Lenguas judías

Las lenguas judías son un conjunto de idiomas que se desarrollaron en varias comunidades judías, en Europa, Asia del oeste, y África del norte. Generalmente el curso del desarrollo de estos idiomas fue a través de la adición de palabras y frases hebreas , que expresaban conceptos y preocupaciones únicamente judíos, al idioma local vernáculo. Debido a la naturaleza insular de muchas comunidades judías, muchas lenguas judías conservaron el vocabulario y las estructuras lingüísticas después de que se hubieran perdido o cambiado las formas primitivas de la lengua de la cual descienden.

Historia

Los libros más viejos y atesorados de la gente judía han sido la Torá (El Pentateuco), que forma parte del Tanaj (es decir la biblia hebrea, dividida en tres: El Pentateuco, Los Profetas- Nevi'im y Los escritos- Ketuvim) escritos casi enteramente en hebreo y ampliamente utilizados por los judíos durante su historia. Los judíos estudiaron de forma entusiasta estos textos hebreos detallados, observaron los mandamientos formulados en ellos, basando sus rezos en ellos. Los judíos mantuvieron la creencia de que el hebreo era la “lengua” de Dios.

La inscripción hebrea más temprana, el Calendario de Gézer, fechado a partir del décimo siglo antes de Cristo; fue escrito en el alfabeto Paleo-Hebreo supuesto, que continuó siendo utilizado en la época del templo de Solomon hasta ser cambiado por el nuevo “deletreado asirio” (ktav ashurit) por Esdras el escriba que regresó del exilio babilónico. Durante este tiempo había también cambios en la lengua, cuando ella se convirtió en el hebreo de Mishná. Hasta entonces, la mayoría de los judíos habían hablado hebreo en Israel y Judea, sin embargo, tras la destrucción del Segundo templo, había cambiado ya al arameo coloquial, y el uso de un número significativo de términos en griego coloquial en la gran diáspora.

Así es que los judíos emigraron a diferentes países y cambiaron su idioma corriente por los idiomas locales, llegando así a hablar una gran variedad de los mismos. Durante las edades medias tempranas, el arameo era la lengua judía principal. El Tárgum y la mayor parte del Talmud se escribieron en idioma arameo; más adelante en las edades medias, la mayoría de la actividad literaria judía fue realizada en judeoárabe: árabe escrito en el Alfabeto hebreo.

Estos dialectos judíos llegaron a ser a menudo tan diferentes de los lenguas del país donde vivían que llegaron a constituir nuevos idiomas, típicamente con una influencia pasada del hebreo y arameo y de otras innovaciones dentro de la lengua. Así fueron formadas una variedad de idiomas específicas de la comunidad judía; quizás la más notable de éstas sea el yiddish en Europa y el judeoespañol, originario de Sefarad pero que se difundió alrededor del Maditerráneo debido a la expulsión de los judíos en 1492.

Los judíos en la diáspora tendieron a formar comunidades segregadas, en parte debido al ostracismo y a la persecución de las comunidades circundantes, y también a un deseo de mantener su propia cultura. Este factor sociológico contribuyó a la formación de los dialectos que se convirtieron y divergieron a menudo para formar idiomas separados.

Other Languages
aragonés: Luengas chodigas
العربية: لغات يهودية
brezhoneg: Yezhoù yuzev
français: Langues juives
日本語: ユダヤ諸語
한국어: 유대어
Bahasa Melayu: Bahasa-bahasa Yahudi
norsk bokmål: Jødiske språk
português: Línguas judaicas
srpskohrvatski / српскохрватски: Jevrejski jezici
Simple English: Jewish languages
slovenčina: Židovské jazyky
Türkçe: Yahudi dilleri
українська: Єврейські мови
中文: 猶太語言