Leucótoe

En la mitología griega, Leucótoe era una princesa mortal, hija de Órcamo y Eurínome. Fue seducida por Helios (o por Apolo), quien se había disfrazado como su madre, Eurínome, para lograr acceder a sus aposentos. Clitia, ninfa que hasta entonces había sido la amante de Helios, celosa, contó a Órcamo la verdad. Enfurecido, Órcamo ordenó que Leucótoe fuese enterrada viva. Helios intentó devolverle la vida pero no pudo, así que la transformó en la planta de incienso. También abandonó a Clitia, resentido por su traición, y ésta, desesperada, estuvo nueve días sin comer, sólo viéndolo pasar por el cielo, hasta que terminó por convertirse en heliotropo o en girasol.

Leucótoe es también el nombre de una nereida (según Higino), y una variante de Leucótea, con quien pueden confundirse la princesa Leucótoe y la nereida.

Referencias

Other Languages
català: Leucòtoe
Deutsch: Leukothoe
Ελληνικά: Λευκοθόη
euskara: Leukotoe
suomi: Leukothoe
Nederlands: Leucothoë (nimf)