Ley antitabaco

Pictograma que a menudo se utiliza cuando la prohibición de fumar está en orden.

Una ley antitabaco es el conjunto de normas legales de un país que pretenden limitar o prohibir el consumo de tabaco en lugares públicos. También se refiere por extensión a la limitación de la publicidad de las marcas de cigarrillos en algunos eventos o circunstancias.

Actualmente en diversos países existen leyes antitabaco:

  • Ley antitabaco en Uruguay, la Ley 18.256 vigente desde el 1 de marzo de 2006.[1]
  • Ley antitabaco de Francia, vigente desde el 1 de febrero de 2007.[2]
  • Ley antitabaco de Inglaterra, vigente desde el 1 de julio de 2007.[3]
  • Ley antitabaco de Guatemala, vigente desde el 1 de febrero de 2008
  • Ley antitabaco de Panamá, aprobada el 3 de marzo de 2008.
  • Ley antitabaco de Colombia, vigente desde noviembre de 2008.[4]
  • Ley antitabaco de México, la Ley 26687 vigente desde julio del 2009.[6]
  • Ley antitabaco de España, vigente desde el 2 de enero de 2011.
  • Ley antitabaco de Argentina, la Ley 26687 vigente desde el 13 de junio de 2011.[7]
  • Ley antitabaco de Venezuela, vigente desde el 2 de marzo de 2011
  • Ley antitabaco de Ecuador, aprobada el 14 de junio de 2011.
  • Ley antitabaco de Brasil, aprobada el 15 de diciembre de 2011.
  • Ley antitabaco de Costa Rica, aprobada el 27 de febrero de 2012.
  • Ley antitabaco de Gibraltar, aprobada el 1 de octubre de 2012.
  • Ley antitabaco de Rusia, aprobada el 1 de julio de 2014.

Efectos de la legislación antitabaco en la salud

Los efectos nocivos del tabaco sobre la salud son, hoy en día, incuestionables. Desde el punto de vista de la salud todas las medidas destinadas a disminuir este impacto son, por tanto, deseables. Según su objetivo, pueden agruparse en:

  • Medidas para disminuir el consumo de tabaco.
  • Medidas para disminuir la exposición pasiva al humo del tabaco, principalmente de niños, adolescentes y mujeres gestantes.
  • Medidas legislativas de apoyo de las anteriores.

Algunos estudios muestran que evitar la exposición al humo de tabaco y las medidas legislativas destinadas a disminuir la exposición pasiva están relacionadas con mejoras comprobables de variables de salud como son los ingresos hospitalarios por asma en la población infantil.[8]