Las armas secretas

Las armas secretas Ver y modificar los datos en Wikidata
de  Julio Cortázar Ver y modificar los datos en Wikidata
Género Cuento y colección de cuentos Ver y modificar los datos en Wikidata
Idioma Español Ver y modificar los datos en Wikidata
País Argentina
Fecha de publicación 1959 Ver y modificar los datos en Wikidata
Serie
Final del juego Las armas secretas Ver y modificar los datos en Wikidata Historias de cronopios y de famas
[ editar datos en Wikidata]

Las armas secretas es un libro de cuentos del escritor argentino Julio Cortázar (1914-1984), publicado en 1959.

Recopila cinco cuentos:

  • «Cartas de mamá»,
  • «Los buenos servicios»,
  • « El perseguidor» ―señalado como uno de los clásicos de Cortázar―,
  • «Las babas del diablo» ―cuento con superposición de planos y realidades―[3] y
  • «Las armas secretas»,[6]

[Es] un volumen con algunos de los más emblemáticos cuentos del escritor argentino, como «El perseguidor». [...] Este libro de apenas cinco relatos se convertirá con el tiempo, junto a Final del juego e Historias de cronopios y de famas, en uno de los títulos de referencia de la excelente y diversa narrativa cortazariana. Lo cierto es que los cinco cuentos de que consta son espléndidos y, por sí solo, el libro justificaría la fama de un escritor.

Artículo en el periódico El Mundo[1]

Contenido de tres de los cuentos

«Los buenos servicios»

Madame Francinet es una anciana viuda que vive alquilando una humilde habitación que paga con los esporádicos trabajos como sirvienta que consigue. Un día aparece Madame Rosay, una antigua clienta, y la contrata para que ayude durante una fiesta en su casa. El día en cuestión, Madame Francinet se presenta temprano y pronto descubre que el trabajo encargado es el de cuidar a los perros de la familia para que no molesten a los invitados.

Después de varias horas, Madame Francinet sale a la cocina a esperar que le den su paga y poder marcharse pero al parecer los pocos invitados que aún permanecían en la fiesta simplemente ignoran su presencia, al igual que los otros criados, que ni siquiera le ofrecen algo de beber. Luego de un rato se presenta Monsieur Bébé, un hombre joven, quien la invita a beber whisky y habla un rato con ella. Madame Francinet se siente por primera vez en toda la noche un poco importante, pero esto termina cuando los anfitriones la ven y le pagan su dinero para que se marche de una vez.

Un tiempo después Monsieur Rosay le ofrece diez mil francos a Madame Francinet para hacerse pasar por la madre de un hombre que había muerto y ella, sin darse realmente cuenta, termina aceptando. Cuando llegan al velorio, Madame Francinet se entera de que el hombre muerto era Monsieur Bébé y comienza a llorar sin necesidad de fingir. Al mismo tiempo, aparecen indicios de la homosexualidad de Bébé y de los aparentes conflictos que existían entre varios de sus amantes. La historia termina con Madame Francinet calmándose al ver al sacerdote entrar para acompañarlos al cementerio.

«El perseguidor»

Narra la historia de un magnífico músico saxofonista, basada en la vida de Charlie Parker. El protagonista, Johnny, es un ser mágico cuando tiene un saxo en las manos, pero su vida diaria tiene caracteres trágicos.

La historia comienza con Bruno, crítico de jazz, que recibe una llamada de Dedée, que vive con Johnny en un cuarto en un hotel. Cuando Bruno acude, se da cuenta de las malas condiciones en el que vive su compañero Johnny. De hecho, Bruno ha escrito un libro biográfico sobre Johnny, que ha vendido muchas copias.

Bruno conversa con Johnny, y éste le cuenta que ha perdido su saxo en el metro y no tiene dinero para comprar otro. Bruno saca un frasco de ron, que toman con café. Dedée habla sobre la condición de salud de Johnny, que tiene fiebre. Este le comenta de que no es necesario llamar al doctor; Bruno piensa en esa extraña obsesión que Johnny tiene con el tiempo: comienza a hablar del tiempo que pasa en el metro y acerca de cómo esto lo saca del tiempo y lo mete en otro. Dedée le dice a Bruno que Johnny tiene sed pero quiere decir que desea drogas.

En «El perseguidor», el músico de jazz Johnny Carter regresa de la muerte alucinando con gran cantidad de sonidos intraducibles. Según el periódico madrileño El Mundo «quizá se trate de la mejor recreación de [el mito de] Orfeo que se haya hecho en los tiempos actuales».[1]

Las armas secretas

El cuento inicia con un joven, Pierre, que espera a su novia en su apartamento. Luego de esperarla por mucho tiempo decide bajar al café que queda cerca de su casa, donde finalmente encuentra a su novia, Michèle. Pierre se pierde en sus pensamientos mientras Michèle habla con dos amigos que se habían reunido con ellos. Luego se marchan, mientras Pierre piensa que al fin podrán estar juntos, pues los padres de Michèle saldrían de viaje al día siguiente y podrían quedarse los dos solos en la casa de ella.

A lo largo del día Pierre se pierde totalmente en sus divagaciones, siempre imaginando la casa de Michèle con una bola de cristal en el pasamanos, y preguntándose por qué Michèle aún no ha permitido que tengan relaciones sexuales. Pasa toda la tarde y la noche en sus pensamientos y, sin darse realmente cuenta, de pronto se encuentra ya dirigiéndose con Michèle a su casa sin haber casi dormido en toda la noche.[7]

Cuando llegan, él nota que en realidad en el pasamanos no había una bola de cristal, aunque esa imagen se sigue pasando por su cabeza. Luego de un rato comienza a besarla, pero cuando ella intenta alejarlo, por un momento trata de forzar y violar a Michèle;[7]

Al final del cuento, Pierre regresa a la casa y entra a la habitación de Michèle, ella intenta gritar pero está atrapada, Pierre se le acerca lentamente mientras se retira las hojas secas de su cara y vuelve a violar a Michèle.[7]

Other Languages