Ley de Grimm

La Ley de Grimm o primera mutación consonántica [del germánico] ("Erste Deutsche (Germanische) Lautverschiebung" en alemán) es un fenómeno de la época temprana de la evolución del germánico y el armenio –en torno al siglo I a. C.– por el cual el conjunto de los fonemas oclusivos sordos y sonoros heredados del indoeuropeo se transformó por completo conservando el punto de articulación pero alterando el modo. Estos fonemas se alteraron de manera sistemática y simultánea. Según las últimas investigaciones, este fenómeno parece radicar en un retraso en la apertura de la glotis al realizar las series indoeuropeas de oclusivas.

Los descubridores de este fenómeno fueron Friedrich von Schlegel y Rasmus Christian Rask, pero fue Jacob Grimm el primero en formularla en el año 1822 tal y como la conocemos actualmente. Tradicionalmente se describe este fenómeno en tres actos.

Oclusivas sordas

Todas las oclusivas sordas evolucionan en germánico a fricativas sordas:

Indoeuropeo Germánico
p f
t θ
k h

Ejemplos

Los ejemplos siguientes muestran la evolución de palabras indoeuropeas, en tanto no se diga lo contrario:

  • *bhrāter > gótico brōþar, anglosajón brōðor.
  • *weik > gótico weihan, alto alemán antiguo wehan.

Excepciones

La mutación de las oclusivas sordas no se produce en dos casos:

  1. Si delante de la oclusiva sorda aparece el fonema /s/: ster > gótico staírnō.
  2. Si la oclusiva sorda sigue a una fricativa /f/ o /h/: latín captus > alto alemán antiguo haft.
Other Languages