Leopoldo Eguílaz y Yanguas

Leopoldo Eguílaz y Yanguas
Leopoldo Eguilaz.jpg
Información personal
Nacimiento22 de septiembre de 1829 Ver y modificar los datos en Wikidata
Mazarrón, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento15 de julio de 1906 Ver y modificar los datos en Wikidata (76 años)
Granada, España Ver y modificar los datos en Wikidata
NacionalidadEspañola Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
OcupaciónArabista y escritor Ver y modificar los datos en Wikidata

Leopoldo Eguílaz y Yanguas (Mazarrón, 1829 - Granada, 1906)[1]​ fue un arabista, orientalista, escritor y lexicógrafo español.

Biografía

Nació en Mazarrón (Murcia) el 22 de septiembre de 1829. Vivió en Granada en el palacio renacentista Casa del Castril, en la Carrera del Darro, en el antiguo barrio árabe de Ajsaris, sede a partir del siglo XVI de parte de la nobleza granadina, como muestran sus construcciones blasonadas. Dicho palacio se encuentra hoy ocupado por el Museo Arqueológico de Granada.

Se doctoró en Jurisprudencia y Letras en la Universidad Central de Madrid en 1864 con un trabajo sobre "Poesía histórica, lírica y descriptiva de los árabes andaluces". Discípulo de José Moreno Nieto, lo sustituyó al frente de la Cátedra de Árabe de la Universidad de Granada, en la que también obtuvo la Cátedra de Literatura General y Española, llegando a ser Decano y uno de los arabistas más importantes de la época. Además de esta faceta profesional e intelectual, Eguílaz formó parte de la Real Academia de la Historia, fue individuo de número de la Comisión Provincial de Monumentos Históricos y Artísticos de Granada, así como socio numerario y director del Centro Artístico de la ciudad.

Junto con Enrique Alix fue el introductor del estudio del sánscrito en Granada. Elaboró un Glosario de las palabras españolas (castellanas,catalanas, gallegas, mallorquinas, portuguesas, y vascongadas) de origen oriental (árabe, hebreo, malayo persa y turco) (1886), que es el principal esfuerzo en este terreno desde la Recopilación de algunos nombres arábigos que los árabes pusieron a algunas ciudades y otras muchas cosas de fray Diego de Guadix en el siglo XVI, manuscrito inédito que sin embargo conoció y utilizó en parte Sebastián de Covarrubias para su Tesoro de la lengua castellana o española (1611). Se inspiró en el Diccionario académico, pero ofrece etimologías originales y aporta sus extensos conocimientos sobre la materia.

Como arqueólogo y epigrafista, ofreció en 1899 a la Academia de la Historia ocho calcos de inscripciones visigodas existentes en Ciudad Rodrigo (Salamanca). En su palacio de Castril acumuló una notabilísima y abundante biblioteca. Fue miembro destacado de la Comisión de Monumentos.

En cuanto al problema de la transcripción del árabe, consagró a ello su Estudio sobre el valor de las letras arábigas en el alfabeto castellano (1874); allí propone una transcripción simple, sin signos extraños; realiza explicaciones extensas desde el punto de vista fonológico y documenta sus tesis con textos antiguos, citando los estudios parecidos de los otros grandes arabistas europeos de la época.

Fue amigo de Francisco Javier Simonet, Mariano Fortuny y otros artistas e intelectuales de la época. Falleció en Granada el 15 de julio de 1906.[2]

Other Languages
العربية: أجيلاث