Lenguas iberorromances

Lenguas iberorromances
Distribución geográfica Principalmente Hemisferio occidental
Países España, Portugal, Iberoamérica, EE. UU., Filipinas, algunos países de África y por la diáspora mundial.
Hablantes ~700 millones
Filiación genética

Indoeuropeo
   Itálico
     Romance

      Iberorromance

Lenguas iberorromance.png Lenguas Iberorromance.PNG

Véase también
Idioma - Familias - Clasificación de lenguas
[ editar datos en Wikidata]

Las lenguas iberorromances son un subgrupo de lenguas romances que posiblemente forman un subgrupo filogenético dentro de la familia romance. Las lenguas iberromances se desarrollan en territorios ocupados por los romanos hacia el año 415, es decir, la península ibérica, el sur de las Galias y el norte del Magreb y sus posteriores conquistas (la Suevia).

Lenguas consideradas universalmente dentro del grupo iberorromance son el galaico-portugués (y sus modernos descendientes), el asturleonés y el castellano. Algunos autores incluyen también el navarroaragonés y las lenguas occitanorromances. Todas estas lenguas forman un continuum geolectal con alta inteligibilidad entre lenguas adyacentes.

Clasificación general

Países del mundo donde se estudia español.      Países con el idioma español como oficial      Países con más de 1.000.000 de estudiantes      Países con más de 100.000 de estudiantes      Países con más de 20.000 de estudiantes
Distribución geográfica del portugués.
Dominio lingüístico asturleonés.
Dominio lingüístico del catalán.
     Idioma gallego      Idioma portugués
Idioma aragonés en color rojo.

Las lenguas iberorromances son una agrupación convencional de las lenguas romances, muchos autores usan el término en un sentido geográfico, aunque y no necesariamente filogenético. Filogenéticamente, existen discrepancias sobre si qué lenguas deben considerarse dentro del grupo iberorromance, ya que por ejemplo algunos autores consideran que las ibero-orientales, también llamadas occitano-románicas, podrían estar más estrechamente relacionadas con las lenguas del norte de Italia que con las lenguas ibéricas orientales (iberorromance nuclear). Y la posición del aragonés dentro de las lenguas romances de la península ibérica también ocasiona discrepancias.

Una agrupación geográfica convencional frecuente es la siguiente:

  • Lenguas iberorromances orientales (occitanorrománico y aragonés)
  • Lenguas iberorromances occidentales (iberorromance nuclear)
  • Mozárabe

En lo que sigue se usará el signo convencional † para las lenguas extintas.

Iberorromance occidental (nuclear)

El iberorromance occidental presenta un número de rasgos gramaticales y fonológicos definitorios que están ausentes en el llamado iberorromance oriental que a su vez presenta características comunes con el galorromance o el galoitaliano pero no presentes en las lenguas iberromances occidentales. Algunos autores consideran que las lenguas iberorromances abarcan sólo al grupo occidental y nuclear y que el llamado "iberorromace oriental" realmente constituye un grupo filogenético aparte con características intermedias entre el iberorromance y el galorromance.

Las lenguas iberrromances occidentales ( Grupo Ibero-Occidental) son:

Iberorromance oriental (occitanorromance)

Las lenguas iberromances orientales, también conocidas como occitanorromance, forman un grupo aparte y su inclusión dentro de las lenguas iberorromances es problemática, ya que es discutible si deben ser consideradas como más cercanas a las lenguas iberorromances occidentales, o a las lenguas galorromances o galoitalianas.

De acuerdo con Etnologue las lenguas iberorromances orientales ( Grupo Ibero-Oriental) son:

Iberorromance pirenaico-mozárabe

La clasificación de Etnologue incluye un grupo de lenguas romances de la península Ibérica dudoso, formado por el navarroaragonés y por el mozárabe: el Grupo Pirenaico-Mozárabe, aunque muchos especialistas consideran que dicha división no es un grupo válido, ni encuentran demasiados argumentos para postular una especial relación entre el aragonés y el mozárabe.

El grupo pirenaico-mozárabe se suele clasificar de varias maneras, y no existe un consenso global sobre su filiación. Las teorías más aceptadas son:

Variedades iberorromances de transición

Dada la gran cercanía que tienen las lenguas iberorromances por toda la península ibérica (y algunas áreas de América del sur), existen áreas donde se hablan lenguas mixtas o variedades lingüísticas de transición que presentan características mixtas a las de las lenguas iberorromances adyacentes. Estas lenguas mixtas son:

Variedades discutidas

  • El eonaviego o gallego-asturiano, fala del occidente de Asturias o gallego de Asturias (o simplemente fala para sus hablantes) es un conjunto de hablas (o falas) , cuyo dominio lingüístico se extiende, como su nombre indica, en la zona asturiana comprendida entre los ríos Eo y Navia, si bien su área de influencia abarca también zonas más orientales que el antes citado río Navia. SE discute su adscripción al grupo galaico-portugués o si se trata de un habla de transición. Este territorio se conoce como Tierras del Eo-Navia (un territorio que no coincide con la comarca del Eo-Navia).[3] Hay que indicar que su formación no atiende a los mismos cánones que el de otras lenguas mixtas o de transición, pues su origen es puramente gallego o, en todo caso galaicoportugués; y las semejanzas con el asturiano occidental se deben a causas políticas, sociales, fronterizas y geográficas. Por ello se debe incluir siempre el eonaviego dentro de la lengua gallega y del subgrupo galaico-portugués.

Criollos iberorromances

En muchas áreas de África y América, particularmente en zonas donde históricamente existió un importante tráfico de esclavos y por tanto contacto de hablantes de lenguas muy diversas, se desarrollaron pidgins como medio de intercambio, que dieron lugar a numerosas lenguas criollas de base española y portuguesa:

Árbol cladístico

El proyecto de comparación sistemática ASJP basado en la similaridad léxica medida como la distancia de levenshtein de una lista de cognados ha construido árboles cladísticos que dan una aproximación razonable al parentesco filogenético de numerosas familias. En el caso de las lenguas iberorromances mencionadas anteriormente, el árbol cladístico tiene la forma:[8]

     Portugués septetrional      Portugués central      Portugués litoral      Portugués meridional
     Gallego occidental      Gallego central      Gallego oriental       Gallego jalimés
      Mirandés       Leonés       Asturiano central       Asturiano oriental       Montañés       Alto-Extremeño
      Español septentrional       Español meridional
      Aragonés
      Valenciano       Catalán occidental       Catalán oriental       Catalán septentrional       Alguerés       Balear
      Gascón       Languedociano       Provenzal       Limosín       Auvernés       Vivaroalpino

oriental

occitano



valenciano



mallorquín



catalán



occidental


navarroaragonés



español



asturleonés



galaico-
portugués

gallego



portugués





Other Languages