Leonés oriental

Dialectos del asturleonés

El leonés oriental es una variante discontinua de transición entre el castellano y el asturleonés dentro del continuo dialectal noroccidental de la península ibérica, del cual es un bloque dialectal de dos variedades substándar:

Aspectos históricos, sociales y culturales

La estudió por primera vez sobre el terreno y acuño su nombre Ramón Menéndez Pidal aunque él metía también bajo la denominación de leonés oriental, al asturiano oriental como queda reflejado en su libro El dialecto leonés publicado en 1960 y como monografía en una revista de estudios filológicos en el año 1907.

Variantes

Tiene como principales variantes el montañés o cántabro y el alto extremeño. Pese a la fragmentación geográfica la existencia de fenómenos lingüísticos comunes demuestran la identidad de las dos variantes.

Uso actual

La cercanía con el castellano, la posición dominante de éste y la estigmatización por parte de los castellanohablantes con falta de conocimientos lingüísticos que a menudo perciben el leonés oriental como una forma de castellano "mal hablado", unido a la carencia de conciencia lingüística de los leonófonos propiciaron la creación de interlectos entre el leonés oriental y el castellano, su castellanización progresiva o el definitivo abandono por parte de sus hablantes. Está reconocida en Castilla y León en su reciente estatuto de autonomía[1] como lengua leonesa, en esta región se habla en el suroeste de la provincia de Salamanca en El Rebollar (variedad extremeña) y en el norte de Palencia y de Burgos (variedad cántabra).

En Cantabria están intentando que sea declarada Bien de interés cultural.[2]

Other Languages