Lenguas uto-aztecas

Lenguas utoaztecas
Distribución geográfica América del Norte
Países Flag of the United States.svg  Estados Unidos
Bandera de México México
Bandera de El Salvador  El Salvador
Bandera de Nicaragua  Nicaragua
Hablantes ~1.985.000 (2009)[1]
Filiación genética Azteca-Tañoano (?)
Subdivisiones Grupo yuto (Norte)
Grupo sonorense (Sur)

Lenguas uto-aztecas.svg
Extensión

Véase también
Idioma - Familias - Clasificación de lenguas
[ editar datos en Wikidata]

Las lenguas uto-aztecas (también llamadas yutoaztecas o yutonahuas) forman una familia de lenguas amerindias ampliamente difundida por América del Norte, con aproximadamente un millón y medio de hablantes. Tiene su origen histórico en algún lugar situado hacia el suroeste de los Estados Unidos o el noroeste de México, y debe su gran difusión a importantes migraciones de sus hablantes hacia tierras mesoamericanas. De hecho la lengua principal del imperio mexica, el más importante de América del Norte antes de la llegada de los europeos, era el náhuatl, una lengua uto-azteca, motivo por el cual se le dio originalmente ese nombre a esta familia de lenguas.

Aunque la denominación tradicional uto-azteca ha sido criticada por varias razones (la palabra "uto" viene de "yūt(ā)", nombre de la nación Ute, y debería pronunciarse de forma que no se trastocara; "azteca" es un nombre equivocado para la lengua náhuatl), lo que ha generado la propuesta del nombre yuto-nahua, que sin embargo no ha obtenido aceptación general.

Clasificación

Existe constancia de la existencia de unas sesenta lenguas uto-aztecas,[3] de las que sobreviven actualmente algo más de veinte.

Clasificación interna

Con respecto a la clasificiación interna dentro de la familia yuto-azteca se distinguen dos grandes divisiones, una septentrional (grupo yuto o shoshoneana) y otra meridional (grupo sonorense o mexicano). Algunas de las lenguas meridionales se hablan en Mesoamérica y norte de México, mientras que las lenguas septentrionales se hablan en Estados Unidos. Esta familia completa se compone de ocho grupos, de los que cuatro conforman la división shoshoneana y otros cuatro la división sonorense. La antigua división nahua o aztecoide constituye un subgrupo de la división sonorense.

Arbol UA, versión 2.png

  1. Las lenguas principales de la división shoshoneana o yuta, habladas todas ellas en los Estados Unidos, son las siguientes:
    1. Subduvisión númica o shoshoni, (denominado antes shoshoni de la meseta [Plateau Shoshone]) y que comprende los siguientes grupos:
      1. Númico occidental, que incluye:
        1. Mono 3.000-4.000 hablantes (1925);[5]
        2. Paiute septentrional 1.000 (1980);[7]
      2. Númico central, que incluye:
        1. Shoshoni-goshiute 2.000 (1980);[8]
        2. Shoshoni panamint (koso, timbisha) 20 (1998)[9]
        3. Comanche 1.000 (1980);[10]
      3. Númico meridional, que incluye
        1. Paiute meridional (ute, chemehuevi)[12]
        2. Kawaiisu 5 (2005)[13]
    2. Tübatulabal
      1. Tübatulabal 6 (2000)[14]
    3. Subdivisión tákica o californiana meridional, que comprende los siguientes grupos:
      1. Serrano-Gabrieleño, que incluye:
        1. Serrano 1 (1994)[15]
        2. Kinatemuk †
        3. Gabrieleño-fernandeño †
      2. Cupano-luiseño
        1. Luiseño-juaneño 35-39 (2000)[16]
        2. Cahuilla 14 (1994)[17]
        3. Cupeño †
    4. Hopi, cuyo único sobreviviente es el:
      1. Hopi 5.000 (1980);[18]
  2. Las lenguas de la división sonorense o mexicana son las siguientes:
    1. Subdivisión pima-tepehuana, que incluye:
      1. Pápago 8.000 (1980);[19]
      2. Pima bajo 5.000 (1980);[20]
      3. Tepehuán meridional
        1. Sudeste 10.600 (2005)[21]
        2. Suroeste 8.700 (2005)[22]
      4. Tepehuán septentrional 6.200 (2005)[23]
      5. Zacateco[24]
      6. Tepecano
    2. Subdivisión taracahita que comprende los grupos:
      1. Tarahumara-guarijío, que comprende:
        1. Tarahumara 50.000 (1981);[27]
          1. Central 30.000-40.000 (1997);[29]
          2. Norte 300 (1994);[28]
          3. Sudeste desconocido[31]
          4. Suroeste 100 (1983);[28]
          5. Occidental 39.800 (1996);[28]
        2. Guarijío 2.000-3.000 (1997);[34]
      2. Cahita, que incluye:
        1. Mayo 40.000 (1995)[35]
        2. Yaqui 14.620 (2000)[36]
      3. Ópata-eudeve, que incluye lenguas extintas como el ópata, el eudeve (dohema, jova o heve). El ópata tiene 15 hablantes no nativos (1993).[37]
    3. Subivisión corachol o corana que incluye:
      1. Cora
        1. El Nayar 8.000 (1993)[38]
        2. Santa Teresa 7.000 (1993)[39]
      2. Huichol 20.000 (1990)[40]
      3. Guachichil[41]
    4. Subdivisión nahuatlano o nahuano contiene:
      1. Náhuatl 1.500.000 (2000)[43]
      2. Pipil 30.000 activos y 45.000 pasivos (1937);[46]
      3. Pochuteco

El proyecto comparativo ASJP que se basa en distancia de levenshtein de una lista de cognados clasifica automáticamente las lenguas en un árbol binario.[47] Para la familia utoazteca el árbol que proporciona (que no necesariamente se corresponde en todos los detalles con el árbol filogenético correcto) es el siguiente:


yuto

G. Númico





Tübatulabal



G. Tákico




Hopi




sonorense

G. Tepimano



Taracahita

Tarahumara-Guarijío



G. Cahita




G. Corachol





En particular el árbol anterior coloca aparte a la rama aztecoide (náhuatl-pochuteco) a pesar de que claramente esta rama parece más relacionada con el corachol que con las otras ramas, sin embargo, su vocabulario repleto de mesoamericanismos lo aleja de las otras ramas de la división sonorense.

Extensión geográfica

Extensión de las lenguas uto-aztecas septentrionales en Estados Unidos y México.
Extensión de las lenguas uto-aztecas meridionales Estados Unidos y México.
















Lenguas de probable parentesco uto-azteca

Hay algunas lenguas extintas de probablemente filicación utoazteca, cuya relación genética es más difícil de precisar debido a la escasez de datos. Dicha lista en orden alfabético sería la siguiente:[48]

Acaxee o Aiage
Caxcán
Baciora
Basopa
Batuc (dialecto Ópata?)
Cahuimeto o cahuameto
Chicorato
Chínipa
Coca
Colotlan
Conamito
Concho (dialectos: Chinarra, Chizo)
Conicari
Guisca o Coisca (Nahua?)
Guasave (dialectos: Compori, Ahome, Vacoregue, Achire)
Guazapar o Guasapar
Hio
Huite
Irritila
Jova, Jobal o Ova ( Ópata?)
Jumano o Humano
Lagunero (Irritila?)
Macoyahui
Meztitlaneca
Mocorito
Nacosura (dialecto ópata ?)
Nio
Ocoroni
Oguera o Ohuera
Sayulteco
Suma (= Jumano?)
Tahue
Tecuexe
Temori
Tecual
Tepahue
Tepaneco
Teul
Topia
Topiame
Tubar
Xixime o jijime
Zoe

Las lenguas macoyahui, conicari, tepehue, macoyahui y baciroa son probablemente cahita. Comanito y mocorito, también cahita, tal vez eran dialectos del tahue o del mayo. Esos dos grupos vivieron en la región montañosa alrededor del nacimiento del río Sinaloa. Chínipa, guasapar y probablemente témori eran tarahumaras, probablemente de la rama guarijío, siendo habladas en el nacimiento del río Mayo y el río Chínipas. Los témori vivieron al sur de esta región. La lengua conchi (concho) era probablemente taracahita y perteneció a un pueblo que vivió en los llanos de Chihuahua oriental, al este del ópata y el tarahumara. La lengua yumana o jumana (suma) de afiliación desconocida, era hablada en el norte del río Conchos junto al río Grande. Zoe, probablemente relacionada con el conamito, era hablada en una pequeña región cerca del actual Choix, Sinaloa.

Relaciones con otras familias

Se han hecho intentos de relacionar las lenguas uto-aztecas, con otras familas de lenguas, como por ejemplo con las lenguas kiowa-tañoanas. Se ha propuesto incluso una macrofamilia azteco-tañoana, pero la evidencia en favor de esto es todavía débil y lejos de ser concluyente.

Other Languages