Libertad de prensa

Monumento a la libertad de prensa en Cádiz, España.

La libertad de prensa es la existencia de garantías con las que los ciudadanos tengan el derecho de organizarse para la edición de medios de comunicación cuyos contenidos no estén controlados ni censurados por los poderes del Estado. Y que toda persona pueda publicar sus ideas libremente y sin censura previa.

Suecia fue el primer país en adoptar una legislación de libertad de prensa con la "tryckfrihet" del 2 de diciembre de 1766. En los EE.UU. este derecho está garantizado por la Primera Enmienda de la Constitución.

No todos los países tienen garantizada, ya sea por una Carta de Derechos o su constitución, la libertad de la prensa: es el caso, por ejemplo, de Australia.

Visiones contrapuestas sobre la libertad de prensa

Desde el surgimiento de las economías de intercambio los dos sistemas económicos contrapuestos[1], tanto el capitalista como el socialista[2], han tomado como suya la bandera de la libertad de prensa, por lo que han diferido en los criterios de generación y asignación de los medios de comunicación que serían necesarios para su existencia. Estos criterios dependen, en última instancia, de la concepción individualista o colectivista adoptada al respecto de los derechos individuales[3], de las clases sociales y de la misma noción de "pueblo" que será beneficiario de los mismos.

Interpretación democrático-liberal

La libertad de prensa como libertad negativa a la propiedad privada.

  • La libertad de prensa aparece como una extensión al derecho sobre la capitalización del trabajo personal, por lo cual todos tienen derecho a poseer una empresa de comunicación a condición de haberla creado y que se sostenga por el propio esfuerzo.
  • El pueblo como colectividad no representa al pueblo en su pluralidad, sino la sociedad civil formada por una pléyade de individuos autónomos. Considerando a estos como origen de toda voluntad, sólo el derecho de propiedad privada posibilita la representación real de las opiniones particulares.
  • La democracia se concibe desde el mercado tomado en tanto condición de su existencia y donde se representan las elecciones del público como suma de consumidores individuales voluntarios de los cuales dependerá la asignación de recursos, esto es: el éxito o fracaso de los medios de expresión de los particulares que los desarrollen como inversores de riesgo, lo que incluye la creación de grandes empresas forzosamente reducidas en número.
  • La prensa no preexiste al capital: es un capital, considerado como producto personal, y debe ser creado sólo con el dinero de quienes deseen convertirse en empresarios periodísticos, de forma que el uso positivo del "derecho negativo" a la libertad de prensa es accesible a cada uno sobre cada propio medio de comunicación o porción accionaria del mismo, siendo su éxito dependiente del mercado de consumidores sin otra responsabilidad que la de afrontar pérdidas por no satisfacer a su respectivo público.

Interpretación democrático-socialista

La libertad de prensa como libertad positiva a la propiedad pública.

  • La libertad de prensa se presenta como parte del derecho a una parte compartida de los bienes públicos, por esto todos tienen derecho a ser parte en las empresas de comunicación existentes con independencia de su poder adquisitivo o de haberlas creado.
  • El pueblo tiene intereses comunes y una voluntad general cohesionada por estos. Considerando a ésta como origen de las ideas, sólo el derecho de propiedad pública posibilita la representación de las opiniones particulares acordes con el pensamiento popular.
  • La democracia se concibe como un Estado político que colectiviza participativamente las elecciones de la ciudadanía, y es éste el que decide conjuntamente el uso de los recursos comunes para la creación o manutención de medios de comunicación independientemente de su tamaño.
  • La prensa se planifica aparte de los criterios de beneficio por lo que se deduce del capital de la economía nacional, considerado como producto social, para asegurar el "derecho positivo" a la libertad de prensa para todos los ciudadanos mediante la participación popular unificada en todos los medios de comunicación existentes regulados democráticamente por el Estado. El Estado vela por que la información no sea dañina para la sociedad.
Other Languages
العربية: حرية الصحافة
کوردیی ناوەندی: ئازادیی ڕۆژنامەگەری
čeština: Svoboda tisku
hrvatski: Sloboda tiska
Bahasa Indonesia: Kebebasan pers
íslenska: Prentfrelsi
日本語: 報道の自由
한국어: 언론의 자유
lietuvių: Spaudos laisvė
Bahasa Melayu: Kebebasan media
Plattdüütsch: Freeheit vun de Presse
Nedersaksies: Persvrieheaid
Nederlands: Persvrijheid
norsk nynorsk: Trykkefridom
norsk bokmål: Trykkefrihet
srpskohrvatski / српскохрватски: Sloboda tiska
Simple English: Freedom of the press
svenska: Tryckfrihet
українська: Свобода преси
Tiếng Việt: Tự do báo chí
中文: 新闻自由