Ley Foral del Euskera

Ley Foral del Euskera
PaísFlag of Spain.svg España
Pertenece a la jurisdicciónNavarra
TítuloLey Foral 18/1986, de 15 de diciembre, del Euskera
Identificador del Boletín Oficial del EstadoBOE-A-1987-1257
Fecha de publicación15 de diciembre de 1986

La Ley Foral del Euskera es una norma jurídica española que regula el pluralismo lingüístico de la Comunidad Foral de Navarra, (España). Fue aprobada en 1986 por el Parlamento de Navarra y promulgada el 15 de diciembre de dicho año con la denominación de Ley Foral del Vascuence. En 2017 el gobierno cuatripartito encabezado por Uxue Barkos suprimió la denominación vascuence sustituyéndola por la de euskera. Su promulgación en 1986 vino a desarrollar el artículo 9 de la Ley Orgánica de Reintegración y Amejoramiento del Régimen Foral de Navarra (el equivalente navarro de su estatuto de autonomía) que después de afirmar que el castellano es la lengua oficial de Navarra, dispuso a continuación que:

2. El vascuence tendrá también carácter de lengua oficial en las zonas vascoparlantes de Navarra.
Una ley foral determinará dichas zonas, regulará el uso oficial del vascuence y, en el marco de la legislación general del Estado, ordenará la enseñanza de esta lengua.

Debate parlamentario

El debate sobre la legislación lingüística y la regulación de los derechos lingüísticos en Navarra se inició sin consenso y con retraso si se compara con otras comunidades autónomas que también contaban con otra lengua distinta al castellano como Cataluña, Euskadi, Galicia o la Comunidad Valenciana. El proyecto fue debatido en comisión del 12 al 20 de noviembre de 1986 con la posición favorable inicial del Partido Socialista de Navarra (20 escaños) y el Partido Nacionalista Vasco (3 escaños) (en realidad pertenecientes a Eusko Alkartasuna por la reciente escisión del PNV). La reticencia a esta ley procedía de Unión del Pueblo Navarro (13 escaños) y Coalición Popular (compuesta por Alianza Popular, Partido Demócrata Popular y Unión Liberal) (8 escaños). Por su parte, Herri Batasuna (6 escaños) no participaba por decisión propia en las instituciones y, por tanto, no tomó parte en la elaboración de esta ley.[1]

Se llevó al pleno del parlamento el 2 de diciembre que dio su aprobación con 29 votos a favor, 3 en contra y 11 abstenciones de los 50 parlamentarios.[1]