Ley de Avogadro

La Ley de Avogadro (a veces llamada Hipótesis de Avogadro o Principio de Avogadro) es una de las leyes de los gases ideales. Toma el nombre de Amedeo Avogadro, quien en 1811 afirmó que:

En iguales condiciones de presión y temperatura las densidades relativas de los cuerpos gaseosos son proporcionales a sus pesos atómicos.[1]

Y sugirió la hipótesis:

Volúmenes iguales de distintas sustancias gaseosas, medidos en las mismas condiciones de presión y temperatura, contienen el mismo número de partículas.

Por partículas se entiende aquí moléculas(O2, CO2, NH3, N2, etc.) o átomos (He, Ar, Ne, etc.).

Antecedentes

La ley de Gay-Lussac no tenía una interpretación adecuada en relación a los postulados de la teoría atómica de Dalton. Para John Dalton y sus seguidores, las partículas que forman los elementos gaseosos eran los átomos y según su hipótesis si un volumen de cloro reacciona con un volumen de hidrógeno debería obtenerse un volumen de HCl y no dos, además postulaba que la fórmula de la molécula de agua en estado gaseoso era HO.

Other Languages
azərbaycanca: Avoqadro qanunu
беларуская: Закон Авагадра
bosanski: Avogadrov zakon
français: Loi d'Avogadro
Gaeilge: Dlí Avogadro
hrvatski: Avogadrov zakon
Bahasa Indonesia: Hukum Avogadro
latviešu: Avogadro likums
македонски: Авогадров закон
Bahasa Melayu: Hukum Avogadro
Nederlands: Wet van Avogadro
norsk nynorsk: Avogadro si lov
norsk bokmål: Avogadros lov
português: Lei de Avogadro
srpskohrvatski / српскохрватски: Avogadrov zakon
slovenčina: Avogadrov zákon
slovenščina: Avogadrov zakon
српски / srpski: Авогадров закон
svenska: Avogadros lag
українська: Закон Авогадро
oʻzbekcha/ўзбекча: Avogadro qonuni
Tiếng Việt: Định luật Avogadro