Lazo de seguimiento de fase

Los lazos de seguimiento de fase, bucles de enganche de fase, o PLL (del inglés phase-locked loop) son dispositivos muy populares en electrónica desde la década de 1960. Se trata de un sistema en el que la frecuencia y la fase son realimentadas. También llamado: " Feedback"

Historia

La primera referencia histórica es de 1923, y versa sobre la sincronización automática de dos osciladores;[2] Su uso se vio restringido por décadas, debido a su complejidad y alto costo, a los ámbitos militares y de investigación científica, hasta que en la década de 1960 pudo integrarse en un solo chip toda la circuitería de un sistema PLL completo, con lo cual su empleo comenzó a hacerse cada vez más masivo; la NASA, por ejemplo, los aplicó para compensar las variaciones de frecuencia que sufrían las transmisiones desde sus satélites, debido a inestabilidades de los componentes y al efecto Doppler. Un circuito PLL se emplea en los televisores para sincronizar el barrido de las líneas horizontales con los pulsos de sincronismo de la estación emisora desde 1943; en los receptores actuales se emplean hasta dos lazos completos enganchados en fase, uno para la sincronía de la generación de la señal del barrido de líneas (VSync) y otro que engancha en fase y frecuencia a la etapa de salida horizontal (HSync).

Other Languages