Lejía

Bote de lejía.

La lejía (también conocido como cloro, límpido o lavandina) es el nombre utilizado para una variedad de sustancias que en disolución acuosa, son un fuerte oxidante, frecuentemente utilizada como desinfectante, como decolorante y en general como solvente de materia orgánica. El elemento cloro es la base para los blanqueadores más comúnmente utilizados, por ejemplo, la solución de hipoclorito de sodio.

Historia de los blanqueadores

El proceso de blanqueo se conoce desde hace miles de años,[1]

Louis Jacques Thénard produjo por primera vez peróxido de hidrógeno en 1818 por reacción del peróxido de bario con ácido nítrico.[5]

Ha sido sustituido por productos industriales, tales como el hidróxido de sodio, el carbonato de sodio y el bicarbonato de sodio.

Se utiliza generalmente como una mezcla de sodio y agua (en un 2 % al 2,5 % de hipoclorito de sodio) y se considera una solución acuosa.[6]

Actualmente se prefiere el uso del hipoclorito de sodio en lugar del gas cloro en el tratamiento de agua debido a las preocupaciones de seguridad de transporte y manipulación, lo que representa un mercado de importante expansión potencial.[7]

Other Languages
aragonés: Leixiva
العربية: تبييض
català: Lleixiu
Deutsch: Bleichen
Ελληνικά: Χλωρίνη
English: Bleach
فارسی: آب ژاول
galego: Lixivia
עברית: אקונומיקה
हिन्दी: विरंजन
Հայերեն: Սպիտակեցում
italiano: Decolorante
日本語: 漂白剤
한국어: 표백제
lietuvių: Baliklis
Nederlands: Bleekmiddel
polski: Wybielacz
português: Lixívia
русский: Отбеливание
sicilianu: Varicchina
Simple English: Bleach
svenska: Blekmedel
Türkçe: Çamaşır suyu
українська: Вибілювання
ייִדיש: בליטש
中文: 漂白劑
粵語: 漂白水