916, cuyo objetivo es armonizar la iniciativa privada con características que aseguren el acceso libre y popular a recursos. Gesell la llamó Natürliche Wirtschaftsordnung (orden económico natural). Es una economía que en contradicción con el socialismo no atribuye las desigualdades y crisis del capitalismo a la economía de mercado, la propiedad privada o el lucro sino al control gubernamental y la naturaleza inflacionaria del dinero convencional.

Propuestas

Libre moneda

Se trata de un sistema de divisas con interés negativo.[1] Y además de adhesión voluntaria. Partiendo del concepto que el problema de la acaparación monopólica de propiedad no es en sí misma la propiedad privada sino el monopolio legal del dinero, sostiene que para emitir moneda voluntaria (y local) que desarrolle trabajos pagados.

  • Todo el dinero se expide por un período limitado de valor constante (ni inflación ni deflación), luego expira.
  • El ahorro a largo plazo exige inversiones en bonos o acciones.

Este sistema entre otros propósitos busca estimular la inversión y el crédito productivo. No busca la eliminación de los intereses pues los considera un incentivo, sino la oxidación del valor de la moneda para que el interés no provenga de la acumulación inactiva sino de la devolución de dineros invertidos en la generación real de riqueza. Impulsando así una popularización espontánea y natural de la propiedad privada.

Con el propósito de estimular la circulación natural de la riqueza en vez del atesoramiento especulativo, Gesell propuso los "billetes oxidables" (una metáfora para el dinero con interés negativo), para traer una "reforma orgánica" del sistema monetario. Con el dinero comportándose como la riqueza material "real", las distorsiones en el sistema causadas por el atesoramiento y otras formas de usura serían suprimidas. Esto, argumentaba, resultaría en gente recibiendo las ganancias completas de su propio trabajo, y permitiría a grandes sectores de la población a librarse de la esclavitud del salario y trabajar de una forma autónoma en negocios privados y cooperativos.

Brian Dean, Guía para el economista inconformista

Libre tierra

Oposición a los derechos de propiedad lockeanos sobre la tierra por otros basados en el usufructo.

  • Todas las tierras son de propiedad de instituciones públicas, que pueden ser comunitarias o municipales, y sólo pueden ser alquiladas, no adquiridas (véase también georgismo).

Los resultados esperados serían:

  • Más gasto privado para el consumo y la inversión.
  • Los consumidores invierten los excedentes de dinero en la expansión de las empresas privadas.
  • Pleno empleo: el trabajo para todo el mundo que pueden trabajar.
  • La tasa de crecimiento económico pueden ser establecida por la sociedad.
  • Las tasas de interés bajan a casi cero por ciento en el largo plazo.
  • La libre tierra impide los altos precios inmobiliarios.
  • Las enormes disparidades sociales se reducirán.
  • Menos horas de trabajo por semana para todos a largo plazo
Other Languages
français: Économie libre
norsk bokmål: Freiwirtschaft
Volapük: Lelivakonömav