Lenin

Lenin
Ле́нин
Vladimir Lenin 140-190 for collage.jpg

Coat of arms of the Soviet Union (1923–1936).svg
Presidente del Consejo de Comisarios del Pueblo de la Unión Soviética
30 de diciembre de 1922- 21 de enero de 1924
Predecesor Cargo creado
Sucesor Alekséi Rýkov

Emblem of the Russian SFSR (1920-1978).svg
Presidente del Consejo de Comisarios del Pueblo de la RSFS de Rusia
8 de noviembre de 1917- 21 de enero de 1924
Predecesor Cargo creado
Sucesor Alekséi Rýkov

PCUS Emblema.svg
Líder informal del Partido Comunista Ruso
17 de noviembre de 1903- 21 de enero de 1924
Sucesor Iósif Stalin (como Secretario General)

Información personal
Nombre de nacimiento Влади́мир Ильи́ч Улья́нов Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 10 de abril jul./ 22 de abril de  1870 greg.
Uliánovsk, Rusia Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 21 de enero de 1924 Ver y modificar los datos en Wikidata
Gorki Léninskiye, Rusia Ver y modificar los datos en Wikidata
Causa de muerte Infarto agudo de miocardio Ver y modificar los datos en Wikidata
Lugar de sepultura Mausoleo de Lenin Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Rusa, República Socialista Federativa Soviética de Rusia y soviética Ver y modificar los datos en Wikidata
Religión Ateísmo Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político POSDR ( 1898- 1903)
POSDR (b) ( 1903- 1918)
PCR (b) ( 1918- 1924)
Familia
Padres Iliá Uliánov Ver y modificar los datos en Wikidata
Maria Alexandrovna Ulyanova Ver y modificar los datos en Wikidata
Cónyuge Nadezhda Krúpskaya ( 1898- 1924)
Educación
Alma máter Universidad Estatal de Kazán
Universidad Estatal de San Petersburgo
Información profesional
Ocupación Abogado y político
Miembro de
Firma Unterschrift Lenins.svg
[ editar datos en Wikidata]

Vladímir Ilich Uliánov (en ruso: Владимир Ильич Ульянов,  romanización: Vladimir Il'ič Ul'janovpronunciación: Acerca de este sonido  [vlɐˈdʲimʲɪr ɪˈlʲitɕ ʊˈlʲanəf] ), alias Lenin[a] (Ле́нин, [ˈlʲenʲɪn]; Simbirsk, 10 de abril jul./ 22 de abril de 1870 greg.- Gorki, 21 de enero de 1924), fue un político, revolucionario, teórico político y comunista ruso. Líder del sector bolchevique del Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia, se convirtió en el principal dirigente de la Revolución de Octubre de 1917. En 1917 fue nombrado presidente del Consejo de Comisarios del Pueblo (Sovnarkom), convirtiéndose en el primer y máximo dirigente de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en 1922. Políticamente marxista, sus contribuciones al pensamiento marxista reciben el nombre de leninismo.

Militó desde su juventud en la izquierda política revolucionaria. Durante sus estudios universitarios fue arrestado y exiliado durante tres años en Siberia. Luego huyó a varios países de Europa occidental, y llegó a convertirse en un destacado teórico del partido. En 1903 tuvo un papel clave en el cisma vivido por el POSDR, erigiéndose en líder de la facción bolchevique, en contraposición a la facción menchevique liderada por Yuli Mártov. Regresó a Rusia durante un breve periodo de tiempo con motivo de la Revolución de 1905. En 1914, con el estallido de la Primera Guerra Mundial, empezó a hacer campaña para transformar la guerra en Europa en una revolución de todo el proletariado.

Fue el principal dirigente bolchevique de la Revolución de Octubre de 1917. Ya en el poder, Lenin procedió a aplicar distintas reformas que incluían la transferencia al Estado o a los trabajadores soviéticos del control de propiedades y tierras en manos de la aristocracia, la antigua corona o terratenientes. Frente a la amenaza de una invasión por parte del Imperio alemán, firmó un tratado de paz que llevó a la salida de Rusia de la Primera Guerra Mundial. En 1921, el gobierno de Lenin instauró la Nueva Política Económica, que combinaba elementos socialistas y capitalistas y que inició el proceso de industrialización y recuperación del país tras la guerra civil rusa, un duro conflicto que incluyó la participación de diez naciones extranjeras contra el nuevo Estado soviético.

Después de su muerte, el leninismo dio lugar a diversas escuelas de pensamiento, entre las que se pueden citar el marxismo-leninismo y el trotskismo, de Stalin y Trotski respectivamente, que lucharon por el poder en la URSS, ambos declarándose seguidores más fieles de Marx y Lenin que el otro. El comunismo se convirtió en una ideología que contó durante el siglo XX con cientos de millones de seguidores a nivel mundial y cuyos planteamientos fueron puestos en práctica por numerosos países, compitiendo por la supremacía global con el sistema capitalista. Lenin continúa siendo una figura altamente controvertida. Sus detractores lo etiquetan como un dictador cuyo gobierno fue responsable de múltiples violaciones de los derechos humanos,[ Aclaración requerida] mientras que sus seguidores lo describen como una de las personas que más ha hecho por la obtención de mejores condiciones laborales y de vida para la clase obrera. Lenin tuvo una influencia muy significativa dentro del movimiento comunista internacional y es considerado una de las figuras más destacadas e influyentes, a la vez que controvertidas, del siglo XX.

Biografía

Primeros años

La familia de Lenin, de izquierda a derecha: Olga, María Aleksándrovna (la madre), María, Aleksandr, Dmitri, Ilyá Nikoláievich (el padre), Anna y Vladímir (Lenin).

Nacido en Simbirsk, ciudad rusa a orillas del Volga, en 1870, era el cuarto hijo de Ilyá Nikoláievich Uliánov y María Aleksándrovna Blank.[9]

Su familia era una mezcla de las etnias y tradiciones religiosas que conformaban entonces el Imperio ruso.[6]

Vladímir Ilich Uliánov a los 17 años, en 1887, año en el que acabó sus estudios secundarios e ingresó brevemente en la universidad para estudiar derecho. Ese mismo año, su hermano Aleksandr fue ajusticiado por intentar asesinar al zar, muerte que lo afectó profundamente.

En su juventud, en contra de lo que afirman algunas biografías posteriores, Lenin no mostró ningún interés por la política,[16]

Tras la muerte de su padre en enero[19]

Aunque la muerte de su hermano influyó de manera importante en el desarrollo de sus ideas,[22]

Inicio de la actividad política

En el otoño[23]

Al día siguiente, dirigió la siguiente carta al rector de la Universidad:

Considerando que no es posible continuar mis estudios en la Universidad en las actuales condiciones de la vida universitaria, tengo el honor de suplicar humildemente a Su Excelencia que disponga mi exclusión como estudiante de la Universidad Imperial de Kazán.[25]

Se le permitió, sin embargo, continuar sus estudios por correspondencia en la universidad de la capital del imperio.[26]

Fotografía policial de V. I. Uliánov, de diciembre de 1895. Lenin fue arrestado junto con el resto de dirigentes de la recién creada Unión de Lucha para la Emancipación de la Clase Obrera en diciembre de 1895, poco después de regresar de su primer viaje al extranjero.

Rechazadas por las autoridades sus peticiones de readmisión en la Universidad de Kazán, así como de cursar estudios en el extranjero o trasladarse a Moscú o San Petersburgo,[29]

En junio de 1890, y tras varias solicitudes rechazadas, se le autorizó a examinarse como externo en las asignaturas de Derecho por la Universidad de San Petersburgo y a trasladarse a la capital para realizar los exámenes; estos se celebraron entre septiembre de 1890 y el otoño de 1891.[32]

En enero de 1892, consiguió su diploma universitario con notas excelentes a pesar de no haber asistido a clase alguna,[28]

Reunión de la Unión de Lucha para la Emancipación de la Clase Obrera. V. I. Uliánov sentado en el centro y, a su izquierda, Yuli Mártov (diciembre de 1895).

A finales de 1893, se trasladó a San Petersburgo,[35]

En 1894 escribió Acerca de la llamada cuestión de los mercados. Convertido en uno de los principales dirigentes de los círculos socialdemócratas de la ciudad gracias a su energía y erudición, dedicó los dos años siguientes a mejorar su organización en cooperación con otros activistas como Mártov.[37]

En 1894 se trasladó a Moscú, donde continuará su relación con los círculos marxistas y obreros, y seguirá trabajando en el plano teórico en contra de las ideas de los populistas. El ataque a los populistas ocupa el grueso de su obra en la primera mitad de la década de 1890.[41]

Entre mayo y septiembre de 1895 realizó su primer viaje al extranjero;[42]

Exilio en Siberia

A principios de la década de 1890, los marxistas adoptaron una estrategia de agitación de masas dirigida a la concienciación de los trabajadores mediante la organización de luchas laborales. Tras el regreso de Lenin de su viaje a Europa occidental, a finales de 1895 Vladímir Uliánov y Yuli Mártov (autor junto con Arkadi Kremer del opúsculo Acerca de la agitación de ese mismo año) fundaron la Unión de Lucha para la Emancipación de la Clase Obrera,[49]

Políticamente, desarrolló su ambicioso plan para unir a las organizaciones clandestinas socialistas en un solo partido, objetivo que reflejó en ¿Qué hacer? (1902) y en el que sistematizaba las experiencias de los activistas rusos de los últimos años para tratar de importar el modelo del SPD alemán (movilización obrera mediante campañas del partido) al represivo ambiente del absolutismo zarista.[53]

Su principal preocupación ideológica durante el exilio fue el auge del economicismo, corriente influida por el revisionismo de Eduard Bernstein y la obra de otros teóricos de la socialdemocracia como Karl Kautsky, que defendía la necesidad de mejorar las condiciones de los trabajadores dentro del sistema capitalista por medios pacíficos. Estas ideas comenzaron a ser seguidas en Rusia por marxistas como Ekaterina Kuskova o Piotr Struve y, en parte como reacción a ello, Lenin y Mártov fundaron en 1900 el periódico Iskra (La Chispa), publicado en Múnich, Londres y Ginebra, con el objetivo de defender la acción política de un partido centralizado que, para derribar al régimen zarista, consideraban que no podía seguir las tácticas de los socialdemócratas alemanes.[55]

Iskra, los economicistas y las organización del nuevo partido socialdemócrata

Mientras Lenin permanecía en exilio siberiano, el movimiento socialista crecía en Rusia y en marzo de 1898 se celebraba el Primer congreso del POSDR; la policía detuvo a todos sus participantes y no logró crear una institución central que coordinase a los diversos grupos, pero estos comenzaron a sentirse parte de una organización nacional.[52]

Lenin consideraba que los economicistas idealizaban la situación del momento, que consideraba primitiva y con una organización de aficionados y abogaba por formar una fuerte, con sólida base teórica, organizada y disciplinada.[60]

En abril de 1903, Lenin y Krúpskaya se mudaron con desgana de Londres a Ginebra por solicitud del resto de editores de Iskra, que deseaban que el grupo residiese en la misma ciudad.[61]

Oposición en el exterior y la escisión del partido

Esta concepción de Lenin provocó la importante escisión de 1903 durante el II Congreso del Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia, celebrado entre Bruselas y Londres en agosto.[3]

En mayo de 1903, Lenin regresó a regañadientes a Ginebra donde, sin embargo, volvió a compaginar el disfrute de la naturaleza con sus actividades periodísticas y de análisis político que caracterizaron sus años de exilio.[67]

Si bien Lenin se hallaba esencialmente aislado del resto de figuras del partido y del socialismo europeo[76]

Según el propio Axelrod, era el «ídolo» de los activistas rusos del partido.[75]

Características personales y políticas

Pintura de Lenin frente al Instituto Smolny por Isaak Brodsky

Extremadamente activo y original intelectualmente,[77]

Durante toda su carrera, mezcla de estudioso dado a la polémica y de político radical entregado a su ideal revolucionario, tuvo el apoyo de un estrecho círculo familiar (especialmente el de su madre y sus hermanas, además de su esposa) y de amigos.[83]

La revolución de 1905

Los partidos socialistas tuvieron poca influencia en el desencadenamiento de la revolución de 1905, eran todavía muy débiles, la militancia interior era escasa (unos cuarenta mil miembros entre mencheviques y bolcheviques por cincuenta mil eseristas en noviembre de 1906) y casi todos sus dirigentes estaban en el exilio.[86]

Durante los primeros diez meses de la revolución redactó diversos artículos sobre la situación del imperio, pero las disputas en el partido siguieron teniendo prioridad.[88]

Lenin, que desde el Domingo Sangriento había estado enviando instrucciones desde Ginebra para la organización de disturbios, solo regresó en noviembre con la intención de organizar una revuelta armada.[89]

Durante 1905 y 1906, a la vez que otros teóricos socialistas, Lenin estudió la posible evolución de la revolución en Rusia en varios escritos que no se publicaron hasta después de su muerte.[95]

El Sóviet de San Petersburgo, dominado por los mencheviques y liderado por Trotski, comenzó una oleada de huelgas, con el resultado de que el 3 de diciembre todos sus dirigentes fueron detenidos. En respuesta, los socialdemócratas de Moscú declararon la huelga general y distribuyeron armas entre los obreros. Allí contaron con la ayuda activa de Máximo Gorki, que había conocido a Lenin en 1902 y se había acercado a los bolcheviques después del Domingo Sangriento,[99]

Mientras, continuaban los intentos de reunificar el partido en diversos congresos.[85]

El periodo de reacción, exilio y nuevas disputas

Análisis de la revolución fracasada y preparación para la siguiente

Tras el fracaso de la Revolución de 1905, Lenin sostuvo que la tarea de los socialdemócratas era prepararse para una nueva revolución que acabaría con la autocracia e instauraría un Gobierno provisional de obreros y campesinos.[104]

Regreso a la teoría y a la vida de emigrado

Regresó a Ginebra en enero de 1908, pero los acontecimientos de la revolución fracasada hacían la vida de exiliado cada vez menos tolerable.[108]

Ruptura en las filas bolcheviques

Bogdánov, Gorki y Lenin en Capri en 1908. Mientras que este mantuvo las relaciones con el escritor, importante sostén financiero de los bolcheviques, rompió la anterior colaboración con Bogdánov por sus diferencias ideológicas.

En el clima de reacción de los años posteriores a la revolución fallida de 1905, empezó a ejercer influencia entre los círculos socialistas rusos y alemanes una nueva filosofía, el empiriocriticismo. Sus principales representantes fueron Mach y Avenarius.[f]

Ruptura con los mencheviques

A finales del verano de 1910, asistió al congreso socialista internacional del Copenhague; aprovechó su visita al Báltico para ver a su madre en Estocolmo, última vez que pudo hacerlo antes de su fallecimiento en 1916.[119]

Las diferencias entre fracciones eran ya tan grandes que en 1911 Lenin abogaba por la separación en dos partidos.[125]

La Primera Guerra Mundial

Breve arresto y regreso a Suiza

A comienzos del verano de 1914, consideraba que la guerra podría reducir su trabajo al aislarle de Rusia pero no esperaba las consecuencias que para el socialismo europeo trajo la contienda.[130]

Ruptura del movimiento socialista por la guerra mundial

Si la guerra mundial acabó con el orden europeo anterior a la contienda, también destruyó el movimiento socialista hasta entonces conocido.[133]

Rechazo de la guerra mundial y defensa de la guerra civil

El mismo día de su llegada a Berna, se reunía con algunos bolcheviques y planteaba la necesidad de redactar unas tesis para afrontar la guerra mundial.[135]

La guerra provocó el progresivo acercamiento de muchos mencheviques, como Kolontái o Trotski, a las posturas de Lenin. Su partido, igual que el Partido Social-Revolucionario, se había dividido entre la corriente «defensista» de Plejánov, que consideraba prioritario evitar la derrota militar de Rusia, y otra «internacionalista» de ideas pacifistas liderada por Mártov, a quien en principio se unió también Trotski, mayoritaria.[140]

Análisis de la guerra mundial: el choque de bloques imperialistas

Su análisis tenía una gran influencia de la obra Capital financiero del austrohúngaro Rudolf Hilferding,[137] El marco de análisis pasaba de ser nacional a internacional.

Según Lenin, las potencias no detendrían el enfrentamiento hasta haber logrado la derrota de sus rivales que había de otorgarles la primacía.[135]

Ruptura con los defensistas

Denunció con dureza a aquellos socialistas que respaldaban a sus Gobiernos en la contienda ya que consideraba que engañaban a los trabajadores y los conducían a la defensa de los intereses de la burguesía.[135]

Llegó a considerar preferible una derrota[146]

Actividad en el aislamiento

Mientras los contendientes se desangraban en las grandes batallas del conflicto, Lenin vivía como estudioso y escritor en la neutral Suiza, prácticamente aislado de Rusia y del resto del continente por la guerra.[148]

Participó en la Conferencia de Zimmerwald en septiembre de 1915 pero, a pesar de que los socialistas reunidos eran mayoritariamente contrarios a la guerra, su posición quedó en minoría, como sucedió en la posterior Conferencia de Kienthal de abril[150]

También durante la guerra, Krúpskaya y Lenin sufrieron importantes pérdidas personales: el 20 de marzo de 1915 murió la madre de ella, habitual compañera del matrimonio, y el 25 de julio de 1916 lo hizo la de Lenin.[151]

Lenin y la revolución de 1917

Tras el estallido de la Primera Guerra Mundial, con la conmoción que supuso para los bolcheviques el apoyo de la socialdemocracia alemana a la misma, la situación lo convirtió en una figura clave cuando la evolución de la contienda se mostró abiertamente desfavorable para Rusia.

A pesar de esperar que pronto la guerra llevase a la revolución en Europa, la Revolución de Febrero y la caída de la monarquía en Rusia resultaron inesperadas para Lenin, como para otros muchos observadores del momento, tanto en Rusia como en el extranjero.[153]

Las Cartas desde lejos y las Tesis de abril

El 15 de marzo de 1917, tuvo noticia de la Revolución de Febrero, la abdicación del zar, la formación del Gobierno provisional y del Sóviet de Petrogrado.[153]

Lenin presentando sus Tesis de abril ante el Sóviet de Petrogrado en abril de 1917 en el Palacio Táuride.

Ante la oposición británica[159]

En estas Lenin desgranó una serie de conceptos claves de su programa para el periodo interrevolucionario: rechazo frontal al defensismo revolucionario, negativa a apoyar al Gobierno provisional y decisión de denunciar sus acciones, necesidad de transferir el poder estatal a los sóviets, exigencia de creación de una república soviética y no parlamentaria o la consideración de que el poder debía pasar a los obreros y campesinos pobres en una segunda revolución.[162]

En la conferencia del partido celebrada entre el 24 de abril jul./ 7 de mayo greg. y el 29 de abril jul./ 12 de mayo greg., logró que este aceptase la preparación de una nueva revolución, rechazase la cooperación con partidos no socialistas, criticase al Gobierno y al Sóviet de Petrogrado, acentuase la división con los mencheviques, exigiese la paz inmediata y la aplicación de profundas reformas económicas y sociales, tensase las relaciones con las fuerzas burguesas, incluso a riesgo de provocar una guerra civil y aceptase la revolución rusa como la primera de una serie de revoluciones europeas que debían acabar con la guerra.[161]

El día siguiente Lenin presentó, sin apenas conocimiento de la situación concreta en el territorio ruso y por su cuenta y riesgo, sus célebres Tesis de abril.

En estas tesis, Lenin aborda las siguientes cuestiones:

  • Rechazo de la guerra imperialista, sometida a los intereses del capital. Estos mismos intereses hacen imposible una paz que sea realmente democrática, no impuesta por la fuerza, y sin anexiones.
  • En Rusia se ha pasado de la primera etapa de la revolución (que da el poder a la burguesía) a la segunda, que debe poner ese poder en manos del proletariado y de los campesinos pobres.
  • Desenmascarar el Gobierno Provisional como gobierno de capitalistas, y negarles todo apoyo.
  • Reconocimiento de que el Partido se encuentra en minoría en los sóviets. Necesidad por tanto de explicar y difundir sus posturas, desde una minoría crítica.
  • Reivindicación no de una república parlamentaria, sino de una república de los sóviets. Dentro de la cual se supriman policía, ejército y burocracia, sin que la remuneración de todos los funcionarios exceda nunca el sueldo de un obrero cualificado.
  • Reforma agraria. Confiscación de las tierras de los terratenientes. Nacionalización de todas las tierras que se pondrán a disposición de los Sóviets locales.
  • Fusión de los bancos en un banco único bajo el control de los sóviets.
  • Prioridad del control democrático de la producción y distribución por parte de los sóviets, antes que "implantación" inmediata del socialismo.
  • Como tareas del Partido: (1) Celebración de un nuevo Congreso. (2) Modificación del programa en relación con la posición ante el imperialismo y ante el Estado, y reforma del programa mínimo. (3) Cambio de denominación del Partido, que ha de pasar de "socialdemócrata" a la de Comunista.

En este momento, fue cuando Lenin se encontró completamente solo. El ala derecha de su partido lo acusa de anarquismo, de aventurerismo y de apelar a una guerra civil. El ala izquierda se apropia de las Tesis para convertirlas en un programa inmediato para derrocar al Gobierno provisional. En realidad, por las circunstancias en que se pronunciaron y por la actitud posterior del propio Lenin (que se alió con esa ala derecha y en contra de los izquierdistas durante la Conferencia de abril del Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia), parece más sensato inclinarse por una interpretación menos tajante. Las Tesis pretenden ir poniendo sobre la mesa un programa de medio-largo plazo, una trayectoria política que se debe ir siguiendo durante los meses posteriores.[165]

Las Jornadas de Julio y la clandestinidad

Lenin disfrazado de obrero para pasar a Finlandia durante su último periodo en la clandestinidad en el verano de 1917, tras el fracaso de las Jornadas de Julio.

A pesar de la tensión en la capital, el 29 de junio jul./ 12 de julio de 1917 greg. la abandonó para descansar[176]

Lenin aprovechó los meses de exilio para terminar de redactar su importante obra El Estado y la revolución, de la que había dejado una copia del manuscrito a Kámenev con órdenes de publicarlo si no regresaba,[184]

Desde finales de septiembre y habiendo descartado ya la cooperación con mencheviques y socialrevolucionarios —contemplada brevemente durante el golpe de Kornílov—,[199]

A su vuelta, en octubre, se inicia el proceso que culminará el 7 de noviembre (según el calendario gregoriano) con la toma del Palacio de Invierno. Su llegada a la sede del Sóviet de la capital la noche[202]

Presidente del Consejo de Comisarios del Pueblo (Sovnarkom)

Gobierno bolchevique o de coalición y disolución de la Asamblea Constituyente

Favorable a la coalición con los socialrevolucionarios de izquierda como representantes del campesinado pero opuesto[208]

Lenin en su oficina del Kremlin de Moscú, 1918.

Trató en vano de anular las elecciones a la Asamblea constituyente, a la que no tenía intención de ceder[216]

Al frente del Gobierno

El 12 de marzo de 1918, Lenin, Krúpskaya y el Gobierno soviético se mudaron a Moscú por motivos de seguridad militar y se instalaron en unas habitaciones del Kremlin de Moscú, junto a la sala de reuniones gubernamental.[217]

De sesiones nocturnas diarias al comienzo del periodo peterburgués, el Sovnarkom presidido por Lenin pasó a reunirse menos frecuentemente —un par de veces por semana—, especialmente tras la creación de organismos como el «Pequeño Sovnarkom» o la Junta de Defensa a los que se delegó parte de las decisiones gubernamentales.[221]

Lenin, centro del Gobierno, dio en general prioridad al Sovnarkom frente a los órganos del partido y fue en su seno en el que desarrolló la mayor actividad hasta su enfermedad final.[225]

Los peligros y crisis del Sovnarkom y fortalecimiento del politburó

Antes de un breve periodo de alegría por la situación internacional a finales de 1918 y comienzos de 1919 que parecía augurar efectivamente la extensión de la esperada revolución mundial, Lenin tuvo que enfrentarse a una serie de crisis que tuvo que superar para mantener su gobierno.[226]

Sus ausencias de la capital desde mediados de 1921 aceleraron el proceso que hizo del politburó del partido el centro del poder político soviético en detrimento del Sovnarkom.[230]

Tras el fracaso del sistema de vicepresidentes —que no logró detener el crecimiento en importancia del politburó a costa del Sovnarkom—, Lenin dedicó notables esfuerzos tras su recuperación de la segunda mitad de 1922 a tratar de restaurar el poder de este.[234]

Periodos de gobierno

Fotografía de Lenin delante del teatro Bolshói, arengando a las tropas dispuestas para partir al frente polaco, 5 de mayo de 1920. Su Gobierno tuvo que enfrentarse a una variada serie de enemigos de manera casi ininterrumpida desde 1918 hasta 1920. A la derecha de la imagen puede verse a Leon Trotski.

El periodo de gobierno de Lenin en Moscú se suele dividir habitualmente en tres fases: la «pacífica» y breve entre la firma del Tratado de Brest-Litovsk con los Imperios Centrales y la intensificación de la guerra civil en el verano de 1918; la de la guerra civil y la guerra con Polonia, de unos dos años y medio de duración;[236]

Durante la primera fase, el Gobierno se instaló en el Kremlin de Moscú, el régimen extendió su control por el país tanto mediante la toma de la dirección de los sóviets como mediante el uso de nuevos organismos como la Checa, el Ejército Rojo o la organización de suministro de alimentos.[237] Esta época se denomina comunismo de guerra.

Durante la segunda, hubo de enfrentarse al Movimiento Blanco, apoyado por las potencias Aliadas y el territorio bajo su autoridad se redujo a las provincias centrales del antiguo imperio; más tarde, desde marzo de 1920 hasta principios de 1921, combatió con la nueva Polonia independiente.[236]

El último periodo, que comenzó aproximadamente con el X Congreso del partido, se caracterizó por la restauración parcial de la economía de mercado, el fin de las requisiciones al campesinado y su sustitución por un impuesto en especie, la reducción del poder de los «órganos de emergencia»,[238]

Una vez elegido presidente del Consejo de Comisarios del Pueblo (equivalente a primer ministro) y ante el peligro de una invasión alemana, Lenin argumentó que Rusia debía firmar de forma inmediata un tratado de paz. Otros líderes bolcheviques como Bujarin abogaban por la continuación de la guerra como forma de fomentar la revolución en Alemania. León Trotski, quien lideraba las negociaciones, optaba por una postura intermedia, postulando un tratado de paz que no implicara ganancias territoriales para ninguna de las partes. Cuando las negociaciones se colapsaron, Alemania lanzó una invasión que resultó en la pérdida de muchos territorios del oeste de Rusia. Como resultado de este giro de los acontecimientos, las posiciones de Lenin obtuvieron el apoyo de la mayoría de los líderes bolcheviques, y Rusia firmó el Tratado de Brest-Litovsk en términos desventajosos (marzo de 1918). El partido bolchevique fue renombrado como Partido Comunista de Rusia (bolchevique), que posteriormente se convirtió en el Partido Comunista de la Unión Soviética.

Aceptando que los sóviets eran la única forma de gobierno obrero legítimo, Lenin abolió la Asamblea Constituyente Rusa. Los bolcheviques perdieron la votación entonces, ganando las elecciones el Partido Socialista Revolucionario, aunque dividido en facciones pro y anti sóviets. Los bolcheviques, aliados con los socialrevolucionarios de izquierda, tenían el apoyo mayoritario en el Congreso de los sóviets, y formaron coalición de gobierno con los socialrevolucionarios de izquierda. Sin embargo, la coalición se hundió tras la oposición de los Social-Revolucionarios de izquierda al Tratado de Brest-Litovsk, que se unieron a otros partidos buscando derrocar al gobierno soviético (Sovnarkom). La situación degeneró con todos los partidos no bolcheviques (incluyendo los grupos socialistas) buscando de forma activa el derrocamiento del poder de los bolcheviques.

El 30 de agosto de 1918, Fanni Kaplán, miembro del Partido Socialista Revolucionario, se aproximó a Lenin después de que éste hubiera hablado en un mitin y mientras se dirigía a su coche, le llamó la atención y cuando Lenin se volvió a responder, le disparó tres tiros, dos de los cuales impactaron en un hombro y en un pulmón. Lenin fue transportado a sus apartamentos privados en el Kremlin y rehusó ser ingresado en un hospital, creyendo que otros asesinos podrían esperarlo allí. Se llamó a varios médicos, pero éstos decidieron que era demasiado peligroso extraer las balas. Lenin se recuperó, pero su salud se resintió a partir de este suceso y se cree que este incidente contribuyó a sus últimos infartos.

Lenin realizando un discurso.

En marzo de 1919, Lenin y otros líderes bolcheviques junto a varios marxistas revolucionarios de todo el mundo crearon la Tercera Internacional, también conocida como Internacional Comunista, o Komintern, cuyos miembros, incluyendo a Lenin y a los mismos bolcheviques, se escindían del más amplio movimiento socialista identificado con la Segunda Internacional. A partir de este momento serían conocidos como comunistas.

Mientras tanto, una guerra civil asolaba Rusia. Una amplia variedad de movimientos políticos y sus seguidores tomaron las armas para apoyar o derrocar al gobierno soviético. A pesar de que había muchas facciones diferentes involucradas en la guerra civil, las dos fuerzas principales fueron el Ejército Rojo formado y dirigido por Trotski (comunista) y el Ejército Blanco, formado por una relativa minoría adepta o partidaria al antiguo régimen zarista (o en algunos casos contraria al recién constituido) impulsado por poderosos líderes militares como Kolchak, Denikin y Yudénich, pero que recibiría el apoyo abrumador y decisivo de potencias extranjeras como Francia, Gran Bretaña, Canadá, Estados Unidos y Japón, además de otros 16 países, que intervendrían también en esta guerra (en apoyo del Ejército Blanco). El Ejército Rojo ganó la guerra, derrotando a las fuerzas de la Rusia Blanca y sus aliados en 1920 (a pesar de esto, algunos islotes de pequeñas tropas continuarían la lucha durante muchos años más).

En los últimos meses de 1919, los éxitos contra las fuerzas del Ejército Blanco convencieron a Lenin de que era el momento de extender la revolución hacia el Oeste, por la fuerza si fuera necesario. Cuando la recién independizada Segunda República de Polonia comenzó a asegurar sus territorios orientales, anexionados por Rusia en las particiones de Polonia a finales del siglo XVIII, se enfrentó a las fuerzas bolcheviques por la dominación de estas áreas, lo que contribuyó al estallido de la guerra Polaco-Soviética de 1919. Con la revolución alemana y la Liga Espartaquista en pleno auge, Lenin vio esto como la oportunidad perfecta para penetrar en Europa con las bayonetas del Ejército Rojo. Lenin veía a Polonia como el puente que el Ejército Rojo debía cruzar para unir la Revolución rusa con los seguidores comunistas de la Revolución Alemana, y para ayudar a otros gobiernos comunistas en Europa Occidental. La derrota de la Rusia soviética en la guerra polaco-soviética, sin embargo, invalidó estos planes.

De izquierda a derecha: Iósif Stalin, comisario del pueblo para las Nacionaliades; Vladímir Lenin, presidente del Sovnarkom y Mijaíl Kalinin, presidente del VTsIK; 1919.

A estas alturas ya había conducido a la muerte o al presidio, con la colaboración de Trotski, a casi todos los anarquistas de Rusia, por promover, según los bolcheviques, revueltas contra el gobierno soviético, especialmente entre el campesinado, y la apropiación privada del excedente de grano por parte de los kuláks y determinadas fábricas de la industria por parte de grupos de trabajadores aislados, bajo la apariencia de cooperativas y comunas libertarias o sóviets libres, independientes de todo poder del Estado, al que consideraban un factor de opresión con independencia de su carácter de clase obrera. Buscaron así la forma de destruir, cuando no controlar, todas aquellas organizaciones anarquistas (consideradas por ellos de influencia pequeñoburguesa) que promovieron motines, la insubordinación o levantamientos contra la República de los Sóviets en los momentos de mayor dificultad de la Guerra Civil y post-guerra rusas, durante la política del comunismo de guerra. Dejaron existir tan sólo a algunas pequeñas agrupaciones, bajo control y vigilancia del Estado, siempre y cuando aceptaran y se sometieran a la autoridad del poder soviético, y, por supuesto, a todas aquellas corrientes, minoritarias, del anarquismo y anarco-sindicalismo ruso que terminaron por apoyar decididamente su bando. Durante la Revolución rusa la literatura anarquista fue incinerada y locales de reunión de uniones libertarias fueron clausurados para, de ese modo, destruir todo atisbo de socialismo catalogado contrarrevolucionario. La represión ideológica les llegaría a las agrupaciones políticas, como el Partido Socialista Revolucionario, a principios de los años veinte, después de haber tomado parte en varios intentos organizados por derrocar al gobierno de los Sóviets, bajo la influencia de los bolcheviques, incluida el ala de los socialistas revolucionarios de izquierda después de la firma del tratado de Brest-Litovsk (por oponerse éstos a la firma de la paz por separado con los alemanes). El anarquista ruso Volin denunció estos hechos, directamente ordenados por Lenin y Trotski, y que tuvo la oportunidad de presenciar, en su libro La Revolución Desconocida.

Lenin hace anotaciones durante el III Congreso de la Internacional Comunista en 1921.

Los largos años de guerra se cobraron su tributo en Rusia, dejando un país en gran parte devastado, y con una economía en ruinas. La clase obrera se encontraba a sí misma en un arrollador proceso de declive; en torno a 1921 se había visto reducida a cerca de un tercio del tamaño que hubiera tenido en 1917. Muchos trabajadores y militantes habían ido abandonando durante la guerra sus fábricas para unirse al Ejército Rojo; una importante cifra, que jamás regresaría. Otros, que se estaban enfrentando al desempleo y a la carestía, habían vuelto a sus familias, en sus hogares, en el campo, donde al menos les aguardaba un modesto trozo de tierra mediante el cual poder alimentarse. Los sóviets, en definitiva, se habían ido vaciando.

Los bolcheviques, por otra parte, no podían limitarse a abandonar el poder, lo cual habría dejado manos libres a la antigua clase dominante para desbaratar todo atisbo de organización que de la clase obrera había surgido. Con lo cual su alternativa no era otra que aferrarse aún al poder, y aguardar, ante un posible empuje revolucionario desde el oeste.

Ante este panorama, la economía, que poco a poco, se había ido viendo mermada, y relegada a la bancarrota, estaba agudizando la crisis, en buena parte desatada por la guerra. Esto hizo aumentar el cariz de los problemas, derivados de la misma hambruna, que llevaron a la muerte por inanición y enfermedades a miles de personas, que habían dejado de tomar parte en el poder organizado por los sóviets, generando una situación de malestar generalizado, cuyas respuestas no podían hacerse esperar. En marzo de 1921 se produjo la Rebelión de los Marinos en la base naval de Kronstadt, en las afueras de Petrogrado, donde tomaron un papel fundamental militares de tendencia anarquista, algunos de los cuales hablaban de una "tercera revolución". No obstante, aunque considerada como contrarrevolucionaria, y finalmente reprimida, fue uno de los principales elementos que condujeron al instante, en el mismo mes, al reemplazo de la política económica, adoptada durante el desarrollo de la guerra civil, denominada comunismo de guerra, por la llamada Nueva Política Económica (abreviada como NEP), en un intento por reconstruir la industria y especialmente la agricultura, y con ello finalmente la maltrecha economía, mediante la sustitución de la requisa de grano (prodrazviórstka, продразвёрстка), por parte del campesinado, por un impuesto (prodnalog, продналог) que alentase al crecimiento, y producción del mismo. A su vez, una parte de la propiedad privada fue restablecida. Con ello, las nuevas posibilidades de comercio privado y manufactura a pequeña escala, permitían el surgimiento de una clase comerciante de hombres de negocios, que condujo a una recuperación de la economía.

Este viraje de la política económica, que rompía con el desastre, guardaba relación con el reflujo internacional de la revolución socialista, que no iba haciendo más que verse retrasada u obstaculizada, en Estados de un peso económico central, como Alemania, en el extranjero, y la necesidad de adaptarse a varios años de estabilidad capitalista cara al comercio exterior, medida esta, no obstante, planteada de un principio como de corto plazo o transitoria, y en ningún momento como una reconciliación con el capitalismo.

Vladímir Lenin.

Lenin seguía esperando que una revolución en algún otro país permitiese levantar el asedio al que Rusia se iba viendo relegada como Estado socialista, elemento que considera central, como queda reflejado en sus escritos, ya que, para él, el proceso puesto en marcha por la revolución no debía culminar una vez llevada a cabo ésta, sino continuar prosperando, a través de sucesivas fases o etapas, en las que poco a poco fuera viéndose superada la dependencia de las antiguas infraestructuras de poder y gestión heredadas del antiguo Estado capitalista, lo que se vería enormemente obstaculizado, cuando no imposibilitado, en caso de verse relegado el socialismo a un único país aislado (como cada vez estaba más próximo a serlo Rusia). Ello se vio reflejado en la Internacional Comunista, en cuyo tercer congreso, Lenin difundió sus tesis contra lo que llamó la enfermedad infantil del "izquierdismo" en el comunismo y logró la aprobación de una política por la unidad del frente de los trabajadores. Otro punto de inflexión en la historia de la Revolución guiada por Lenin fue la rebelión anarquista de Néstor Majnó en Ucrania, que muchos autores han catalogado como "la revolución contra Lenin", y que la prensa y los historiadores bolcheviques catalogan de "rebelión abierta contra el Estado obrero y el poder de los sóviets", según ellos promovida por los kuláks, apoyados por sectores del campesinado pobre y por bandas de pistoleros.

Pero el apoyo más serio del anarquismo se produjo en el sur de Rusia, donde los intereses clasistas de los kuláks ucranianos. Las simpatías de determinadas capas atrasadas de obreros hacia el anarquismo, tenían un carácter muy temporal y casual, y eran muy fácilmente reemplazables por estados de ánimo contrarios cuando predominaba el sano sentimiento clasista, el crecimiento de la conciencia, la experiencia inmediata de revolución misma. Al contrario, en Ucrania, debido a la situación allí creada, la ligazón de los kuláks y de los elementos criminales parasitarios con el anarquismo, resultó enormemente más sólida y, en parte, no ha sido quebrantada definitivamente hasta estos momentos. A consecuencia del decaimiento de la industria en Ucrania y de la dispersión del proletariado ucraniano, resultado del enorme papel y significado económico de la propiedad campesina, los kuláks ucranianos se convirtieron en la clase económica dominante en el sur. Los kuláks mantenían en servidumbre al campesinado pobre ucraniano, y el ciudadano, tanto el obrero como el artesano o, simplemente, el pequeñoburgués, iban a pedirle pan. Todos los medios de vida estaban en sus manos. El poder de los guardias blancos no era beneficioso para el kulak, ya que significaba la necesidad de pagar impuestos en beneficio del aparato gubernamental y del ejército terrateniente burgués, la devolución de la tierra a los nobles, y en general, al gobierno de una clase ajena. El poder proletario tampoco es beneficioso para él por cuanto significa la expropiación del excedente de pan en beneficio de las ciudades que sufren hambre, o bien el impuesto único y la entrega de sobrantes de tierras e instrumentos de labranza a los campesinos pobres. La situación ideal para el kulak era la ausencia de todo poder, la anarquía, porque la ausencia de todo poder en Ucrania, significaba el poder de los kuláks. [...]Los kuláks, defendiéndose del poder de los terratenientes por una parte y del poder soviético por otra, organizaban compañías armadas y sostenían en toda forma bandas de elementos vagabundos que se habían separado de la producción y que pululaban en gran cantidad por Ucrania en los momentos de la revolución proletaria armada. En esta situación social, es decir, de hecho sobre las espaldas del kulak ucraniano, se desenvolvió el anarquismo de Néstor Majnó. Las bandas de Majnó se convirtieron, debido a las consecuencias objetivas de su acción en Ucrania, en guardaespaldas del kulak ucraniano y en guardianes de sus depósitos repletos de trigo, en defensores de su poderío real en la ciudad y en el campo. El anarquismo que cayó en estas garras perdió de su programa, de forma natural, todo aquello que no era digerible para el kulak.[239]

Cuando Lenin falleció en 1924, los cimientos de la participación, los sóviets o consejos obreros, que habían convertido el centralismo económico, mediante la organización y participación directa, en un verdadero sistema democrático de control y ejercicio de la gestión y del poder, habían perdido su anterior influencia, dando paso a la burocratización de los mismos, y a la instauración de la nomenklatura, tras el surgimiento de la Unión Soviética.[ cita requerida]

Las relaciones exteriores

Convencido de que la revolución pronto se extendería por la Europa occidental, poco después de la toma del poder en Rusia consideraba que el país no tendría necesidad de política exterior.[247]

La ausencia de revoluciones triunfantes en Europa occidental desde mediados de 1919, sin embargo, le obligó a tratar de preservar el débil Estado soviético mediante la división de los Estados capitalistas gracias a una combinación de ofertas de paz, acuerdos comerciales y concesiones económicas.[249]

El abandono temporal de la subversión directa de los Gobiernos burgueses tras el fracaso del levantamiento comunista en Alemania en marzo de 1921, coincidió con la adopción de la Nueva Política Económica que, en política internacional, se tradujo en la reiteración del ofrecimiento de tratados comerciales para dividir a los países capitalistas, fortalecer al Estado soviético y crear interés en su defensa en los que obtuviesen concesiones económicas.[251]

La represión política

A pesar de que el ideal leninista incluía libertad política en el país, Lenin formó un Gobierno que acabó con los derechos políticos (libertad de asociación, de expresión o de reunión, etc).[253]

La primera ley del Sovnarkom, promulgada el 27 de octubre jul./ 9 de noviembre de 1917 greg., resucitó la censura de prensa en nombre de la lucha con la contrarrevolución.[255]

Los planes de transición paulatina al socialismo mediante el control político de la economía de mercado capitalista, transformada lentamente en beneficio de la sociedad, expuestos en las Tesis de abril y en El Estado y la revolución,[257]

Las primeras tareas represivas las llevó a cabo el Comité Militar Revolucionario de Petrogrado que en diciembre de 1917 dio paso a la primera policía política soviética,[259]

El convencimiento de Lenin de que el triunfo de la revolución hacía necesaria la derrota militar de la burguesía se reflejó en la Constitución soviética de 1918, que hacía hincapié en la necesidad de aplastar inmisericordemente a los explotadores, privarlos de todo derecho y utilizar la dictadura proletario-campesina del Estado para acabar con su poder por la fuerza.[83]

Intentando hacer un balance de las víctimas durante este periodo, Nicolas Werth, en El libro negro del comunismo, obra publicada en 1997, afirma que durante el tiempo en que Lenin controlaba el poder hubo numerosas ejecuciones de adversarios o de quienes eran declarados peligrosos para el régimen. Presuntamente en otoño de 1918 habrían sido eliminadas de entre 10 000 y 15 000 personas, o tal vez más. Se habría fusilado a decenas de miles de rehenes o a personas confinadas en prisión entre 1918-1922.[263] (Véase Terror rojo.)

Asimismo, por iniciativa de Lenin, en otoño de 1922 fueron expulsados de Rusia a Alemania 225 intelectuales, que resultaban indeseables a los ojos de las autoridades soviéticas, en una operación que vino a llamarse El barco filosófico.[264] Entre ellos se encontraban Nikolái Berdiáyev, Serguéi Bulgákov, Semión Frank, Nikolái Loski y Pitirim Sorokin.

La cuestión campesina

En sus primeros escritos de finales del siglo XIX Lenin había considerado que el campesinado acabaría desapareciendo como clase con el desarrollo del capitalismo en Rusia.[266]

Los intentos del Sovnarkom por acentuar la división y lograr el apoyo de la mayoría oprimida resultó un fracaso y en 1919 tuvo que comenzar a modificar su actitud hacia el agro ruso; del hincapié en la capacidad en los campesinos más pobres el Gobierno pasó a tratar de atraer a las capas medias.[270]

De tratar de utilizar las granjas colectivas como modelo de atracción para la transformación del campo, Lenin pasó a intentar hacerlo mediante el uso de la industria.[272]

Sin embargo, el abandono parcial de los sistemas de abastecimiento estatales con el permiso para comerciar en cereal concedido en 1921 y la confianza en planes a largo plazo como la electrificación hicieron que la transformación socialista del campo se pospusiese.[272]

La transformación del Estado

El traslado a Moscú el 11 de marzo de 1918, primero a un hotel, más tarde a un alojamiento temporal en el Kremlin de Moscú y finalmente a un apartamento en el mismo lugar,[273]

Hacia 1922, la insatisfacción con el funcionamiento de la Administración se había convertido en una obsesión.[276]

Enfermedad y muerte

Empeoramiento de la enfermedad

Lev Kámenev y Lenin en Gorki, 1922. A partir de mediados de 1921, este pasó temporadas cada vez más largas en este retiro a las afueras de la capital debido a su enfermedad.

Durante su periodo en la política, Lenin había tendido a trabajar en exceso y a involucrarse en demasía en las distintas disputas políticas, características que afectaban a su salud; sufría de nerviosismo, jaquecas e insomnio que, hasta alcanzar la jefatura del Estado, había podido aliviar gracias a los periodos de vacaciones, sus actividades en la naturaleza y la tranquilidad de su vida familiar.[277]

La salud de Lenin había sido severamente dañada por el estrés de la revolución y la guerra. Trabajaba hasta dieciséis horas diarias, padecía insomnio, dolores de cabeza y daba muestras de agotamiento nervioso. A finales de 1920, sus problemas mentales habían comenzado a afectar a su trabajo.[280]

Regresó a la capital a mediados de marzo de 1922.[280]

Últimos meses de actividad y fracaso de los intentos de reforma política

Lenin aún llevaba alojada una de las balas en el cuello y, aunque le fue extraída a principios de 1922, poco después, el 25 de mayo,[279]

La noche del 15[284]

A mediados de diciembre, muy desmejorado, hubo de abandonar finalmente su participación directa en los asuntos de Estado, aunque durante tres meses más tratase de influir al menos en los principales desde Gorki.[287]

El 9 de marzo de 1923,[289]

Últimos escritos: el Testamento de Lenin

Lenin durante su enfermedad, junto a uno de sus médicos y su hermana María Uliánova, en el verano de 1923. Para entonces había abandonado toda actividad política.

Aislado de los acontecimientos políticos del momento, la única actividad de Lenin entre diciembre de 1922 y marzo de 1923 fue el dictado de algunos artículos, algunos publicados en el periodo y otros secretos, que solo se conocieron más tarde.[290]

El fracaso de la revolución en Europa en 1918 y 1919 hizo que se volviese más cauto sobre las predicciones de una inminente revolución mundial.[294]

En los últimos escritos políticos antes de su muerte, Lenin siguió manteniendo ciertos postulados que había defendido a lo largo de su carrera política: necesidad de una revolución en los países más desarrollados para acabar con el capitalismo mundial, necesidad de un desarrollo capitalista como base del socialismo, necesidad de la polarización del campesinado para garantizar el proceso al socialismo en Rusia o la convicción de que la producción a pequeña escala favorece al capitalismo.[298]

Sobre cuál debía ser la relación entre Rusia y el resto de las naciones no rusas federadas desde 1922 en la URSS, Lenin discrepaba con Stalin, que era precisamente Comisario del pueblo para las nacionalidades. Stalin había propuesto que Bielorrusia, Transcaucasia y Ucrania deberían tener el estatus de simples regiones autónomas, pero Lenin había impuesto su concepción federal que se plasmaría finalmente en la Constitución de 1924 que incorporaba el derecho de autodeterminación.[300]

Stalin, Trotski y el XII Congreso

El deseo de reformas del invierno de 1922-1923 condujo a un acercamiento de las posiciones de Lenin y Trotski y un alejamiento entre aquel y Stalin, al que Lenin comenzó a percibir como origen de muchas de las medidas que consideraba erróneas.[287]

De Stalin, que era Secretario General del Partido Comunista desde abril de 1922, Lenin decía que tenía la «autoridad ilimitada concentrada en sus manos, y no estoy seguro de que siempre sepa utilizarla con la suficiente prudencia» y sugería a los camaradas sacar a Stalin de este puesto. Sobre Trotski dirá: «quizá sea el hombre más capaz del actual Comité Central, pero está demasiado ensoberbecido y demasiado atraído por el aspecto puramente administrativo de los asuntos». También advertía del peligro de que las disputas entre los dirigentes ya citados condujeran a una escisión. Aunque cuando él mismo disponía de todo el poder se había opuesto, en este momento se sumó a las peticiones de democratización y mayor transparencia en los órganos superiores del partido: entre otras medidas propuso ampliar, con nuevos miembros escogidos entre obreros y campesinos de los escalones inferiores del partido, el Comité Central y que este tuviese derecho a supervisar las reuniones del Politburó y acceso a su documentación.[233]

Lenin envió sus notas en forma de carta secreta al XII Congreso del partido, aunque Stalin consiguió, después de aplazarlo de marzo a abril de 1923, que allí solo se debatieran, y fueran rechazadas dada la situación de crisis, las propuestas sobre las nacionalidades y la organización interna.[303]

Muerte

Cartel soviético sobre la muerte de Vladímir Lenin.

En Gorki, Lenin experimentó una ligera recuperación: se desplazaba en la silla de ruedas, lograba ponerse en pie con ayuda de un bastón,[305]

La causa oficial que se dio sobre la muerte de Lenin fue arterioesclerosis o infarto cerebral, pero de los 27 médicos que lo trataron, solo ocho firmaron las conclusiones de la autopsia.[ cita requerida] De esta forma se dio pie para que surgieran otras teorías sobre la causa de su muerte, la más extendida de las cuales es que sufría sífilis, diagnóstico que apoya un estudio realizado por dos psiquiatras y un neurólogo publicado en The European Journal of Neurology en 2004.[306]

Documentos desclasificados tras la caída de la Unión Soviética, junto con las memorias de los médicos de Lenin, sugieren que fue tratado de sífilis ya en 1896. Estos documentos también sugieren que a Alekséi Ivánovich Abrikósov, el patólogo a cargo de la autopsia, se le ordenó probar que Lenin no murió de sífilis. Abrikósov no mencionó la sífilis en la autopsia, sin embargo, el daño vascular, la parálisis y otras incapacitaciones que citó eran típicas de la sífilis. Tras una segunda publicación del informe de la autopsia, ninguno de los órganos, arterias principales o áreas del cerebro usualmente afectadas por la sífilis eran citadas. En 1923, los doctores trataron a Lenin con arsénico, la única droga usada entonces de forma específica para tratar la sífilis, y con yoduro de potasio, que también era típico en el tratamiento de esta enfermedad, bastante extendida entre la población rusa de la época. También es cierto que no tenía las lesiones visibles en su cuerpo que acompañan a las últimas fases de la enfermedad. La mayor parte de los historiadores aún están de acuerdo en que la causa más probable de su muerte fue un infarto producido por la bala alojada en el cuello desde su intento de asesinato.[ cita requerida]

Trotski, por otra parte, en uno de sus libros plantea otra hipótesis sobre la muerte de Lenin, acusando a Stalin de ser su gestor. En esta tesis, Stalin habría envenenado a su viejo mentor por medio de Génrij Yagoda.[307]

Homenajes póstumos

Proyecto del mausoleo de Lenin de Fiódor Schéchtel

El culto a Lenin ya había empezado antes de su muerte, cuando la troika Stalin- Kámenev- Zinóviev buscaba legitimar su lucha por el poder presentándose como herederos del auténtico « leninismo», término que se utilizó por primera vez en 1923. Fue entonces cuando se recopilaron y reeditaron sus obras, con archivos, bibliotecas y museos dedicados a su figura y a su estudio; comenzaron a escribirse hagiografías mitificadoras, y cuando sus retratos, a veces enormes, se volvieron omnipresentes en edificios públicos, oficinas, fábricas y todo tipo de lugares.[308]

La ciudad de Petrogrado fue renombrada Leningrado en su honor; nombre que la ciudad conservó hasta la disolución de la Unión Soviética en 1991, cuando después de un plebiscito recobró el viejo nombre de la época imperial, San Petersburgo.

Aunque Lenin había expresado su deseo de ser enterrado en San Petersburgo junto a la tumba de su madre, fue Stalin quien impuso al Politburó su decisión de que el cuerpo de Lenin debía ser embalsamado, frente a la oposición de Bujarin, Kámenev y sobre todo Trotski, que lo consideró un anacronismo medieval. Aunque inicialmente se intentó la refrigeración, pronto quedó de manifiesto que no era suficiente y se tuvo que formar un comité de científicos, la «Comisión para la Inmortalización», para que encontraran la fórmula del fluido embalsamador que finalmente fue utilizado.[310]

Other Languages
Afrikaans: Wladimir Lenin
aragonés: Lenin
Ænglisc: Fladimir Lenin
مصرى: لينين
asturianu: Lenin
azərbaycanca: Vladimir Lenin
Boarisch: Lenin
žemaitėška: Lenėns
Bikol Central: Vladimir Lenin
беларуская (тарашкевіца)‎: Уладзімер Ленін
български: Владимир Ленин
བོད་ཡིག: ལེ་ཉིན།
বিষ্ণুপ্রিয়া মণিপুরী: লেনিন
brezhoneg: Vladimir Lenin
bosanski: Vladimir Lenjin
català: Lenin
Mìng-dĕ̤ng-ngṳ̄: Vladimir Lenin
کوردیی ناوەندی: ڤلادیمیر لێنین
corsu: Lenin
qırımtatarca: Vladimir Lenin
Zazaki: Lenin
dolnoserbski: Wladimir Iljič Lenin
emiliàn e rumagnòl: Vladimir Il'ič Lenin
Esperanto: Lenin
estremeñu: Vladimir Lenin
føroyskt: Vladimir Lenin
贛語: 列寧
Gàidhlig: Vladimir Lenin
galego: Lenin
गोंयची कोंकणी / Gõychi Konknni: V.Lenin
𐌲𐌿𐍄𐌹𐍃𐌺: 𐌻𐌴𐌽𐌴𐌹𐌽
ગુજરાતી: લેનિન
客家語/Hak-kâ-ngî: Vladimir Lenin
Fiji Hindi: Vladimir Lenin
hornjoserbsce: Wladimir Iljič Lenin
Kreyòl ayisyen: Lenine
interlingua: Vladimir Lenin
Bahasa Indonesia: Vladimir Lenin
italiano: Lenin
ᐃᓄᒃᑎᑐᑦ/inuktitut: ᐆᓛᑏᒫ ᓖᓃᓐ
la .lojban.: lenin
Basa Jawa: Vladimir Lenin
Qaraqalpaqsha: Vladimir Lenin
कॉशुर / کٲشُر: ولادِیمِیر لینٖن
Kurdî: Lenîn
kernowek: Vladimir Lenin
Ladino: Lenin
Lëtzebuergesch: Wladimir Iljitsch Lenin
Limburgs: Lenin
lietuvių: Leninas
मैथिली: लेनिन
Malagasy: Vladimir Lenin
Bahasa Melayu: Vladimir I. Lenin
Mirandés: Lenin
မြန်မာဘာသာ: လီနင်
مازِرونی: لنین
Plattdüütsch: Vladimir Il'ič Ul'janov
Nederlands: Vladimir Lenin
norsk nynorsk: Vladimir Lenin
norsk bokmål: Vladimir Lenin
Nouormand: Léninne
occitan: Lenin
Ирон: Ленин
Papiamentu: Vladimir Lenin
Piemontèis: Lenin
português: Lenin
Runa Simi: Lenin
русиньскый: Володимир Ленін
संस्कृतम्: व्लाडिमिर लेनिन
sicilianu: Vladimir Lenin
srpskohrvatski / српскохрватски: Vladimir Lenjin
Simple English: Vladimir Lenin
Soomaaliga: Faladimir Lenin
shqip: Lenini
српски / srpski: Владимир Лењин
Kiswahili: Vladimir Lenin
ślůnski: Władimir Leńin
తెలుగు: లెనిన్
Türkçe: Vladimir Lenin
татарча/tatarça: Владимир Ленин
oʻzbekcha/ўзбекча: Vladimir Lenin
Tiếng Việt: Vladimir Ilyich Lenin
吴语: 列寧
მარგალური: ვლადიმერ ლენინი
Yorùbá: Vladimir Lenin
Bân-lâm-gú: Lenin
粵語: 列寧