Leocadia Zorrilla

Leocadia Zorrilla
La Leocadia (Goya).jpg
Información personal
Nacimiento 9 de diciembre de 1788 Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 7 de agosto de 1856 Ver y modificar los datos en Wikidata (67 años)
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Cónyuge
  • Isidoro Weiss Alonso Ver y modificar los datos en Wikidata
Hijos
[ editar datos en Wikidata]
Posible retrato de Leocadia Zorrilla, pintada por Goya hacia 1815.[a]

Leocadia Zorrilla ( Madrid, 9 de diciembre de 1788[b]

Biografía

Leocadia Zorrilla y Galarza fue hija de Francisco Zorrilla del Candamo, nacido en Sangrices, Carranza ( Vizcaya) y bautizado en 1723, y de Sebastiana Galarza ( navarra del Valle de la Burunda). Al quedar huérfana, se ocupó de su educación Juana Galarza, su tía, madre de la que luego sería nuera de Goya, Gumersinda Goicoechea Galarza. El siguiente dato sobre su vida se presume más que se sabe. Todo apunta a que Francisco de Goya y Leocadia se conocieron en 1805, en la boda (5 de julio) del hijo del pintor, Javier, con Gumersinda. Goya tenía 59 años y Leocadia dieciséis.[3]

El 17 de septiembre de 1807, con dieciocho años, Leocadia se casó con Isidoro Weiss y Alonso (aportando al matrimonio una dote de 230.570 reales[7]​ Dos años antes del nacimiento de Rosario, Weiss "dio un poder a dos procuradores acusando a Leocadia de infidencia, trato ilícito y mala conducta" (añadiendo que era de genio altanero y amenazador, o sea 'chula y castiza', o si se prefiere 'maja y manola').

Hughes, en su biografía sobre Goya, y a partir del dato de la denuncia que Weiss hizo contra Leocadia en 1811 por "infidencia" (falta a la confianza y fe debida a otro),[9]

En 1817,[11]

Exilio en Burdeos

En 1824, Leocadia huye de Madrid obligada por tres circunstancias del mismo signo: sus conocidas ideas radicales, ser compañera de Goya y madre de Guillermo, jovencísimo militante del Batallón de Niños creado el 26 de octubre de 1822.[14]​ Al parecer, Leocadia, tras ser rechazada por sus parientes Goicoechea-Galarza, 'recurrió al pintor'.

En octubre de 1825, el pintor cambia una vez más de casa y se instala con Leocadia y 'Rosarito' en la rue Croix-Blanche.[15]​ El ambiente en el nuevo hogar de Goya y los Weiss-Zorrilla en Burdeos, queda dibujado en estos párrafos de una carta del dramaturgo Leandro Fernández Moratín, también exiliado en Burdeos, a otro amigo del pintor, el ilustrado y clérigo, Juan Antonio Melón:

"Goya ha tomado una casita muy acomodada con luces del Norte y Mediodía, y su poquito de jardín, casa sola y nuevecita en donde se haya muy bien. Doña Leocadia, con su acostumbrada intrepidez, reniega a ratos y a ratos se divierte. La Mariquita (Rosarito) habla ya francés como una totovía, corre y brinca y se entretiene con algunas gabachuelas de su edad..." [16]

Otras cartas y documentos confirman que Leocadia "era la turbulencia en persona, ávida de distracciones, siempre en movimiento y tenía la casa manga por hombro". Y Goya, anciano, se dejaba llevar. Así, era habitual ver al grupo en las ferias de Quinconces o en las «écuyères» circenses que hacían escala en Burdeos.[18]

Quizá el más importante legado que Leocadia Zorrilla hizo a la posteridad del arte fue la narración de la muerte de Francisco de Goya, como puede leerse en la carta escrita en Burdeos y dirigida a Moratín, que se encontraba en París, fechada el 28 de abril de 1828.[19]

...el día 2 (de marzo), día de sus días, amaneció a las cinco sin habla, que recobró a la hora, y se le paralizó el lado. Así ha estado 13 días; conocía a todos; hasta 3 horas antes de morir veía la mano, pero como alelado; quiso hacer testamento, decía, en nuestro favor, y respondió su nuera que ya le tenía hecho. No hubo un momento después seguro, pues la debilidad le impedía el escasamente entender lo que decía y disparataba; así ha estado 13 días, y falleció del 15 al 16, a las 2 de la mañana... Molina y Brugada le vieron morir y yo estuve en el cuarto hasta dos minutos antes, pero desde las 12 me faltaron las fuerzas para arrimarme a su cama a causa de la respiración fuerte del vientre; pues a las 12 y media acabó tan sereno y se quedó como el que duerme y hasta el médico se asombró de su valor, dice éste que nada padeció; en esto vacilo...

Leocadia Zorrilla

Muerto Goya el 16 de abril de 1828, la familia Weiss Zorrilla fue 'despachada con tirante generosidad', habida cuenta del odio que se profesaban mutuamente Leocadia y Javier Goya (el único hijo sobreviviente del pintor y único heredero nombrado en su testamento "irrevocable" hecho en 1811).[c]

La situación económica de Leocadia y sus dos hijos en Burdeos durante los cinco años siguientes a la muerte de Goya debió ser delicada como demuestran las cartas enviadas a amigos como Moratín.[21]

Regreso a Madrid

Madre e hija regresaron a España en junio de 1833, con la amnistía que ese año se ordenó para los delitos contra Fernando VII.[24]

En junio de 1840, Rosario fue aceptada Académica de Mérito de San Fernando y nombrada Maestra de Dibujo de las infantas Isabel (futura Isabel ll) y Luisa Fernanda, recibiendo un sueldo de ocho mil reales.[26]

El verano de 1843, y de forma imprevista, su hija Rosario muere con 28 años de edad,[26]​ sufrido cuando, saliendo del Palacio de dar sus clases, se encontró con un motín popular al día siguiente a la caída del general Espartero como regente. Según Juan Antonio de Rascón en una amplia y elogiosa necrológica publicada el 20 de septiembre de 1843 en la Gaceta de Madrid habría fallecido a causa de una infección intestinal.

Leocadia murió el 6 de agosto de 1856, en su casa madrileña de la calle del Desengaño nº 17,[2]

Other Languages