Legión Cóndor

Legión Cóndor
Legion Condor
Bundesarchiv Bild 183-C0214-0007-013, Spanien, Flugzeug der Legion Condor.jpg
Un bombardero Heinkel He 111 de la Legión Cóndor en 1938.
Activa 1936-1939
País Bandera de Alemania nazi  Alemania nazi
Fidelidad Bandera del bando nacional 1936-1938.svg Bando sublevado
Bandera de España España Franquista
Rama Chef einer Luftflotte Version 1.svg Luftwaffe (Arma Aérea)
Balkenkreuz.svg Heer (Ejército)
Tipo Cuerpo expedicionario
Función Apoyo logístico y militar al bando sublevado
Tamaño • 16.000 efectivos
• 600 aviones • 6.500 infantes
Equipamiento Véase anexo
Disuelta 1939
Comandantes
Comandantes
notables
Hugo Sperrle ( 1936- 37)
Hellmuth Volkmann ( 1937- 38)
Wolfram von Richthofen ( 1938- 39)
Insignias
Estandartes Legion Condor Links.svg Legion Condor Rechts.svg
Escarapela
(alas y fuselaje)
Spanish Civil War nationalist roundel.svg Nationalist air force black roundel.svg
Distintivo de cola Spanish Air Force fin High-vis.svg
Cultura e historia
Marcha Bombenfliegermarsch
Condecoraciones Cruz española
Guerras y batallas
Guerra Civil Española:
Batalla de Madrid, Batalla de la Carretera de la Coruña, Batalla del Jarama, Bombardeo de Jaén, Ofensiva de Vizcaya, Bombardeo de Guernica, Batalla de Bilbao, Batalla de Brunete, Ofensiva de Asturias, Batalla de El Mazuco, Batalla de Teruel, Ofensiva de Aragón, Ofensiva del Levante, Batalla del Ebro, Ofensiva de Cataluña
[ editar datos en Wikidata]

La Legión Cóndor (en alemán: Legion Condor)[1] fue el nombre dado a la fuerza de intervención mayoritariamente aérea que el III Reich envió en ayuda de las fuerzas del general Franco para luchar en la Guerra Civil Española. Adolf Hitler, canciller alemán, a sugerencia del jefe de la Luftwaffe, Hermann Göring, y con la intención de probar el arma aérea alemana en una guerra convencional, ofreció a Franco de forma secreta apoyo aéreo para su ejército terrestre. Esta ayuda consistió en apoyo logístico, transporte de tropas, suministros, tropas, carros de combate (sobre todo Panzer I) y artillería, creándose la primera escuela de carros de combate, bajo el mando del coronel del ejército alemán Wilhelm von Thoma, en el Castillo de las Arguijuelas de Arriba en las cercanías de la ciudad de Cáceres.

La intervención alemana en la Guerra Civil permitió a Hitler mejorar la calidad de sus aparatos y reparar los defectos de su arma aérea, preparándola para la ofensiva mundial que Hitler estaba planeando. Un ataque normal podía consistir en un vuelo previo de toma fotográfica. A continuación los bombarderos (unos 80 Junkers y Heinkel alemanes en 1936) eran custodiados por cazas italianos y más aviones de captura fotográfica. La precisión de sus bombas era sorprendente y revela un estudio detallado de los objetivos. Con el tiempo, se demostró como una de las piezas elementales en la victoria de Franco.

Cruz de España categoría oro de la Legión Cóndor.

Antecedentes: La sublevación del 18 de julio

Cadetes del Bando Sublevado recibiendo instrucción por un oficial alemán de la Legión Cóndor.

El 18 de julio de 1936 estalló una rebelión militar en el Protectorado español de Marruecos, que acabaría degenerando en una auténtica Guerra Civil. Lo cierto es que tanto los sublevados como las fuerzas gubernamentales no eran lo suficientemente fuertes como para vencer al contrario, pero el problema de los sublevados en Marruecos era mucho más grave: La flota se había mantenido fiel al gobierno y controlaba las aguas del Estrecho de Gibraltar con lo que el paso a la península estaba cortado. Se necesitaba del empleo de aviones y el comandante del Ejército de África envió telegramas solicitando ayuda a los únicos líderes internacionales con posibilidad de que respondieran: Adolf Hitler y Benito Mussolini. El dictador italiano accedió al envío de una decena de aparatos de transporte y suministros militares, mientras que Hitler demoró su decisión hasta la intervención del entonces Ministro de Economía de Reich, Hermann Göring. En el Marruecos español se encontraba un importante hombre de negocios, Johannes Bernhardt, y sería él quién bajo sus influencias constituiría la figura en la sombra que tejía la ayuda alemana a Franco. Así, mediante la Operación fuegos mágicos (Unternehmen Feuerzauber) se dio comienzo a los preparativos para la aventura española, en la que el III Reich utilizaría España como un particular campo de tiro. El 24 de julio Bernhardt y Adolf Langenheim, el líder local del NSDAP en el Marruecos español, aterrizaron en el aeropuerto de Berlín-Tempelhof.[2] Rudolf Hess, secretario de Adolf Hitler, organizó una reunión con el Führer al día siguiente, en el Festival de Bayreuth, después de una actuación de Sigfrido de Richard Wagner.

En la noche del 25 al 26 de julio, en Bayreuth, tuvo lugar la conversación de Hitler con Langenheim y Bernhardt, quienes transmitieron la petición de Franco del envío de aviones de transporte, y finalmente se tomó la decisión fundamental de apoyar al general español. Estaban involucrados en la decisión (además de Hitler) el Ministro del Aire, Göring, y el Ministro de la Guerra, Von Blomberg, quienes también estaban presentes en Bayreuth.[3]

Motivaciones políticas para la intervención alemana

En los primeros momentos de la sublevación militar, Benito Mussolini había aprobado el envío de armas, equipo y pertrechos militares a los militares sublevados contra la República española, ayuda que más tarde aumentaría hasta el envío de un cuerpo de ejército bien equipado, el CTV. Hitler, aunque vaciló más en su decisión, al final lo hizo apoyando el envío de armas y suministros a Franco. Y es que, para Hitler existían una serie de hechos que le servirían en un futuro para su política expansionista y militarista:

  • La victoria de Franco representaría un tercer enemigo poco amistoso (tras Alemania e Italia) en las fronteras con Francia.
  • La tensión interna que venía existiendo en Francia entre las izquierdas y las derechas se vería exacerbada por una guerra civil en España, un motivo más de discusión entre ambos sectores. Y ello, podría servir en un debilitamiento de la posición común frente a Alemania.
  • La ayuda a los italianos en el conflicto español alejaría la posibilidad de que las democracias occidentales atacasen Italia (por miedo a una guerra con Alemania) y atraería aún más a Italia hacia el III Reich alemán.
  • Allá donde ganasen los militares sublevados a los republicanos, Hitler podría contar a posteriori con las ventajas de una España aliada para el momento de la inminente conflagración europea.
Other Languages
العربية: جيش الكندور
azərbaycanca: Kondor Legionu
български: Легион Кондор
brezhoneg: Lejion Condor
čeština: Legie Condor
Deutsch: Legion Condor
English: Condor Legion
Esperanto: Legio Condor
euskara: Kondor Legioa
français: Légion Condor
italiano: Legione Condor
한국어: 콘도르 군단
latviešu: Kondora leģions
Bahasa Melayu: Condor Legion
Nederlands: Legioen Condor
norsk bokmål: Legion Condor
português: Legião Condor
srpskohrvatski / српскохрватски: Legija Kondor
Simple English: Condor Legion
slovenčina: Légia Kondor
slovenščina: Legija Kondor
српски / srpski: Легија Кондор
Türkçe: Kondor Lejyonu
українська: Легіон Кондор
吴语: 灵鹫师
中文: 秃鹰军团