Leísmo de cortesía

Se define como leísmo de cortesía al uso en español de los pronombres le, les en vez de las formas lo, la, los, las para la segunda persona de cortesía del singular (usted), o segunda persona de cortesía en plural, segunda persona del plural (ustedes),[1]

Desarrollo lingüístico

Según nota la RAE, se desarrolló el leísmo de cortesía para poder distingüir entre participantes en el discurso (segunda persona) y participantes fuera del discurso (tercerca persona):[4] Es decir, el dativo se hace referencia al hecho de que el interlocutor es humano, al contrario del acusativo, lo cual normalmente indica un objeto.

Other Languages