Leopoldo Menéndez López

Leopoldo Menéndez López
General ( Arma de Infantería)
Años de servicio 1907 - 1939
Lealtad Bandera de España Reino de España
Bandera de España República Española
Servicio/rama Regulares-et.svg Regulares
Escudo del Ejército de Tierra.svg Ejército de Tierra
Red star.svg Ejército Popular
Condecoraciones Royal and Military Order of Saint Hermenegild-Grand Cross.svg Caballero gran cruz de la Orden de San Hermenegildo
Mandos
Participó en
Información
Nacimiento 30 de abril de 1891
Orduña Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg España
Fallecimiento 1960
México D.F. Flag of Mexico.svg México
[ editar datos en Wikidata]

Ledopoldo Menéndez López ( Orduña, Vizcaya, 30 de abril de 1891 - México D.F., 1960) fue un militar español del cuerpo de infantería que participó en la Guerra Civil Española en defensa de la legalidad republicana. Durante el conflicto mandó diversas unidades militares, entre ellas los ejércitos de Maniobra y Levante. Fue uno de los pocos militares republicanos que alcanzó el grado de general durante la Guerra Civil. A principios de 1939, con la derrota republicana, hubo de partir al exilio y pasó a Francia y más tarde a Colombia y México, país donde murió muy modestamente.

Biografía

Primeros años y familia

Hijo de militar, seguiría también los pasos de su padre al igual que sus hermanos Arturo y Emilio, también ellos muy relacionados en el ámbito castrense.[1]

Carrera militar

Entre 1911 y 1920 estuvo destinado en África, participando en numerosas campañas de pacificación del recién instaurado Protectorado español de Marruecos.[5]

Se encontraba en Ceuta cuando se proclamó la Segunda República, época en la que colaboró activamente con el nuevo ministro de la Guerra, Manuel Azaña, quién contará además con la labor de Hernández Saravia.[6]

Guerra Civil Española

Avatares de la guerra

Se encontraba en Madrid cuando se produjo el golpe de Estado que dio lugar a la guerra. Allí contribuyó eficazmente en su neutralización.[8]

El 17 de septiembre fue destinado al frente de Córdoba en la jefatura del Estado Mayor de Hernández Saravia, comandante del sector y anterior superior suyo en el Ministerio. Menéndez hizo cuánto pudo por reorganizar y militarizar a los indisciplinados batallones de milicias que existían en la zona, aunque con poco éxito; esto se reflejaría en el fracaso resultante al intentar frenar la ofensiva de Queipo de Llano que conquistó importantes áreas de la provincia de Córdoba. Una nueva ofensiva en diciembre logró adentrarse por el valle del Guadalquivir hasta alcanzar la provincia de Jaén y aunque en ésta ocasión la resistencia republicana fue notablemente mayor, no se pudo evitar la pérdida de Lopera. A principios de 1937 el ya teniente coronel Menéndez volvió a reorganizar el sector antes de marchar a Madrid y dimitir del cargo por petición propia. A partir de febrero pasó por un tiempo al frente del centro, y más tarde pasó a mandar la Guardia Presidencial en varias ocasiones a lo largo de 1937.[9]​ A propósito de los resultados obtenidos por el Ejército republicano en esta batalla hizo un famoso comentario:

"...Respecto a los jefes de Milicias, el único que sabe leer un plano es el llamado " Modesto". Los otros ( Líster, Mera o el Campesino) además de no saber, creen no necesitarlo..."[10]

En agosto fue puesto al mando del nuevo XX Cuerpo de Ejército, estableciendo su cuartel general en Daimiel ( Ciudad Real). El Cuerpo de Ejército quedó finalmente constituido en el mes de octubre, pero dadas las dificultades para organizar esta nueva formación militar el propio presidente Azaña reflejó en sus memorias el bajo estado de ánimo de Menéndez y sus críticas a ciertas actitudes por parte de algunos mandos comunistas del Ejército del Centro.[11]

Teruel y la lucha en el levante

Al mando del nuevo XX Cuerpo de Ejército fue enviado al frente de Teruel a finales de año para participar en una nueva ofensiva del Ejército Popular. Nuevamente bajo el mando de Hernández Saravia, participó con su unidad en el cerco de Teruel a mediados de diciembre, pasando luego a la lucha en el interior de la ciudad. Por sus recientes éxitos fue ascendido a coronel el 24 del mismo mes.[15]

El principal objetivo de los franquistas entonces era avanzar hacia Valencia, anterior sede del gobierno de la República y capital de la huerta levantina.[19]

El final de la guerra

El 16 de febrero tuvo lugar una reunión en el aeródromo de Los Llanos ( Albacete) entre el presidente del gobierno Negrín y los principales dirigentes militares republicanos.[25]

Exilio

Salió de España el 30 de marzo junto a su jefe de Estado Mayor, Francisco Ciutat de Miguel, y el coronel Casado, llegando primero al Reino Unido[28]

Other Languages