Lector in fabula

Lector in fabula
de Umberto Eco Ver y modificar los datos en Wikidata
GéneroEnsayo Ver y modificar los datos en Wikidata
Edición original en italiano
Título originalLector in fabula. La cooperazione interpretativa nei testi narrativi
EditorialBompiani
PaísItalia Ver y modificar los datos en Wikidata
Fecha de publicación
Edición traducida al español
TítuloLector in fabula. La cooperación interpretativa en el texto narrativo
Traducido porRicardo Pochtar
EditorialEditorial Lumen
PaísEspaña
Fecha de publicación1981

Lector in fabula. La cooperación interpretativa en el texto narrativo (1979), más conocido como Lector in fabula, es un ensayo del y escritor italiano Umberto Eco.

A partir de principios semióticos descritos previamente por el autor en La estructura ausente (1968) y Tratado de semiótica general (1975), Eco teorizó en Lector in fabula sobre la cooperación entre texto y lector en la narrativa y desarrolló una semiótica textual narrativa, un modelo de cooperación interpretativa para los textos narrativos.[2]

El texto literario, en particular el narrativo, había ocupado partes o capítulos de la reflexión semiótica de Eco en obras anteriores, como Obra abierta. Forma e indeterminación en las poéticas contemporáneas (1962), La estructura ausente. Introducción a la semiótica (1968), La forma del contenido (1971) y el Tratado de semiótica general (1975). También Apocalípticos e integrados (1964), aunque en el ámbito de la comunicación de masas, aludía la cuestión. En Lector in fabula, la apertura de los textos y la cooperación que suscitan con el lector se convierten en el eje vertebrador de su reflexión semiótica.[1]

El semiólogo español Manuel Sito Alba señala que, como en otros estudios, en Lector in fabula Eco se apoyó en las teorías de Charles Sanders Peirce para realizar un análisis semiótico de la cooperación textual. Considerando el hecho narrativo como un acto de comunicación, Eco plantea que el mensaje de esa comunicación, el texto literario, considerado semióticamente como signo, se dirige a un receptor, el lector; en la mente del lector, lo que se crea es un signo equivalente al emitido, o incluso más desarrollado (lo que Peirce llamaba signo interpretante). De ahí que, dado que el destinatario es quien actualiza el texto, su funcionalidad sea esencial, y deba ser contemplada por el emisor, el autor, al realizar su texto. El autor, así, debe prever en la confección del texto al lector; debe contemplar que los códigos del lector pueden ser diferentes a los propios. De ese modo, tanto el autor como el lector están presentes en la estrategia textual.[3]

Referencias

  1. a b Gómez, Francisco Vicente (marzo de 2002). «La construcción del lector: Lector in fabula. La cooperación interpretativa en el texto narrativo de Umberto Eco». Tonos digital Revista electrónica de estudios filológicos (3). Consultado el 11 de diciembre de 2010. 
  2. Eco, 1981, p. 18
  3. «Umberto Eco, de la semiótica a la novela». Cuadernos hispanoamericanos (472): 97-98. Consultado el 12 de diciembre de 2010. 
Other Languages