Lenguas de la Unión Europea

Lenguas Oficiales
de la UE

Las lenguas de la Unión Europea son las lenguas oficiales de esa organización en las que están redactados sus Tratados y que se usan también como lenguas de trabajo. Las lenguas oficiales de la Unión Europea son veinticuatro, un número inferior al de Estados miembros, ya que varios de éstos comparten idiomas.

La política lingüística de la Unión Europea es animar a todos sus ciudadanos a ser capaces de hablar dos lenguas además de su lengua materna. Varios programas que la Unión Europea financian activamente promueven el estudio de lenguas, así como la diversidad lingüística; pero la Unión Europea ha limitado su influencia en esta área, puesto que cada Estado miembro es responsable de su sistema educativo.

Lenguas Oficiales de la Unión Europea

El número de Estados miembros sobrepasa el número de lenguas oficiales, esto se debe principalmente a que varias lenguas se hablan en más de un país. A modo de ejemplo, el neerlandés es oficial en los Países Bajos y Bélgica; el francés, en Francia, Bélgica y Luxemburgo; y el griego, en Grecia y Chipre. El alemán, por su parte, es oficial en Alemania, Austria, Luxemburgo y Bélgica. El inglés es oficial en el Reino Unido y mayoritario en Irlanda; y el sueco, en Suecia y Finlandia.

Además, también se debe a que no todas las lenguas oficiales han sido reconocidas como lenguas oficiales en la UE. Este es el caso del idioma luxemburgués, lengua oficial de Luxemburgo desde 1984 y al caso del turco, lengua nacional de Chipre.

Todas las lenguas oficiales de la UE son, asimismo, lenguas de trabajo. Los documentos que un Estado miembro o una persona sujeta a la jurisdicción de un Estado miembro envía a las instituciones de la Comunidad pueden estar escritos en cualquier lengua oficial de la UE. La respuesta será en la lengua en la que el documento fue enviado. Las regulaciones y otros documentos de importancia general, como el Diario Oficial de la Unión Europea, están escritos en todas las lenguas oficiales. Por ejemplo, durante la presidencia de Finlandia en 1999 y 2006 se publicaron textos en latín, en el boletín de noticias semanal. La legislación y los documentos de mayor importancia pública son redactados en las 23 lenguas oficiales, aunque esto sólo se da pocas veces.


El coste de mantener esta política multilingüística, esto es, las traducciones e interpretaciones, es de 1.123 millones de euros, lo que supone un 1% del presupuesto de la UE.[2]

Maltés

A pesar de que el maltés es un idioma oficial, el Consejo estableció un período transitorio de tres años, del 1 de mayo de 2004, durante el cual las instituciones no estaban obligados a redactar todos los actos en maltés.[4] Todos los nuevos actos de las instituciones debían ser aprobados y publicados en maltés desde el 30 de abril de 2007.

Irlandés

Cuando Irlanda se unió a la CEE (actual Unión Europea) en 1973, al irlandés se le concedió el estatus de "lengua del tratado". Esto significaba que la Tratado de la UE se refirmó en irlandés. El irlandés fue incluido también en dicho tratado, y todos los posteriores tratados de la UE como una auténtica lengua en los tratados.[6] También es posible dirigirse de forma escrita en irlandés a las instituciones de la UE.

Sin embargo, a pesar de ser el primer idioma oficial de la República de Irlanda y de haber sido catalogado como lengua minoritaria en la región de Irlanda del Norte, el irlandés no se hizo una lengua oficial de trabajo de la Unión Europea hasta el 01 de enero de 2007. En esa fecha un reglamento del Consejo Irlandés de la UE entró en vigor para hacerla una lengua oficial de trabajo.[10]

Con el nuevo reglamento se entiende que la legislación aprobada tanto por el Parlamento Europeo como por el Consejo de Ministros estipula que la traducción al irlandés, y la interpretación del irlandés estarán disponibles en las sesiones plenarias del Parlamento Europeo y en algunas reuniones del consejo. El costo de los servicios de traducción, interpretación, publicación y actos jurídicos implicados en la toma de la lengua oficial de Irlanda en la UE se estima en poco menos de 3,5 millones al año.[11] La excepción sería revisada después de cuatro años y posteriormente cada cinco años.

El irlandés es el único idioma oficial de la Unión que no es la lengua más hablada en ningún Estado miembro. De acuerdo con las cifras del censo de 2006 de Irlanda, hay 1,66 millones de personas con alguna capacidad de hablar irlandés en Irlanda, de una población total de 4,24 millones, aunque solo 538.500 irlandeses practican un uso diario (contando los que lo usan principalmente en el sistema educativo), y algo más de 72.000 el usan el irlandés diariamente fuera del sistema educativo.[12]

Actualmente con la incorporación de Croacia en 2013, los idiomas oficiales son 24.

Other Languages
Bahasa Melayu: Bahasa Kesatuan Eropah
norsk bokmål: Språk i EU
srpskohrvatski / српскохрватски: Jezici Evropske unije