Legilimancia

La legilimancia o legeremancia (Legilimens en el original inglés) es, en el mundo fantástico de Harry Potter, y en palabras de Severus Snape, «entrar y saber hasta el más mínimo detalle del pensamiento de otras personas», no «leer la mente» como fallidamente interpreta Harry este concepto. Para practicarlo es muy importante establecer contacto visual con la persona a la cual se leerá el pensamiento; también es necesario formular el hechizo "Legeremens".

Se menciona por primera vez en Harry Potter y la Orden del Fénix, cuando Albus Dumbledore le explica a Harry el porqué debe practicar y desarrollar la oclumancia (la habilidad de ocultar los propios pensamientos).

Otro experto en legeremancia es el profesor Severus Snape, quien la utiliza varias veces para sacarle información a Harry, e incluso para enseñarle oclumancia.

La Oclumancia (Occlumency en la versión inglesa) es una rama oscura de la magia, consistente en cerrar la mente contra la Legeremancia. Se puede impedir el acceso a los pensamientos y a los sentimientos. La persona que domina este arte se le denomina oclumántico. La forma más básica, según Severus Snape, implica en vaciar la mente de cualquier tipo de pensamiento, con el fin de evitar que un Legeremántico perciba tus emociones y pensamientos. Se requiere una gran fuerza de voluntad, y un nivel alto de disciplina mental, similar a resistir al maleficio Imperius.

No forma parte de la enseñanza común en Hogwarts. Oclumánticos conocidos:

   Albus Dumbledore
   Bellatrix Lestrange
   Draco Malfoy
   Horace Slughorn
   Severus Snape
   Lord Voldemort
   Barty Crouch Jr. 

Pese a no controlar la legeremancia, Harry pudo leer los pensamientos de Snape mediante el hechizo "Protego".

Other Languages