Lettre de cachet

Lettre de cachet firmada por Luis XV ordenando en 1759 el arresto de Jean-François Marmontel.

Una lettre de cachet era, durante el Antiguo Régimen en Francia, una carta que servía para transmitir una orden del rey. Su equivalente en el Antiguo Régimen español es la orden reservada.

Definición

En un sentido general, se trata de una especie de carta cerrada (por oposición a la carta patente, es decir, abierta), cerrada por el sello del secreto. Las cartas dirigidas al Parlamento de París para ordenarle que registrara un edicto llevaban ese nombre.

A partir del Siglo XVIII, el sentido de la expresión se especializa. La lettre de cachet pasa a ser una orden que privaba de libertad, que requería encarcelamiento, expulsión o destierro de alguien. La carta tiene origen en la justicia retenida por el rey: cortocircuita el sistema judicial ordinario. En efecto, las personas que reciben estas cartas no son juzgadas, sino que van directamente a una prisión estatal ( Bastilla, fortaleza de Vincennes) o manicomio.

Hay tres tipos de castigo que pueden ser decretados por una lettre de cachet:

  • Detención indefinida (para locos);
  • Uno o dos años de cárcel para los que, en palabras del barón de Breteuil, «sin haber perturbado el orden público por delitos, sin haber hecho nada que les pudiera exponer a la severidad de las penas pronunciadas por la ley, se dan a excesos en libertinaje, depravación y disipación»;
  • «Penas aflictivas importantes para quienes comenten actos violentos o crímenes que afectan al orden y a la seguridad pública y que la justicia, si llega a saberlo, hubiera castigado con penas (...) deshonrosas para las familias».[1]
Other Languages
čeština: Lettre de cachet
Esperanto: Lettre de cachet
français: Lettre de cachet
Lëtzebuergesch: Lettre de cachet
Nederlands: Lettre de cachet
norsk bokmål: Lettre de cachet
русский: Lettre de cachet