Lesbianismo

La palabra lesbiana puede hacer referencia a una identidad, un deseo o una determinada conducta entre mujeres (Safo y Erina en un Jardín en Mitilene por Simeon Solomon).

Lesbianismo es el término empleado en español para hacer referencia a la homosexualidad femenina, es decir, las mujeres que experimentan amor romántico o atracción sexual por otras mujeres. La palabra lesbiana procede de la isla de Lesbos en una región pequeña de Grecia. Se utiliza para hacer referencia a una mujer homosexual que siente atracción sexual, física, emocional y sentimental únicamente hacia las mujeres.

A finales del siglo XIX los sexólogos publicaron sus observaciones sobre el deseo y conducta hacia personas del mismo sexo y distinguieron a las lesbianas en la cultura occidental como una entidad distintiva. Desde entonces los historiadores han reexaminado las relaciones entre las mujeres y cuestionan qué es lo que hace que una mujer o una relación puedan calificarse de lesbianas. El resultado de este debate ha introducido tres componentes a la hora de identificar a las lesbianas: conducta sexual, deseo sexual, o identidad sexual.

La sexualidad de las mujeres a lo largo de la historia ha sido en su mayor parte construida por varones, los cuales han limitado el reconocimiento del lesbianismo como posibilidad o expresión válida de sexualidad, debido a la ausencia masculina en una relación lésbica. Los primeros sexólogos basaron sus caracterizaciones de las lesbianas en sus creencias de que las mujeres que desafiaban sus estrictamente definidos roles de género estaban mentalmente enfermas. Desde entonces, muchas lesbianas han reaccionado a su designación como marginadas inmorales mediante la construcción de una subcultura basada en la rebelión contra los roles de género. El lesbianismo ha estado en ocasiones de moda a lo largo de la historia, lo que afecta a cómo las lesbianas son percibidas por los demás, y cómo se perciben a sí mismas. Algunas mujeres que realizan conductas homosexuales pueden rechazar la identidad lésbica por completo, y rehusar definirse a sí mismas como lesbianas o bisexuales.

Las diferentes maneras en las que las lesbianas han sido representadas en los medios de comunicación sugiere que la sociedad occidental en su conjunto se ha sentido simultáneamente intrigada y amenazada por las mujeres que desafían los roles de género femeninos, y fascinada y asombrada por las relaciones románticas entre mujeres. Sin embargo, las mujeres que adoptan la identidad lésbica comparten experiencias que conforman un panorama similar al de la identidad étnica: como homosexuales, están unidas por la discriminación y el rechazo potenciales que sufren por parte de sus familias, amistades y otros. Como mujeres, tienen preocupaciones distintas a las de los varones. Las lesbianas tienen la posibilidad de encontrarse con problemas de salud específicos. Las condiciones políticas y las actitudes sociales también continúan afectando la formación de relaciones y familias lésbicas.

Etimología y desarrollo de la palabra

Pintura de una mujer vestida con túnicas griegas sentada en un banco de mármol con árboles y agua en la distancia
Safo de Lesbos, aquí representada en una pintura de 1904 de John William Godward, dio a la palabra «lesbiana» la connotación de deseo erótico entre mujeres.

La palabra «lesbiana» está derivada del nombre de la isla griega de Lesbos, hogar en el siglo V a.C. de la poetisa Safo.[1]

Retrato Richard von Krafft Ebing. Un varón mayor, con barba blanca recortada.
La subcultura lesbiana se desarrolló en respuesta a la categorización del lesbianismo como un problema médico por como Richard von Krafft-Ebing.

El desarrollo del conocimiento médico fue un factor importante para las connotaciones que iba a incluir la palabra. A mediados del siglo XIX, los divulgadores médicos trataron de establecer formas de identificar la homosexualidad masculina, que era vista como un problema social considerable en la mayoría de las sociedades occidentales. Categorizando el comportamiento sexual, como el alemán Magnus Hirschfeld se referían a la « inversión» como un comportamiento sexual normal para varones y mujeres, por lo que los varones y las mujeres variaban desde el «tipo sexual masculino perfecto» hasta el «tipo sexual femenino perfecto».[10]

Las obras de Krafft-Ebing y Ellis tuvieron una gran circulación y ayudaron a crear una conciencia pública sobre la homosexualidad femenina.[11]

Other Languages
Afrikaans: Lesbiër
العربية: سحاق
مصرى: ليزبيان
asturianu: Lesbianismu
azərbaycanca: Lezbiyanlıq
беларуская: Лесбіянства
беларуская (тарашкевіца)‎: Лесьбіянства
български: Лесбийка
brezhoneg: Lesbianiezh
bosanski: Lezbijka
català: Lesbiana
čeština: Lesba
Cymraeg: Lesbiaeth
Deutsch: Lesbisch
Zazaki: Lezbiyen
Ελληνικά: Λεσβία
English: Lesbian
Esperanto: Samseksemulino
eesti: Lesbi
suomi: Lesbo
français: Lesbianisme
Frysk: Lesbiënne
Gaeilge: Leispiachas
galego: Lesbianismo
עברית: לסביות
हिन्दी: लेस्बियन
hrvatski: Lezbijka
Հայերեն: Լեսբուհի
Bahasa Indonesia: Lesbian
italiano: Lesbismo
日本語: レズビアン
ქართული: ლესბოსელი
한국어: 레즈비언
Kurdî: Lezbiyenî
lietuvių: Lesbietė
latviešu: Lesbiete
македонски: Лезбејство
मराठी: लेस्बियन
Bahasa Melayu: Lesbian
Nederlands: Lesbianisme
norsk nynorsk: Lesbe
ਪੰਜਾਬੀ: ਲੈਸਬੀਅਨ
polski: Lesbijka
português: Lésbica
Runa Simi: Qharinchu
română: Lesbianism
русский: Лесбиянство
саха тыла: Лесбиянка
srpskohrvatski / српскохрватски: Lezbejka
Simple English: Lesbian
slovenčina: Lesbizmus
српски / srpski: Лезбијка
svenska: Lesbisk
தமிழ்: அகனள்
Tagalog: Lesbiyana
Türkçe: Lezbiyen
татарча/tatarça: Лесбиан
українська: Лесбійство
ייִדיש: לעזביאנקע
中文: 女同性戀
Bân-lâm-gú: Chio̍h-bō-á