Las últimas composiciones

Las últimas composiciones
Álbum de Violeta Parra
Publicación Noviembre de 1966
Grabación 1966
Género(s) Folclore chileno
Duración 39:37
Discográfica RCA Víctor
Productor(es) Violeta Parra
Cronología de Violeta Parra
La Carpa de La Reina
( 1966)
Las últimas composiciones Canciones reencontradas en París
( 1971)
[ editar datos en Wikidata]

Las últimas composiciones es el último álbum grabado y editado por la folclorista y música chilena Violeta Parra, lanzado a través del sello RCA Víctor en noviembre de 1966. Contiene la mayoría de sus canciones clásicas, incluyendo « Gracias a la vida», «Run Run se fue pa'l Norte» y «Volver a los 17».

En abril de 2008, la edición chilena de la revista Rolling Stone situó al álbum como el mejor disco chileno de todos los tiempos.[1]

Historia

A fines de 1966, Violeta Parra, de regreso en Chile luego de una larga estadía en Europa, y a cargo de la carpa de La Reina, en Santiago, decide grabar un LP con sus canciones compuestas más recientemente. Lo edita junto a la discográfica RCA Víctor, fuera de la empresa discográfica que había editado sus discos anteriores, EMI Odeón Chilena. En la época, el título hace referencia a las últimas canciones que Violeta había escrito: cuatro meses después de su edición, cambia completamente de significado, ya que la artista se suicidó, haciendo que éste sea, de hecho, el último de sus álbumes editados en vida de la artista.

La desilusión que le causó la ruptura sentimental con el músico y antropólogo suizo Gilbert Favre, el desdén de las instituciones nacionales, la ausencia de público a la carpa de La Reina y otras razones tenían a la artista en estado de depresión. Había intentado quitarse la vida antes de febrero de 1967. Para algunos críticos, buena parte de estas desilusiones se reflejan en los temas «Run Run se fue pa'l Norte», «Maldigo del alto cielo», «Rin del angelito» y « Gracias a la vida». Otro de los temas destacados en esta grabación es «Mazúrquica modérnica», canción escrita con palabras improvisadas, en respuesta a su inquietud social mostrada en discos anteriores; «Volver a los 17» y «Cantores que reflexionan», que fue un tema para estimular a los nuevos cantantes a incluir temas sociales en sus obras.

En un día del año 1965, Violeta Parra interpretó "Gracias a la vida" en una audición privada que hizo para Rubén Nouzeilles, gerente de la filial chilena de Industrias Eléctricas y Musicales Odeón. La impresión que el tema causó en el empresario, hizo que éste pensara que Parra atravesaba una crisis, de la cual había que salvarla. [6]

En 1996, el ingeniero eléctrico y empresario chileno Pedro Valdebenito, dueño de la empresa Duplicassette Limitada S.A. adquirió las cintas maestras que bajo el sello de RCA Victor editó la Industria De Radio y Televisión, S.A. [8]

Other Languages