Laraquete

Laraquete
Comuna
Chile.bahía-de-arauco.png
Ubicación de Laraquete
Coordenadas 37°10′00″S 73°11′00″O / 37°10′00″S 73°11′00″O / -73.18333333
Entidad Comuna
 • País Chile
 • Región Biobío
 • Circunscripción XII - Biobío Costa
Población (2002)  
 • Total 4,605 hab.
Huso horario UTC−3
[ editar datos en Wikidata]

Laraquete ( mapudungún: Barbilla abultada), es una localidad chilena ubicada a 20 km al norte de la ciudad de Arauco, en el acceso norte a la Provincia de Arauco, VIII Región. Su población es de 4.605 habitantes.[1]

Historia

Los hallazgos arqueológicos dan cuenta de un poblamiento de la zona de Laraquete desde hace unos 3000 años. Al llegar allí los mapuche, se asentaron a lo largo de toda esa zona costera, dando origen al pueblo de los lafkenche. La primera expedición de españoles llegó en 1550, al mando de Juan Pastene. Las comunidades mapuche se resistieron fuertemente a la invasión, dando paso a sucesivas batallas que se prolongaron por más de dos siglos.[2]​ Varias leyendas locales y explicaciones míticas sobre el significado de las piedras cruces aluden a los caídos en la Guerra de Arauco.

En 1554 tuvo lugar la primera gran victoria del pueblo mapuche en la batalla de Marihueñu. Una división al mando de Francisco Villagrán, quien había sido recientemente designado en Valdivia Gobernador de Chile y se había autodenominado General en Jefe, partió desde Concepción el 20 de febrero dispuesto a castigar a los indígenas que resistían al mando de Lautaro la invasión de los castellanos en su terrotorio. Tras dos días de marcha por terreno complejo, llegó con sus hombres al fértil valle de Andalicán (probablemente lo que hoy se denomina Colcura) y para su sorpresa, constataron que el lugar había sido abandonado por sus habitantes, en su mayoría indígenas que hasta ese momento no participaban del levantamiento. Las casas y plantaciones desiertas hicieron sospechar a al maestre Reinoso que los indios planeaban alguna trampa o emboscada, de modo que mandó a destruir implacablemente casas y sembrados. Aunque, por su parte hubiese preferido mayor cautela — Reinoso era un hábil estratega y experimentado combatiente de los indios — Villagra ajeno a toda idea de peligro, ordenó continuar la marcha, de modo que al tercer día arribaron a la zona de Marihueñu y Laraquete. Allí fueron sorprendidos por los indígenas que se habían concentrado allí por miles (según Barros Arana, pueden haber sido entre 4000 y 5000). Mientras los españoles dormían, los indígenas habían construido sigilosamente empalizadas que los rodeaban completamente. En el momento en que los castellanos se deciden a retirarse, lo que se produce es una fuga desesperada y caótica al ver cerradas todas las salidas, desorden que provoca aún más bajas. La derrota de los españoles es absoluta.[4]

El asedio posterior de los españoles fue desplazando más al sur los escenarios de la Guerra de Arauco. En Laraquete se construyó un fuerte español (en San Lupercio), donde se estableció más tarde un grupo de misioneros jesuítas.[2]

Laraquete.-—Aldea del departamento de Arauco situada en la ribera sur del riachuelo de su nombre cerca de su boca. Es de una población de 520 habitantes, y tiene correo, telégrafo y una estación del ferrocarril, que va por la villa de Carampangue á las minas de carbón de Maquegua, á 25 kilómetros de Lota que deja á la parte norte.

Más adelante, en los siglos XVII y XVIII, se constituyeron en el territorio las primeras haciendas de los colonos españoles, (el primer registro de propiedad que consta en Laraquete es del año 1730).[2]

La localidad vuelve a ocupar un lugar protagónico en el transcurso de la Guerra de la Independencia. La historiografía recoge aquí un suceso bélico denominado la «Guerra a Muerte», donde españoles y criollos se enfrentan de manera terminal. El desenlace tuvo lugar finalmente en 1824, con un episodio denominado la «Sorpresa de Laraquete», uno de los combates finales del general Freire contra los realistas, que resultó decisivo para la derrota definitiva de los últimos.[2]

Embarcadero de carbón en Laraquete. Ilustración publicada en The Illustrated London News el 17 de agosto de 1889

A fines del siglo XIX apenas se instaura la paz, es la explotación del carbón de Maquehua, Peumo, Colico y Quilachanquin la actividad económica principal que acaba dando sentido y forma definitiva al asentamiento humano en Laraquete como aldea y puerto de embarque.[2]

Catástrofes

La ocurrencia de sismos de gran magnitud y tsunamigénicos es relativamente frecuente en toda la Región del Biobío. Dos de estos eventos se cuentan entre los cinco más destructivos de toda la historia humana: los terremotos de 1960 y de 2010.[5]

En 2015 un incendio forestal de grandes proporciones que se mantuvo activo por casi una semana, consummiendo más de 2000 hectáreas de plantaciones de bosque en Laraquete. Una gran parte del área afectada se trataba de terrenos de la empresa Forestal Arauco. A partir del quinto día, la acción coordinada de brigadistas de esta empresa, bomberos y personal de la CONAF lograron mantener alejado el fuego de la zona poblada de Laraquete, gracias a que afortunadamente cambió la dirección del viento.[7]

Other Languages
English: Laraquete