Le locataire

Le locataire, conocida en castellano como El inquilino (en Hispanoamérica) o como El quimérico inquilino (en España), es una película francesa de 1976, del género suspense/ misterio/ terror, dirigida por Roman Polański, protagonizada por Roman Polański, Isabelle Adjani, Melvyn Douglas, Jo Van Fleet, Bernard Fresson y Lila Kedrova. Está basada en la novela Le locataire chimérique (1964), de Roland Topor, estuvo en competición oficial en el Festival de Cannes de 1976.

Argumento

Trelkovsky, un empleado bancario comedido en París, alquila habitación amueblada al dueño de una casa de alquiler en el tercero piso. Se entera a la conserje de que la inquilina anterior, Simone Choule, se precipitaba por una ventana de la habitación. Al pasar por la clínica poco antes de la muerte, conoce a Stella, la amiga de Simone, que a Trelkovsky le cuenta muchas cosas de ella. Al despedirse, Simone comienza a chillar sin razón evidente.

El comportamiento de los nuevos vecinos de Trelkovsky es muy reservado y desconfiado. A cualquier moción de ello, golpean en su puerta para silenciarle. Pronto se amontonan denuncias anónimas a la conserje y la policía. Trelkovsky tiene fama de ser un nocturno y perturbador.

Su manera de experiencia psíquica cambe rápido. Se imagina que los vecinos piensen transformarle y dejarle morir al igual que Simone. El camarero le da las bebidas y cigarrillos de Simone, la conserje le manda el correo de ella y tras un robo en la habitación, se da cuenta de que le han quitado todo el suyo, pues en cambio dejado todas las cosas de la inquilina anterior en su sitio. Trelkovsky comienza a identificarse con Simone, ponéndose la ropa de ella y presumiendo que le traten así mismo. Sufre sueños febriles y desvaríos, descubre a personas observadores, oye golpes a la puerta y hiere a su mismo por la noche.

Al ser atropellado en la ciudad, cree los transeúntes acudientes por sus vecinos homicidas. A casa, rendiéndose al destino supuesto, se precipita por la ventana en los vestidos de Simone. Los vecinos se reunen cerca de ello. Todavía sintiéndolos como amenaza, vuelve a la habitación a pesar de heridas graves y se precipita por la ventana otra vez. Acaba en el mismo lugar que Simone.

En la escena final, que parece ser delirio, se repete la escena de la visita a Simone Choule en la clínica – pues esta vez desde el punto de vista de Simone Choule.

Other Languages