Ley (pureza)

Moneda mexicana de 1849 con ley de 10 dineros y 20 granos.
Moneda mexicana de 1880 con una ley de 0.927
Moneda mexicana de 1948 con una ley de 0.900
Moneda mexicana de 1939 con una ley de 0.720

Se entiende por ley, en los metales preciosos, la proporción en peso en que el metal precioso puro se encuentra en una aleación. Actualmente se expresa en milésimas (es decir, la milésima parte del total de la aleación) y se representará convencionalmente por un número de tres dígitos. Un lingote de oro de ley de 750 milésimas, quiere decir que de cada 1000 partes (milésimas), 750 son de oro puro, siendo el resto de otros metales. Antiguamente se expresaba en quilates, para el oro, o en dineros y granos en el caso de la plata.

Metales preciosos

Aunque en orfebrería se utilizan diversos metales para la fabricación de joyería, solo algunos de ellos tienen la consideración de metales preciosos de ley. En el caso de España, legalmente se consideran metales preciosos solo el oro, la plata y el platino, pero no los pertenecientes al grupo del platino, tales como el iridio, osmio, paladio, rodio y rutenio, aunque sean empleados en aleaciones o recubrimientos de objetos de metales preciosos.

Other Languages
עברית: דרגת טוהר
Հայերեն: Հարգ